jueves, 31 de octubre de 2019

HALLOWEEN - Un Día Aterrador Para Las Mascotas

Hoy es Halloween, 31 de Octubre, la Sociedad Protectora de los Animales y los Refugios para los Animales de Compañía ofrecen a los dueños de las mascotas de los Estados Unidos algunos consejos de seguridad para garantizar este Halloween.

Según la National Retail Federation, 170 millones de personas planean celebrar Halloween este año. Con tantas familias que participan en las festividades de Halloween, es importante aprovechar esta oportunidad para hablar acerca de la seguridad del animal doméstico.

Con cada celebración humana hay oportunidades de lapsos en la seguridad de unidad familiar que causa accidentes horrorosos o fugas diabólicas.

Los extraños parando cerca de casa o del animal con disfraces macabros pueden causar mucha ansiedad, mientras que las fiestas ofrecen un acceso a grandes cantidades de comida y de dulces. Aunque solamente los cerditos y los perros, y un cierto animal de dos patas, parecen estar en mayor riesgo de excederse, vale la pena considerar algunas maneras de cerrar las puertas y proteger a las mascotas del percance.

Los disfraces dan miedo a los animales domésticos, ya sean usados por las personas familiares, extraños, o incluso los propios animales domésticos. La Federación Nacional de Minoristas encontró que más del 15% de la gente está pensando en vestir a sus animales este Halloween.

Si no puedes soportar el no disfrazar a tu perro fuera del vestuario de la familia, asegúrese de evitar los disfraces para las mascotas que incluyen sombreros, máscaras, o zapatos. La Asociación de Veterinarios recuerda a los propietarios de no dejar solas a las mascotas disfrazadas y desatendidas.


La mayoría de las personas son conscientes de que el chocolate es venenoso para los perros, pero los caramelos y otros dulces que contienen el ingrediente de xilitol, se encuentran comúnmente en los chicles y las pastillas de menta, también puede suponer un riesgo para la salud de su mascota.

A menudo, en la emoción y el caos de la noche de Halloween, estas delicias peligrosas pueden dejarse al alcance de las curiosas narices caninas. Al igual que con todos los alimentos humanos debe asegurarse de que su dulce se coloca fuera del alcance de su mascota.

Los perros no son los únicos animales conocidos por meter sus narices y bocas en lo que no le pertenece. Debido a su naturaleza curiosa, los gatos no pueden evitar sentirse atraídos por las bengalas y joyería de fantasía brillante. Aunque no suele ser mortal, masticar una bengala como un juguete puede dar lugar a dolor en la boca y la irritación, y conducir a un babeo excesivo y formación de espuma.

Los servicios de emergencia veterinaria le sugiere que intente lavar la mayor cantidad de la sustancia química fuera de la piel como sea posible, ya que la auto-limpieza del gato puede contribuirle a una mayor intoxicación. Si se deja cerca de su alcance la bisutería barata, también puede convertirse en un gran peligro de asfixia para los perros y los gatos.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)
Contacto: psicolmascot@gmail.com

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Etologo Canino)


Mi perro tiene miedo a los fuegos artificiales

Cómo mantener a su perro tranquilo y seguro con los fuegos artificiales.


Cada año, cuando se celebran fiestas con fuegos artificiales, los refugios para animales se llenan de perros que se han alejado de su casa después de haber sido asustados por los estallidos de los fuegos artificiales. Los perros aterrorizados pueden correr kilómetros, tratando de escapar del ruido.

Los perros no entienden de que se trata el ruido y de donde viene, pueden asustarse con mucha facilidad. Además, en su audiencia son mucho más sensibles que con ustedes, por lo que los ruidos fuertes pueden tener un impacto aún mayor en sus perros.

Hemos elaborado un programa con una lista de control útil para los dueños de los perros para reducir las posibilidades de que sus perros se escapen durante las fiestas ruidosas con fuegos artificiales. Eche un vistazo a los siguientes consejos:

-Mantenga a su perro seguro dentro de la casa, en la habitación más silenciosa de su casa, dentro de su jaula o transportín cubierto con una manta gruesa, mientras estén los fuegos artificiales y no se terminen.

-Si su perro está normalmente se mantiene fuera de la casa, debe llevarlo dentro de la casa o ponerlos en un garaje o en el sótano, dentro de su jaula o transportín cubierto con una manta gruesa, mientras que no se terminen los fuegos artificiales.


-Asegúrese de que su perro tiene al menos dos formas de identificación. Esto puede ser una licencia para los perros y la etiqueta personalizada, una licencia y un microchip, o los tres (licencia, placa, y el microchip). Los perros con microchip tienen una probabilidad mucho mayor de ser devueltos a sus propietarios.

-No asuma por completo de que su perro no va a reaccionar con los fuegos artificiales sólo porque usted no ha tenido problemas en el pasado. A veces los perros se vuelven mas sensibles a los ruidos fuertes a medida que aumenta su edad, o en el futuro.

-Si su perro se pierde, verifique personalmente en todos los refugios locales, las protectoras y vuelva con frecuencia. Puede tardar algún tiempo antes de que su perro asustado sea llevado a los refugios o protectoras.

Si su perro es uno de los que se asusta con los fuegos artificiales o no lo es pero esta pasando de los tres años, puede ponerse en contacto con nosotros y realizar un curso de ayuda con los ruidos fuertes, cohetes, disparos, etc... y de como mantener tranquilo y seguro a su perro. Son tres días de duración y garantizado de éxito.

Se completará el curso de como ayudar a las personas que buscan sus perros perdidos. Muchos perros perdidos se pueden encontrar, pero se necesita tiempo. Demasiadas familias los abandonan antes de tiempo, y con el tiempo sus perros terminan en un refugio de animales y luego al poco tiempo son adoptados. Si solo quere ser asesorado, tambien puede ponerse en contacto con nosotros.


Copyright © Por: Erik Farina, Etólogo Canino y Adiestrador Profesional


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Contacto: psicolmascot@gmail.com