martes, 31 de enero de 2012

¿Es importante cuidar la alimentación en los perros con artrosis?


La alimentación es un capítulo fundamental en la progresión de diversas enfermedades en los animales y la artrosis no es una excepción.
Existen en el mercado alimentos comerciales especialmente formulados para perros con artrosis que contienen, entre otras, sustancias que actúan como condroprotectores (glucosamina, condroitín sulfato, extracto de Mejillón verde de Nueva Zelanda), así como vitaminas, antioxidantes, minerales y otros nutrientes que ayudarán a controlar el peso de su perro, a la vez que le proporcionarán los componentes necesarios para un buen mantenimiento de sus articulaciones. Pero recuerde que nadie mejor que su veterinario le ayudará a elegir el más idóneo para su perro.
Atención especial requieren aquellos perros con artrosis que padecen sobrepeso (la mayoría de los perros con artrosis tienen sobrepeso u obesidad, bien como causa primaria del problema o bien como consecuencia, por la pérdida de movilidad y de la capacidad de hacer ejercicio de la mascota). La pérdida de peso reduce considerablemente el sufrimiento de las articulaciones y permite una enorme mejoría de los síntomas asociados a la artrosis canina. De hecho en algunos perros simplemente corrigiendo el peso corporal desaparece el dolor y se consigue la normalidad clínica.
Su veterinario instaurará el plan de control de peso más adecuado para su perro en función de su raza, edad y estado fisiológico; aun así he aquí algunos consejos prácticos:
Aliméntele siempre y exclusivamente con un pienso hipocalórico.
El ejercicio suave y regular, siempre que su veterinario se lo prescriba, ayudará a su perro a controlar el peso, además de tonificar su musculatura (las articulaciones inestables tienden a desarrollar cambios artrósicos más rápidamente) y mantener más móviles y sanas sus articulaciones.
Si su perro está a dieta no le ofrezca comida ni premios que le engorden. Involucre en ello a su familia y a todo aquel que, temporal o continuamente, esté al cuidado de su mascota.
Acuda a las citas de revisión con su veterinario. Las revisiones periódicas y la modificación del plan de alimentación, en función de las mejorías que vayamos obteniendo, son fundamentales para alcanzar el éxito. Observar la pérdida progresiva de peso y la mejoría que conlleva para su perro serán el mejor de sus alicientes.

Recuerde que una alimentación sana, equilibrada y acorde con el estado y condición de su perro son claves en la evolución de la artrosis. Que su perro recupere la vitalidad depende en gran medida de los esfuerzos que usted haga por él.
Artrosis Canina

Pirena 2012 Andres a un paso de su cuarta Pirena


31/02/2012
Pirena se despidió esta mañana de Baqueira Beret con una etapa de 25km para los trineos y de 12 para los skijorers y con una nueva victoria en la categoría reina para el alemán Tom Andres (Pirineus Catalunya/HappyDog), que sigue sin encontrar rival en esta edición. Andres completó el recorrido en poco más de una hora, arañando dos minutos más a Íker Ozcoidi (Ternua/Canun) en la general, con lo que tiene prácticamente asegurada la que sería su cuarta Pirena. Completó el podio, de nuevo, el alemán Ullrich Kuhn, que mantiene la octava posición en la provisional. El vasco Itoitz Armendáriz (Grandvalira/Ternua) marcó una excelente sexta posición en la etapa en el Pla de Beret y ya es quinto en la general, superando a la suiza Monika Frauchiger (Botita Ropur Non-Stop).

En la categoría de trineos con perros nórdicos, triunfo contundente para la alemana Tamara Schlemmer (Baqueira Beret), que salió con un tiro de 10 perros y consiguió reducir en 16 minutos la ventaja que le llevaba en la general Lázaro Martínez (Prullans.net). Martínez optó por un tiro de ocho perros pero tuvo algunos problemas en carrera que le hicieron perder mucho tiempo. A pesar de ello, el catalán mantiene el liderato de su categoría, con 5 minutos de ventaja sobre Schlemmer. Segundo fue ayer el cántabro Jesús Martínez (Advance). Destacar también el abandono del alemán Torsten Pelz (Ara Lleida), que ha decidido dejar la carrera ya que sus perros no estaban en las mejores condiciones para correr.

Finalmente, entre los skijorers, nuevo triunfo para el checo Jiri Suchy (La Molina), que sigue con su progresión ascendente en esta Pirena. Superó al líder, Pavel Porubsky (Baqueira Beret) y a la también checa Václava Kurirková (Pirineus Catalunya). Víctor Carrasco (Andorra/Tuga Active Wear) sigue siendo el mejor español de la categoría. Hoy ha sido noveno y se mantiene noveno de la general.

Mañana, duodécima etapa en la estación andorrana de Soldeu-El Tarter. Una nocturna en que sólo toman parte los trineos y que es una de las etapas más exigentes de Pirena. La salida será a las 18:30 horas.

Todo sobre el ladrido

A nuestro perro ladrando lo amamos y lo odiamos. Amamos el sentimiento cuando nuestro perro nos avisa si hay alguien en la puerta, y amamos el sentimiento que conseguimos cuando vemos que nuestros perros corren y juegan mientras cantan en voz alta la última melodía de música pop vía varios ladridos. Sin embargo, la mayor parte de nosotros no nos gusta el ladrido que no es deseado, y esto puede ser una fuente principal de la tensión y cabreo para aquellos que viven cerca de sus habitaciones.
El ladrido es el modo de su perro para comunicarse. Mientras la mayor parte de nosotros sienten que tenemos un mango en lo que nuestros perros nos dicen, puede ser a veces difícil descifrar. Uno de mis perros ladra cuando es feliz, cuando el ve a una ardilla o cuando el juega. Uno de mis perros ladra sólo cuando los demás comienzan el coro como una alarma, cuando él ladra, siempre voy a comprobar la situación. Él nunca da una falsa alarma. ¿Cómo decidimos cuando es bastante? Quizás esto depende de la circunstancia, o quizás esto depende de nuestro humor. A veces permitimos que nuestros perros ladren en la puerta porque esto no nos molesta en aquel momento, y a veces arremetemos contra ellos cuando hacen el mismo comportamiento. Muchos clientes me dicen que ellos no hacen caso de los ladridos, pero después ellos quieren que su perro se pare. El problema es que si usted no para su perro después del número asignado de ladridos, su perro no tendrá ni idea como seguir el plan. Usted tiene que decidir el número de ladridos, y luego interrumpir a su perro después de que alcance ese número. Pienso que este plan sería casi imposible para la mayor parte de personas.

En el jardín o en el patio

La consecuencia es la llave a la contención del ladrido. Haga un plan y aténgase a ello. Si su perro sigue ladrando fuera, tráigale dentro inmediatamente. Mientras esto suena raro, esto parará la acción y mostrará al perro que el ladrido no será tolerado. Para algunos perros, necesitara hacerlo bastantes veces y así ellos aprenderán pronto que si ellos ladran, la diversión y el juego al aire libre se terminará.
Para otros, ladrar en el exterior significa que ellos quieren volver dentro. Aquellos perros necesitan una buena dirección. Usted tiene que dedicarle un tiempo limitado para ir a jugar al jardín o patio. Déle un juguete que le guste mucho solamente en ese momento de dejarlo fuera, así relacionara ese jugote con la salida, ayúdale a entender de que es bueno para el. Tiene que dejarlo entrar antes de que arme alboroto y empiece a ladrar. Al principio serán tiempos cortos y poco a poco irán aumentando. Una vez de que vea que con el ladrido no le abre la puerta, pero si está en silencio si que puede entrar, usted podrá ir aumentando el tiempo que el debe esperar.
Por supuesto, el jardín o el patio de atrás no debería ser usado como su ejercicio. Su perro debería ser la parte de la familia, que incluye el tiempo dentro con usted, y paseos enérgicos o tiempo de parque diariamente.

En la puerta

La alarma de ladrar en la puerta puede ser uno de los rasgos más molestos, y es el que a muchos de nuestros clientes tienen como numero uno en su lista de cosas de trabajar con sus perros. Usted puede pensar que con un ( NO ) agudo va a parar a su perro de que corra hacia la puerta cuando tiene una visita, y saludarlos, pero ese no es el mejor plan a largo plazo. Con un gran grito sol paras a un perro de hacer algo en el momento.
El problema es que cuando el comportamiento empieza a intensificarse, serán mas repetidos los gritos y mas nervioso estará usted y el perro empezara con repetidos ladridos. Esto no es ninguna diversión para una persona que quiere estar tranquilo en casa. Delimite una zona donde tiene que estar su perro, esto puede ser cerca de la puerta o en el salón. Al principio que el perro pueda decidir que lugar le gusta mas al azar. Poco a poco el perro se dirigirá a aquella zona, esperando a que alguien entre y pase por su lado. Una vez que el empiece a hacerlo el solo, usted podrá relacionárselo con una orden o un refuerzo de premio. Empiece con alguien tocando al timbre o golpeando a la puerta. Tan pronto usted escuche el timbre, le da la orden de ir a su lugar. Debería repetirlo muchas veces el tocar el timbre y llevarlo a su lugar. Una vez que el entienda la idea de el timbre, el ira a su lugar y comenzara hacerle una señal y usted ya no tiene que darle la orden, el le esperará y recibirá al invitado.
Usted puede comenzar a retrasar la visita, para aumentar la cantidad de tiempo que él tiene que quedarse en su lugar. Esto le ayudará a entender que si él espera allí bastante tiempo, algo sabroso debería venir en su camino. Con el tiempo si no tiene visitas usted refuércele con premios de vez en cuando en ese lugar.

Para llamar la atención

El ladrido para llamar la atención es otra molestia grande. El mejor modo de erradicar esto, es no prestar atención a su perro cuando él es insistente. Vuélvale la espalda y déjele ladrar lejos. No pasará mucho tiempo de que el se dé cuenta que con el ladrido no hay juego.
Usted tiene que asegurarse de prestarle atención y jugar con el y darle muchas caricias cuando este no ladra, y no esperar a que ladre.
Esto puede ser difícil, cuando él entienda para siempre, que ladrando no juega con usted. Su insistencia será tentativa, pero dejará de hacerlo. La relación de que el esté tranquilo y el resultado sea jugar con el o caricias, será la derrota de el y la victoria de usted. Si usted no le hace caso, el se ira hacia sus pies a recibir caricias.
Acuérdese de dejar a su perro disfrutar un poco del ladrido cuando él juega con otros perros. El oír a su perro ladrar de alegría, traerá una sonrisa a nuestra cara, y nos recordará de porque amamos a nuestros perros.