domingo, 25 de octubre de 2020

Los Perros en la Fiesta de Halloween


 


Cómo actuar con su perro en la fiesta de Halloween


La fiesta de Halloween ya está a la vuelta de la esquina, tenemos que proteger a nuestro perro de los niños disfrazados, de los fuegos artificiales, los petardos, de las visitas al hogar y sobre todo de los dulces, que no tenga acceso a las gominolas, pasteles, tartas etc..


Aunque Halloween es muy divertido para los niños, los perros pueden estar en más alerta, por la nueva actividad y los trajes de disfraces. Muchos perros se sienten los guardianes de sus hogares y pueden sentirse amenazados si los extraños entran en su área, con ruidos, movimientos bruscos y una vestimenta que nunca ha visto.


Si usted está preocupado en estas situaciones de cómo puede actuar su perro, o si le entrará una alta ansiedad, es necesario ser muy sensible con ellos en estos momentos, y hacer los preparativos antes de Halloween, para mantener tranquilo a su perro y relajado, evitando su estrés, que podría escaparse o incluso morder a un niño.


Para poder pasar un buen día de Halloween, sin tener que arrepentirse de nada, debe evitar que su perro tenga acceso a los dulces y no pueda comer ninguno, evitara tener que ir de urgencias al veterinario, no le deje cerca, ni las gominolas, pasteles, tarta, chocolate, bombones, etc..


El cacao en el chocolate puede ser tóxico para los perros. Cuanto más oscuro sea el chocolate, más mortal puede ser. Además, los perros pequeños son más propensos a ser afectados por la ingestión de una pequeña cantidad de chocolate que los perros más grandes.


Los caramelos de chocolate no son los únicos dulces que son potencialmente peligrosos. Algunos animales domésticos consumirán en su conjunto dulces, incluyendo la envoltura de caramelo, que puede causar una obstrucción intestinal. También, el xilitol, un edulcorante artificial utilizado en muchos chicles de mascar y productos de panadería, se ha demostrado que es venenoso para los perros. Además, las pasas, una golosina saludable común para los niños en Halloween, puede ser tóxico para los perros y gatos.




Si tiene miedo de que su mascota ha ingerido dulces o cualquier otro alimento potencialmente peligrosos, llame a su veterinario de emergencia inmediatamente. Una respuesta rápida puede salvar la vida de su perro.


Las decoraciones de Halloween, como las velas, las luces de colores, o las serpentinas, no van bien para su perro. Su perro puede tocar algo una y posiblemente provocar un incendio o sufrir quemaduras.. Asegúrese de que están colocadas donde su perro no pueda acceder a ellas.


Su perro debe estar en una zona segura, donde el se sienta tranquilo y protegido, donde no le pueda afectar los ruidos de los fuegos artificiales, la música demasiado alta y ruidosa, el jaleo de niños gritando y sobre todo que le trataran diferentemente. También evitaría que ande comiendo todo lo que cae al suelo y así evitar tener que regañarle.


Debe preparar una habitación con su cama y sus juguetes, si tiene un transportín, puede cubrirlo con una manta gruesa para ayudarle a amortiguar los ruidos, y así el perro se puede meter como si fuera una cueva y sentirse más seguro y tranquilo. Debe dejarle juguetes interactivos con golosinas, para que se entretenga y distraiga. Si usted esta haciendo la fiesta en casa, debe ir a verlo cada media hora, para ver su estado y que esté bien y tranquilo, y si necesita salir para hacer sus necesidades, sacarlo.


Si usted quiere poner un disfraz de Halloween en su perro, asegúrese de que el traje no le obstruye la visión, la respiración o el movimiento de su perro. Además, puede ser una buena idea enseñarle a poner el traje a su perro unos días o semanas antes de Halloween, para que no se asuste en un concurrido día tan inusual. Nunca deje a su mascota sola aunque lleve un traje.


Para pasear con su perro en la fiesta y reunirse con más perros disfrazados, asegúrese de tenerlo bien educado en obediencia y socializado, con su microchip y un indentificador en el collar. Debe tenerlo acostumbrado a los ruidos y fuegos artificiales cuando le saca a pasear o a jugar al parque. Haga que sea una situación positiva y divertida para su perro, y no lo deje solo en ningún momento y menos perderlo de vista.


Si necesita más consejos o que le ayudemos en una educación para este tipo de fiestas, o si necesita una clase de como se debe vestir a un perro sin que se ponga nervioso y le provoque una ansiedad. Puede escribirnos a nuestro correo psicolmascot@gmail.com y nos pondremos en contacto con usted y visitarlo en su domicilio.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 




viernes, 23 de octubre de 2020

Erik Farina Psicolmascot – Etólogo Canino- Psicología Canina Psicolmascot.


 


Erik Farina Psicolmascot – Etólogo Canino- Psicología Canina Psicolmascot. 


Todo el mundo sabe que el perro es el mejor amigo de los humanos. Más esto no es suficiente, hay que conocer al perro, hay que educarlo, hay que cuidarlo y adiestrarlo. Y todo esto sólo puede hacerse con cariño y amor utilizando la psicología canina. 


Hay que atenderle en sus necesidades, hay que alimentarle de acuerdo con su conformación digestiva particular, y tenemos que conocer sus manías y sus afanes. Hemos de aprender a querer y cuidar a los perro, porque son nuestros mejores amigos, y como tal hay que tratarlos y amarlos, e incluso respetarlos. 


Mi nombre es Erik Farina, soy Etólogo Canino, llevo 30 años en el mundo del perro y 28 como profesional especializado en el comportamiento y en la educación del perro. Por mis manos han pasado más de 13000 perros, estudiados, evaluados y educados, participando en estudios científicos a nivel internacional con diferentes profesionales en el comportamiento de los perros, universidades y grandes etólogos. 


Desde Psicolmascot mi escuela y fundación, trato de ayudar a los perros que tienen problemas de trastornos en las protectoras de perros maltratados y abandonados, también ayudo a los propietarios de perros a conocer y comprender mejor a su perro, para poder darle una educación más adecuada, amable y dulce, utilizando la Psicología Canina


Si usted tiene algún problema con su perro, dudas, o acabas de obtener un nuevo cachorro, no dudes en escribirme a mi e-mail: psicolmascot@gmail.com y enseguida me pondré en contacto con usted. www.psicolmascot.com


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 


sábado, 17 de octubre de 2020

El Gato domestico.. de donde viene


 

Los antepasados del perro doméstico data de más de 30.000 años, pero el antepasado del gato doméstico sobre 9.500 años, esta claro que el perro quiere ser el mejor amigo del humano, pero los gatos no tanto.... ¿De donde vienen los gatos?


Un antepasado parecido a una pantera de la familia de los gatos apareció por primera vez en el sudeste asiático, hace unos 10,8 millones de años. Antes del uso de estudios de ADN en gatos, era difícil rastrear la historia de la familia Felidae, porque los fósiles felinos son raros y difíciles de diferenciar.


En 1997, Warren E. Johnson y Stephen J. O'Brien realizaron análisis de ADN de 37 especies de gatos vivos, lo que les permitió dividir a los gatos de hoy en 8 linajes.


Los grandes felinos rugientes (leones, leopardos, jaguares, tigres) fueron los primeros en ramificarse, hace unos 6,4 millones de años. El antepasado de los gatos domésticos modernos fue el último en aparecer, hace unos 3,4 millones de años. Una pequeña especie de gato montés fue domesticada por primera vez en el Cercano Oriente hace 8.000 a 10.000 años.


A medida que el nivel del mar subía y bajaba, los gatos migraron a nuevos continentes y desarrollaron nuevas especies. Se estima que los gatos emigraron a América del Norte desde Asia a través del puente terrestre de Bering que conecta Siberia y Alaska hace unos 9 millones de años. 


Más tarde, varios linajes de gatos estadounidenses regresaron a Asia. Con cada migración, los gatos evolucionaron más y se transformaron en una variedad cada vez mayor de tamaños y tipos de felinos. Basado en el ADN y la evidencia fósil, el equipo de Johnnson-O'Brien pudo demostrar una serie de al menos 10 migraciones intercontinentales de gatos durante los últimos 10 millones de años, en las que los gatos pudieron colonizar el mundo.


Los fósiles son instantáneas útiles del pasado, pero una secuencia genómica es una máquina del tiempo, lo que permite a los científicos repasar la historia evolutiva. La secuencia inicial del gato doméstico se completó en 2007, pero este estudio reciente comparó los genomas del gato doméstico y el gato montés (Felis silvestris) y arroja nueva luz sobre los últimos 10.000 años de adaptaciones felinas.


Los gatos domésticos no son solo gatos monteses que toleran a los humanos a cambio de comidas regulares. Tienen cráneos más pequeños en relación con sus cuerpos en comparación con los gatos monteses, y se sabe que se congregan en colonias. Pero en comparación con los perros, los gatos tienen un rango de variación más estrecho en tamaño y forma.


Los gatos domésticos tienen excelentes habilidades de caza, como sus ancestros salvajes. Esto también apoya la noción de que los gatos son solo semidomesticados.


La comparación de los genomas del gato montés y del gato doméstico aportó mucho a lo que sabíamos. Los dos genomas serían muy similares, pero el estudio encontró un conjunto específico de diferencias en los genes involucrados en el desarrollo neuronal. Esta adaptación cerebral puede explicar por qué los gatos domésticos son dóciles.


Los científicos han observado durante mucho tiempo que las especies domesticadas exhiben un conjunto de rasgos sorprendentemente similares, desde orejas caídas hasta cerebros más pequeños, que los de sus ancestros salvajes. La domesticación puede seleccionar algunos rasgos similares codificados por cambios genéticos, pero estos pueden producir lo que suponemos son efectos secundarios.


Una vez que vivieron entre nosotros, los gatos no necesitaban pensar tanto para mantenerse con vida; tampoco necesitaron mandíbulas tan grandes después de que comenzamos a alimentarlos con nuestros desechos procesados. De ahí cráneos más pequeños. La misma dinámica se aplica a los perros: los lobos vencen a los perros en las pruebas generales de inteligencia.





Al examinar los patrones en los genomas de nuestros animales, hemos confirmado que los mismos conjuntos de genes parecen ser el objetivo una y otra vez en la evolución. Ya había dicho Charles Darwin, que los animales domésticos en particular han aportado conocimientos sobre la evolución porque sabemos a qué tipo de presiones de selección estaban sujetos. Después de todo, eran a nosotros a quienes se estaban adaptando principalmente.


Lo que nos lleva al genoma de un animal domesticado crítico: nosotros, los humanos. El zoólogo Konrad Z. Lorenz, ganador del Premio Nobel, sugirió una vez que los humanos estaban sujetos a la misma dinámica de domesticación. El tamaño de nuestro cerebro y cuerpo alcanzó su punto máximo durante el final de la última edad de hielo y disminuyó con la expansión de la agricultura.


En lugar de estudiar detenidamente el escaso registro fósil, podemos estudiar patrones de variación en decenas de miles de individuos vivos. La genómica ahora proporciona evidencia de que los seres humanos han estado sujetos a una gran cantidad de selección natural durante los últimos 10.000 años. Un hermoso ejemplo son los antepasados ​​de la absorción por parte de los tibetanos de pequeñas porciones del genoma de antiguos parientes humanos adaptados para vivir a gran altura.


Nuestra flexibilidad cultural y nuestra creatividad desde el final de la era del hielo no han liberado a los humanos de las fuerzas evolutivas, sino que han abierto caminos nuevos y sorprendentes. Pensar en la domesticación como un proceso evolutivo que ocurre a través de la selección "artificial" crea una falsa dicotomía de crianza y naturaleza que juega con una presunción de excepcionalismo humano. De hecho, la idea de que estamos separados de la naturaleza, que es nuestra para domesticar y explotar, es un enfoque anticuado.


Una interpretación más útil es que durante los últimos 10,000 años, los humanos crearon su propio ecosistema. Formamos parte de un proceso natural que alteró el paisaje. En ese sentido, podemos pensar en el gato doméstico como una respuesta ecológica a la aparición de parásitos (roedores atraídos por los graneros del Neolítico temprano). Las mismas fuerzas que reformaron los genomas de nuestros domesticados también reformaron los nuestros.


Ya no deambulábamos en pequeñas bandas que subsistían de la caza y las plantas sin procesar, nos establecimos en aldeas, cosechando las mismas cosechas año tras año. Durante milenios, los campesinos se alimentaron de lo que hoy podríamos llamar papilla, de varios tipos. Nuestros dientes se hicieron más pequeños; de hecho, tanto los perros como los humanos muestran evidencia de adaptación a dietas con almidón.


Así como el pelaje de nuestros mamíferos domesticados, liberados de la restricción de la necesidad de desvanecerse en el paisaje, se convirtió en un tumulto de colores diversos, la pigmentación humana comenzó a cambiar y muchas poblaciones se volvieron de piel clara . Con una existencia cara a cara, los humanos y sus animales comenzaron a compartir enfermedades, remodelando la inmunidad de poblaciones enteras, pero dejando a aquellos que no experimentaron esta coevolución intactos y vulnerables. Posiblemente, algunos patógenos incubados en gatos, como el Toxoplasma gondii , pueden incluso alterar el comportamiento humano .


Muchos de nosotros concebimos nuestra relación con nuestras mascotas como análoga a la que existe entre padres e hijos. Pero la historia natural cuenta una historia más pragmática. Los gatos surgieron en el contexto de profundos cambios ecológicos en el paisaje posterior a la era glacial forjado por los humanos.


Fuimos los autores de esos cambios, pero en el proceso de contar esa historia, nos convertimos en protagonistas dentro de ella. Uno de los pasos esenciales para conocernos a nosotros mismos y ver hacia dónde vamos es mirar a nuestro alrededor y tomar nota de cómo hemos remodelado a los que están más cerca de nosotros, y ellos a nosotros. Referencias: Lennox y Khan


Por: Erik Farina (Etólogo Cognitivo)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

jueves, 15 de octubre de 2020

Las Mejores Fotografías de la Naturaleza 2020

 

The Embrace, de Sergey Gorshkov, se llevó el gran título del Wildlife Photographer of the Year 2020 del Natural History Museum



Como todos los años por estas fechas, estoy esperando el resultado del uno de los concursos de fotografía sobre la naturaleza más importantes del mundo, el Wildlife Photographer of the Year, que durante 56 años lo organiza el Natural History Museum de Londres. Yo como Etólogo, estudioso del comportamiento de los animales en su medio ambiente, en plena naturaleza, considero este como el mejor concurso del mundo, con envidia sana, admiro todas las fotos de estas personas, de como son capaces de inmortalizar esa experiencia que están viviendo en ese momento, observando a un animal o simplemente la naturaleza en su esplendor.



Tengo que reconocer, que no soy muy ducho con las cámaras fotográficas, y menos todavía de ser capaz de sacar una buena foto a un animal o a la naturaleza, por eso este concurso me apasiona tanto, normalmente me subiría a una avión como todos los años, e iría a Londres al Museo a ver la exposición, pero este año con el COVID19, esta maldita pandemia que estamos pasando, me priva este año de poder realizar una de las pasiones que tengo que es admirar las fotos de este concurso, y de paso visitar el Natural History Museum de Londres, me tocará ir el año que viene para ver la de este año. A partir de mañana Viernes 16 de Octubre, se expondrán los ganadores de Wildlife Photographer of the Year 2020 hasta el 6 de Junio del 2021, la imagen del fotógrafo Sergey Gorshkov gana el gran título de este año 2020 con una imagen etérea de un Tigre Siberiano que marca un abeto retorcido en el Lejano Oriente ruso.



La imagen ganadora que encabeza este artículo, titulada The Embrace, muestra el momento íntimo en que un tigre siberiano en peligro de extinción abraza un antiguo abeto de Manchuria para marcarlo con su aroma. El fotógrafo ruso Sergey Gorshkov tardó más de 11 meses en capturar con cámaras con sensor de movimiento. The Embrace fue la fotografía ganadora en la categoría Animals in their Environment y ganadora absoluta de la competición. Foto del Tigre: Sergey Gorshkov.




El zorro que consiguió el ganso de Liina Heikkinen ganó el premio al Joven Fotógrafo del Año 2020




El premio ganador en la categoría Joven Fotógrafo del Año de 15 a 17 años, ha sido otorgado a Liina Heikkinen por su dramática imagen de un joven Zorro rojo (Vulpes vulpes) defendiendo ferozmente los restos de un ganso de sus cinco hermanos rivales en la naturaleza de Finlandia. Fotografía: Liina Heikkinen.



Ganador - de 11 a 14 años: Mean Mouthful de Sam Sloss, Italia / EE. UU.


Durante unas vacaciones de buceo en el norte de Sulawesi, Indonesia, Sam se detuvo para observar el comportamiento de un grupo de peces payaso alrededor de su casa, una magnífica anémona. Cuando descargó las fotos en su casa vio pequeños ojos asomando por su boca del pez payaso. Era un ejemplar de Cymothoa exigua, un isópodo parásito que nada a través de las branquias y se adhiere a la base de la lengua de estos peces alimentándose de su sangre. Fotografía: Sam Sloss




Ganador - Comportamiento, invertebrados: historia de dos avispas por Frank Deschandol, Francia



Este notable encuadre simultáneo de una avispa de arena de bandas rojas (izquierda) y una avispa cucú, a punto de entrar en los nidos de al lado en Normandía, Francia. Aunque estas dos especies no interactúan con regularidad, Deschandol capturó una composición perfectamente equilibrada gracias a las trayectorias de vuelo fortuitas de los insectos hacia sus nidos. Frank Deschandol.




Ganador -Animal Portrait: The Pose de Mogens Trolle, Dinamarca


Un joven mono narigudo ladea levemente la cabeza y cierra los ojos. Los inesperados párpados azul pálido ahora complementan su cabello castaño rojizo inmaculadamente peinado. Posa durante unos segundos como si estuviera meditando. Él es un visitante salvaje de la estación de alimentación en Labuk Bay Proboscis Monkey Sanctuary en Sabah, Borneo - 'el personaje más relajado', dice Trolle, 'bastante diferente a todo lo que he visto en otro mono' - nos conecta, él esperanzas, con un compañero primate. Fotografía: Mogens Trolle.




Ganador de menos de 10 años. Equilibrio perfecto por Andrés Luis Dominguez Blanco, España



En primavera, los prados cerca de la casa de Andrés en Ubrique, en Andalucía, España, están llenos de flores, como estas arvejas sulla perfumadas. Un día al atardecer, observó de cerca a este macho Tabardilla (Saxicola). A menudo aterrizaba en las ramas o en la copa de pequeños arbustos, pero esta vez se posaba sobre el tallo de una flor, que comenzó a doblarse bajo su delicado peso. La charla mantuvo un perfecto equilibrio y Andrés enmarcó su perfecta composición. Fotografía: Andrés Luis Dominguez Blanco.




Ganador - Comportamiento, mamíferos: When mother says run por Shanyuan Li, China



Esta rara imagen de una familia de Gatos de Pallas, o manuls (Otocolobus manul), en las remotas estepas de la meseta de Qinghai-Tibet en el noroeste de China es el resultado de seis años de trabajo a gran altura. Estos pequeños felinos son normalmente solitarios, difíciles de encontrar y en su mayoría activos al amanecer y al anochecer. Fotografía: Shanyuan Li.



Ganador - Comportamiento, anfibios y reptiles: la vida en equilibrio por Jaime Culebras, España



Una rana de cristal Manduriacu (Nymphargus manduriacu) se alimenta de una araña en las estribaciones de los Andes, en el noroeste de Ecuador. Después de una caminata de cuatro horas bajo la lluvia, Culebras se emocionó al ver una pequeña rana aferrada a una rama, con los ojos como mosaicos relucientes. Esta es la primera imagen de esta especie recién descubierta alimentándose. Fotografía: Jaime Culebras.




Ganador - Comportamiento, Aves: Great Crested Sunrise de José Luis Ruiz Jiménez, España



Tras varias horas sumergido hasta el pecho en el agua de una laguna cercana a Brozas, en el oeste de España, Jiménez capturó este momento íntimo de una gran familia de Somormujos (Podiceps cristatus). Su cámara flotaba en una plataforma en forma de U debajo de la pequeña tienda camuflada que también ocultaba su cabeza. Fotografía: Jose Luis Ruiz Jiménez.




Ganador - Under Water: The golden moment de Songda Cai, China



En la categoría de fotos submarinas, el ganador ha sido Songda Cai por “El momento dorado”. Una paralarva de calamar de lomo de diamante diminuto revolotea en la oscuridad, cuando es atrapada por el rayo de luz, coloreada en oro brillante. La foto fue tomada lejos de la costa de Anilao, en Filipinas. Fotografía: Songda Cai




Ganador - Portfolio Award: The last bite de Ripan Biswas, India



Estos dos depredadores feroces no se encuentran a menudo. El escarabajo tigre gigante de los ríos persigue a sus presas en el suelo, mientras que las hormigas tejedoras permanecen principalmente en los árboles, pero si se encuentran, ambas deben tener cuidado. "El escarabajo seguía tirando de la pata de la hormiga", dice Biswas, "tratando de librarse del agarre de la hormiga, pero no pudo alcanzar su cabeza". Fotografía: Ripan Biswas.




Ganadora Eleonora's Gift categoría: Rising Star Portfolio por Alberto Fantoni Italia




En los escarpados acantilados de una isla de Cerdeña, un halcón de Eleonora macho lleva la comida a su pareja. Se trata de un pequeño migrante, probablemente una alondra arrebatada del cielo mientras volaba sobre el Mediterráneo. Estos halcones de tamaño mediano eligen reproducirse en acantilados e islas pequeñas a lo largo de la costa mediterránea a finales del verano para coincidir con la migración otoñal masiva de las aves pequeñas que cruzan el mar en su camino hacia África. Los machos cazan a grandes altitudes, a menudo lejos de la costa. Alberto observaba desde un escondite en la isla de San Pietro, desde donde podía fotografiar a los adultos en la cima de un acantilado. Fotografía Alberto Fantoni.




Ganador - Premio a la historia del fotoperiodista de vida silvestre: Negocios en la trastienda de Paul Hilton, Reino Unido / Australia



Un joven macaco de cola de cerdo (Macaca nemestrina) se exhibe encadenado a una jaula de madera en el mercado de aves de Bali, Indonesia. Son primates enérgicos y sociales que viven en grandes tropas en los bosques de todo el sudeste asiático. A medida que los bosques se destruyen, atacan cada vez más los cultivos agrícolas y son fusilados como plagas. Luego, los bebés son vendidos a una vida de confinamiento solitario como mascota, a un zoológico o para investigación biomédica. Fotografía Paul Hilton.




Ganador Urban Wildlife. Watching you watching them por Alex Badyaev, Russia/USA



El Mosquero cordillerano (Empidonax occidentalis) está disminuyendo en América del Norte a medida que el clima cambiante provoca la reducción de hábitats a lo largo de sus rutas migratorias. En Rocky Mountain Front de Montana, anida en grietas y en los estantes de los cañones. Pero un par eligió esta cabina de investigación en su lugar. Para no molestar a los pájaros, Badyaev escondió su cámara detrás de un trozo de corteza en un árbol apoyado contra la cabaña. Dirigió un flash hacia el tronco del arbol (para que la escena se iluminara por reflejo) y accionó la configuración de forma remota desde la cabina. Fotografía: Alex Badyaev.



Ganador Earth’s Environments: Etna’s river of fire por Luciano Gaudenzio, Italy




Desde un gran corte en el flanco sur del Monte Etna, la lava fluye dentro de un enorme túnel de lava, resurgiendo más abajo en la ladera como un río rojo incandescente, velado por gases volcánicos. Gaudenzio describió el respiradero como "una herida abierta en la piel rugosa y arrugada de un enorme dinosaurio". Fotografía Luciano Gaudenzio.




Exposición del 16 Octubre 2020 al 6 Junio 2021



Bueno tengo que decir que la inspiración de escribir este artículo me la dieron una niña y un niño los hermanos Sofía Pérez y Jorge Pérez, dos niños muy apasionados de los animales, donde veo que tienen un futuro muy prometedor cuando sean adultos en el mundo de la veterinaria o biología. Espero que puedan visitar esta magnífica exposición Wildlife Photographer of the Year 2020 en el Natural History Museum de Londres, a la que recomiendo que todos los padres que puedan ir a verla con sus hijos, donde podrán visualizar en fotografías la magnitud de lo maravillosa que es la naturaleza y sus animales, también hacer una ruta por el museo. Podéis pinchar en las palabras en negrita, para que os enlace en las entradas de la exposición o en el Museo.



Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 



martes, 13 de octubre de 2020

La Depresión y La Ansiedad en los Perros durante el COVID19

Erik Farina Eólogo Canino Psicolmascot

 

Hola mi nombre es Erik Farina, soy etólogo cognitivo especialista en comportamiento canino desde el año 1992, actualmente estoy tratando casos de trastornos en las protectoras de animales en Madrid. Mi especialidad es delicada, porque la mente de un perro, que no puede hablar para contarnos su problema, requiere de tener los conocimientos para abordar su problema y resolverlo. Por eso con un proyecto de Psicolmascot, visito las protectoras, asociaciones y fundaciones de rescate animal, para ayudarles en la rehabilitación de los perros maltratados y que puedan ser adoptados en un nuevo hogar con cariño y amor.

 

Actualmente, estamos pasando uno de los peores años de nuestra vida, con este coronavirus COVID-19, esta claro que a los humanos nos está afectando en todo, y a la economía, y eso repercute en nuestras queridas mascotas, principalmente en el perro, que es la especie animal mas cerca y unida a nosotros cognitivamente. Independientemente de que sea un perro adoptado o de raza adquirido de cachorro, con el confinamiento que pasamos, los cambios de humor de los propietarios, cierre y aperturas de parques que son sus zonas de juego y relación canina donde pueden comunicarse entre ellos y liberar su estrés, con estos aislamientos del estado de España, ahora si esta zona está confinada y ahora no está confinada la zona, todo esto en conjunto, esta afectando cognitivamente en nuestros perros, y eso quiere decir, que le está afectando en su salud.

 

Muchos propietarios de perros tienen dudas acerca de si un perro puede tener depresión o si puede tener ansiedad. Con el COVID-19 la moda de la ansiedad por separación en las redes sociales, videos tutoriales en internet, clases en directo por video en redes sociales y los webinar, todo esto hace que les parezca más claro a los propietarios que sea ansiedad por separación, recurriendo a personas para tratarla sin estar cualificadas, o adiestradores sin tener una titulación para tratar una patología, o a Google, o simplemente de boca de amigos, y lo peor de todo que muchos adiestradores lo hacen vía telefónica, o por webcam, sin tener contacto con el perro, ver el hogar y conocer como es el propietario para poder ver la convivencia en el hogar y en el paseo y zona de juego, o si su perro presenta un problema orgánico, alguna patología interior. Muchos propietarios de los perros tienen claro, o más bien piensan que su perro tiene ansiedad. Pero la diferencia entre la ansiedad y la depresión es donde les entra las dudas. 

 

Los perros si que tienen depresión y si que tienen ansiedad, el problema es que no pueden hablar para contarnos su estado o problema. Esta situación es debida, casi sin lugar a dudas, a que con cierta frecuencia aparecen síntomas depresivos en perros con problemas de angustia o síntomas de angustia en los cuadros depresivos. Esto significa que los síntomas de estos dos procesos se encuentran solapados y por lo tanto atribuir lo que el perro presenta son dos patologías muy confusas y dificultosas.

 

Sin embargo, otras veces los cuadros que presentan los perros son típicos y no ofrecen dudas de diagnóstico. A lo largo de este Blog, en varios artículos por capitulo, vamos a tratar de discernir entre estos dos grupos de patologías para aclarar dichos conceptos, cómo tratarlos y cómo ayudamos a los perros que hemos rehabilitado, porque solo hablaremos de los perros que hemos tratado, y el caso de cada uno, estos artículos son orientativos, para que ustedes tengan información de nuestros casos, pero les recuerdo, que solo un etólogo canino cualificado puede tratar un trastorno in situ, necesitamos ver a su perro en persona.

 

El gran problema es que los propietarios de los perros recurren a personas sin estar tituladas y cualificadas para abordar estas patologías, pues solamente un Etólogo canino titulado o un veterinario puede diagnosticar esta patología y que pueda reconocer el cuadro y poder tratarlo. Muchas veces un problema orgánico es el causante de unos comportamientos que se relacionan con la ansiedad por separación, como conductas destructivas de muebles, puertas, cortinas, las paredes, hacer sus necesidades en casa se orina y defeca donde antes no lo hacía, lloriqueos y aullidos estando solo, automutilación se muerden su cuerpo o lamiéndose demasiado causándose heridas, jadeo continuo, etc.. todo este comportamiento puede ser que presente alguna patología orgánica que presenta un dolor o malestar en el perro, por eso yo solo trabajo con un informe veterinario confirmando que el perro esta sano, es muy importante antes de nada una revisión veterinaria, para descartar el problema orgánico.  Estos artículos serán coescritos por Etólogos Caninos y Veterinarios titulados.

 

Casi a diario, los propietarios de perros me cuentan problemas de estos casos de patología, mal tratados por ciertos nuevos adiestradores en el boom de la nueva ola que han salido tras la crisis y los programas de televisión, que no están cualificados para este problemas y tampoco para educar a los perros. Pues muy a la ligera tienden a ponerles collar eléctrico que está prohibido y debería penalizarse, para un simple adiestramiento o educación básica a cualquier raza de perro y de ahí surgen la mayoría de los trastornos.

 

Trataremos de ampliar los artículos centrándonos mucho en los perros adoptados de las protectoras, o de los particulares que los recogieron cuando estaban abandonados y se los llevaron a su casa. Sin saber que este perro pudiera ya presentar una patología y no haberlo llevado primero a un veterinario y poder dejarlo en una protectora bajo supervisión, para poder evaluarlo.

 

Si usted nota a su perro triste, más apático, un comportamiento diferente o se mea en casa cuando antes no lo hacía, llámenos a nuestro número de teléfono 24 horas 91 409 36 00 para pedir una consulta de revisión y evaluación de su perro de posibles problemas orgánicos o emocionales.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

viernes, 9 de octubre de 2020

¿Por qué los gatos siempre caen de pie?


 

Los gatos tienen un sistema de equilibrio incorporado llamado "reflejo de enderezamiento" que les permite orientarse y aterrizar de pie. Pero si bien los gatos a menudo pueden aterrizar de la manera correcta, no es el caso de que siempre caigan de pie. La altura de la caída puede afectar su capacidad para aterrizar de forma segura.


Mi hermana tiene 6 gatos, pero uno de ellos llamado John Lennon, es un verdadero artista como el mismo cantante, por eso el nombre de John Lennon el cantante, un auténtico artista. Sus maullidos son dignos de oír todos los días, en forma de sinfonía, pero su verdadera habilidad es la de ser un auténtico acróbata.


Mi hermana tiene circuitos de madera, por las paredes de la casa, con colgantes y ramas falsas salientes de las paredes, para que los gatos, puedan hacer sus ejercicios, escalando y, saltando en diferentes alturas. Todos los gatos de la casa, se comportan mas o menos igual, pero John Lennon realizas unos malabares sin par, no hay gato en la casa que le supere, y hace unos giros impresionantes en el aire, y siempre cae de pie. Entonces viendo a John Lennon se me ocurrió escribir este artículo:


¿Los Gatos siempre caen de pie?



Los gatos tienen algo conocido como reflejo de enderezamiento, que les permite reorientar rápidamente su cuerpo en el aire. El reflejo de enderezamiento no suele aparecer hasta que el gato tiene alrededor de 3 semanas y es entonces cuando puede comenzar a ubicarse en el aire. Es completamente funcional alrededor de las 6-7 semanas de edad.


El aparato locomotor en los gatos es un sistema complejo que tiene como función mantener la estructura del cuerpo y realizar el trabajo mecánico (movimiento). Lo conforman en su mayoría el esqueleto (base rígida y estructural) y músculos (esfuerzo mecánico y locomotor).


La facilidad natural del gato proviene de numerosas ventajas, su elasticidad articular y muscular, su excepcional sentido del equilibrio y su excelente visión, que le permite individualizar los obstáculos. El gato es tan veloz como un caballo y puede adoptar marchas de dos o cuatro tiempos, y desplazarse a cuatro velocidades; paso, ambladura, trote y galope.


Al gato, el trepar le resulta sumamente fácil, incluso en superficies aparentemente lisas. Sus garras son poderosas herramientas, aunque si los gatos operados y privado de sus garras parecen manejarse también sin problema.


El gato siempre sabe bajarse al sitio al que subió, excepto cuando lo ataca la angustia en la cima y los gritos de su propietario, que está aun más asustado, lo privan de todos sus medios para descender. Es preciso tener mucho cuidado con el riesgo que se corre al ir a buscar a un gato en lo alto de un árbol o en una situación delicada, los arañazos son a menudo inevitables, al aferrarse el gato a su salvador, a veces con demasiada vehemencia.


El mito popular que afirma que un gato cae siempre de pie, es totalmente falso. Es cierto que más allá de 7 metros de altura, la velocidad de caída del gato será siempre la misma y las lesiones no serán más graves.


En las caídas de un metro y medio, el gato no tiene tiempo de darse vuelta y cae de costado, haciéndose daño. Entre estas dos alturas mencionadas antes, ciertos gatos acróbatas como John Lennon, resultan ilesos, mientras que otros gatos se hacen mucho daño, o pierden su vida.


Es muy importante, vigilar siempre los balcones, especialmente en la ciudad, donde palomas y otras aves pueden tentar a un gato a asomar su nariz más allá de lo debido. Hasta el siglo dieciocho se suponía que el animal, contrariamente al humano, sólo disponía de su instinto para organizar sus comportamientos. A continuación, el exceso inverso hizo que se exagerara la noción de inteligencia en el gato y confundiese un simple aprendizaje, con una verdadera inteligencia.


Si usted desea que le realice un Test de inteligencia a su gato, puede escribirme al email: psicolmascot@gmail.com


Por: Erik Farina (Etólogo)


http://psicolmascot.blogspot.com/


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

lunes, 14 de septiembre de 2020

Etología Canina, El Aprendizaje del Perro

                                                                                                     foto: Erik Farina 2014
 

El aprendizaje es un mecanismo gracias al cual un ser vivo adquiere una nueva secuencia de comportamiento (cuyos efectos le resultan favorables) o, por el contrario, renuncia a una reacción (porque le es sistemáticamente desfavorable). Clásicamente, la noción de aprendizaje puede ser más sutil y no depender completamente de la presencia de esas dos intervenciones externas.


De la misma manera que existen varias escuelas de psicofisiología, también existen varios tipos de aprendizaje. El término condicionamiento se ha utilizado a propósito de las dos formas más simples de aprendizaje, pero cada vez se emplea menos por la connotación peyorativa que tiene. Para una mayor claridad de exposición, trataremos cada una de esas dos formas de aprendizaje y sus aplicaciones en el perro.


El Condicionamiento Pavloviano


Históricamente, la noción de aprendizaje o de condicionamiento va asociada al nombre de Pavlov, por lo que se suele hablar de acondicionamiento Pavloviano. El perro está directamente implicado en esta primera fase de la exploración del aprendizaje puesto que Pavlov realizó con perros sus célebres experimentos.


A pesar de que su principio es extremadamente sencillo y conocido por todos vamos a recordarlo brevemente. Cuando se le presenta un plato de comida, el perro saliva. Al principio, Pavlov le hacía oír al perro el sonido de una campana antes de darle la comida. Una vez que hubo repetido sistemáticamente esta asociación, sometió el perro al ruido de la campana pero suprimió la comida, a pesar de lo cual, el perro volvió a salivar. Pavlov dedujo que el plato de comida constituía el estímulo obligatorio y la campana el estímulo condicionante.


A partir de ese resultado, Pavlov elaboró una teoría del aprendizaje que explicaba por este tipo de condicionamiento todos los comportamientos observables en el hombre y en los animales. El gobierno soviético hizo suya esta teoría que dejaba al entorno (generador de estímulos condicionados) la facultad de moldear por completo la personalidad humana, y decidió utilizar el condicionamiento Pavloviano en la educación y reeducación de la población y en la formación de los perros militares.


El Aprendizaje Skinneriano O Condicionamiento Operante


No hay que ser especialista en el estudio del comportamiento para entender las objeciones que planteaba tal teoría (con independencia de cualquier discurso político o ideológico). El psicólogo estadounidense Skinner trabajó en otra dirección. En lugar de reforzar una respuesta orgánica tan simple como la salivación refleja, intentó moldear en los animales de laboratorio (el bestiario Skinneriano se limitaba a la rata y a la paloma) comportamientos motores voluntarios.


Skinner puso ratas en ayunas en jaulas, desprovistas de cualquier características estimulante, en las que la comida sólo se podía conseguir por medio de una pequeña palanca situada al alcance de los animales. Cuando las ratas exploraron la jaula, no dejaron de tocar la palanca liberando así la comida que podían llevarse a la boca. 


A partir de entonces, los roedores se pusieron a buscar de nuevo la comida y para ello exploraron alrededor de la palanca; poco a poco, comprendieron que tenían que levantar la palanca para que apareciera la comida; y a partir de entonces supieron que el gesto de “levantar la palanca” era operante (es decir, eficaz). Ésta es la razón de que el aprendizaje Skinneriano se llame también aprendizaje operante.


Estos experimentos permitieron definir las reglas que rigen el castigo y la recompensa. Siguiendo el mismo método de Pavlov, Skinner intentó reducir el conjunto de las ciencias del comportamiento al estudio de las ciencias del comportamiento al estudio del condicionamiento operante y creó la Escuela Behaviorista (que significa del comportamiento) cuya importancia social y política fue enorme en Europa occidental y en los Estados Unidos. Las técnicas de reeducación del hombre y de los animales basadas en dicha teoría se denominan terapias comportamentales.


Así, el cazador que refuerza con la voz el ardor de su perro cuando éste empieza a seguir una vía y lo recompensa cada vez más a medida que su comportamiento se acerca a lo que se pretende de él, y que se calla cuando el perro comete un error, está poniendo en práctica, aunque no lo sepa, el shaping (modelaje), una aplicación directa de los trabajos de la escuela Skinneriana.


 El Aprendizaje Por Imitación


Sin embargo, la etología (ciencia del comportamiento animal) ha demostrado que los comportamientos observados en situaciones naturales (y no en un medio cuidadosamente simplificado como el de las jaulas de Skinner) no podían explicarse únicamente por el aprendizaje Skinneriano.


Razonando en términos de duración, se llega a la conclusión de que la esperanza de vida de un perro debería prolongarse de quince a veinte años para que el animal que procediera por ensayos y errores (caso la rata y la palanca) pudiera aprender todo lo que necesita.


Lo cual también debería ser evidente para los hombres que trabajan con perros puesto que utilizan el aprendizaje por imitación desde hace mucho tiempo. En efecto, ¿qué cazador no se ha llevado un día un cachorro para que aprenda directamente de sus congéneres más experimentados lo que tienen que hacer en el trabajo de busca?


El aprendizaje por imitación exije la presencia de un “monitor” que efectúe los gestos que deben aprenderse delante del alumno que lo observa. Al cabo de un período de tiempo más o menos largo según los ejemplares, el alumno reproducirá directamente la secuencia de comportamiento.


Este método implica la existencia de procesos mentales suficientes para que el animal pueda representarse las etapas motrices del comportamiento por adquirir; por consiguiente, sólo puede aplicarse a especies que tengan un potencial psíquico importante y hayan tenido un desarrollo psicomotor correcto. Según parece, el perro aprende de este modo gran parte de sus comportamientos de adulto así como otras muchas cosas de las que su dueño quizá tenga que arrepentirse algún día.


Si desea recibir clases de adiestramiento, psicología, o de Etología, puede ponerse en contacto con nosotros para recibir un curso; Básico, Avanzado o Continuado. Correo: psicolmascot@gmail.com 

Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 




viernes, 11 de septiembre de 2020

Etología - Psicología Canina Psicolmascot

 

                                                                                               Erik Farina año 2015


Todo el mundo sabe que el perro es el mejor amigo de los humanos. Mas esto no es suficiente, hay que conocer al perro, hay que educarlo, hay que cuidarlo y adiestrarlo. Y todo esto sólo puede hacerse con cariño y amor utilizando la psicología canina. Hay que atenderle en sus necesidades, hay que alimentarle de acuerdo con su conformación digestiva particular, y tenemos que conocer sus manías y sus afanes. Hemos de aprender a querer y cuidar a los perros, porque son nuestros mejores amigos, y como tal hay que tratarlos y amarlos, e incluso respetarlos.


La Psicología del Perro: Instinto y Carácter


No son pocas las personas que dicen que los perros se guían únicamente por el instinto. Otras personas en cambio, creen que el perro posee una inteligencia fuera de lo común. Una inteligencia casi humana.


Desde el punto de vista objetivo, ambas opiniones son erróneas. Los perros, que son los únicos animales domésticos que están psicológicamente integrados en la humanidad, poseen en realidad una mezcla de instinto y adaptabilidad.


Estos elementos componen lo que podríamos denominar el “espíritu del perro”. De ahí que éste, en lugar de confundirse entre sí, se integra y se funde para hacer posible la convivencia con la especie humana. Ello hace pensar al humano que los perros son, sobretodo, seres muy inteligentes.


La psicología comparada se ocupa del estudio de las leyes que regulan el comportamiento de las diversas especies y el análisis de las diferencias y afinidades entre el comportamiento de los animales en general. Es conveniente, pues, comenzar a tratar el aspecto del instinto con algunas consideraciones.


En efecto, se trata de un comportamiento o de una serie de comportamientos transmitidos de padres a hijos, es decir, que estos comportamientos son de origen hereditario.


Los seres vivos, además de asemejarse a sus padres en el aspecto genético y físico (en el caso del perro, raza, color, pelo, talla, etc..), también lo hacen en las predisposiciones a determinados comportamientos.


Estos comportamientos heredados pueden ser muy determinados y abarcar la manera de actuar en general de cualquier animal.


En los animales de corta existencia, como es obvio, no se presenta la oportunidad de aprender todo lo necesario para una óptima independencia. Heredando formas físicas de acción, esto es, de los comportamientos ya perfectamente adecuados a garantizar la supervivencia, la alimentación y la reproducción de la propia especie, estos animales están preparados por instinto a morir jóvenes.


Por otra parte, el mismo instinto sirve además para reducir la necesidad y los peligros del aprendizaje, pues de éste deriva el hecho de que todos los animales se conducen de igual manera que sus respectivos antecesores.


Por ello, hemos de deducir que el instinto es un mecanismo de adaptación a la especie, o sea que hace idóneo al individuo a la vida, en un ambiente determinado.


Como ocurre generalmente, el ambiente no suele ser el mismo, sino que puede sufrir, grandes variaciones. Frente a tales cambios, el comportamiento determinante y fijo de los mecanismos instintivos podría resultar inadecuado.


                                                                                                   Erik Farina año 1994


Por tal motivo, resultan indispensables los procesos de aprendizaje, es decir, la capacidad de modificar el comportamiento propio de manera relativamente estable en el tiempo que sigue a una experiencia dada.


El humano, por ejemplo, es extraordinariamente adaptable a diversos ambientes. Y esto es debido a que se halla poco ligado al instinto. En cambio, está dotado de una gran capacidad de adaptación activa, lo que le otorga una gran facilidad para el aprendizaje.


En definitiva, es sumamente difícil separar lo instintivo de lo aprendido. Todos los comportamientos estables responden a exigencias de adaptación y supervivencia, máxime si se tiene en cuenta que tales comportamientos se observan en la inmensa mayoría de las especies terrestres a través del tiempo.


El altruismo presente en algunos animales se debe a la necesidad de defenderse de si mismos y de la propia especie, respecto a los descendientes directos que en el fondo representan la prolongación en el tiempo de la existencia del individuo solo.


En la naturaleza el cachorro del lobo viene al mundo en una fosa circular que la madre ha excavado, a fin de impedir que la camada se disperse. Además, los cachorros recién nacidos nacen con los ojos y los oídos cerrados, no oyen ni ven, pero si tienen el olfato que poseen un sistema de orientación que les permite moverse hacia el calor del cuerpo de la madre.


En el caso de dar a luz una perra en una casa de un humano, la perra construirá una especie de valla protectora con objetos diversos para sus crías, que no podrán salir de allí. En cambio, si sabrán llegar hasta el cuerpo piloso y caliente de la madre gracias a su olfato.


Ya cerca de la madre, colocarán el hocico sobre el vientre de la madre con movimientos de arriba abajo, hasta llegar a los pezones, que centrado en la boca de los cachorros, evocará en ellos la conducta de la succión, al tiempo que bombean los senos con las patitas anteriores para que salga la leche.


Estos primeros actos del cachorro son instintivos. Los cachorros incapaces de realizarlos quedan abandonados y mueren en los primeros días.


Además, los movimientos de busca del pezón y el masaje de senos, no se agotan con el tiempo de la lactancia. Una vez terminada esta función nutritiva, estos movimientos permanecerán en el patrimonio de la conducta del perro como actos demostrativos de afecto y dependencia filial.


De ahí que los perros, en ciertos momentos especiales, golpeen su hocico de arriba abajo. Suelen hacerlo particularmente cuando tienen hambre, cuando desean ser acunados con caricias o cuando se sienten protegidos y bien cuidados.


A pesar de que la mano humana es muy distinta a los senos de la madre, en el fondo, el movimiento del perro es la dependencia que muestra hacia el humano, la misma dependencia que mostró a su madre en los primeros días de existencia, y primeros meses.


Un acto instintivo del perro es acercar el hocico hacia la mano de su dueño para que éste le acaricie, si bien esta acción siempre la lleva de arriba abajo, lo que ratifica la tesis de que en realidad el perro está actuando por instinto.


Por tanto, vemos cómo una conducta instintiva del cachorro se manifiesta en el perro adulto en un contexto completamente diferente, adquiriendo un calor de comunicación.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 


jueves, 10 de septiembre de 2020

Etología Canina - Trastorno en el Podenco


 
Foto: Erik Farina con Leo un Podenco Andaluz en la Protectora 

Este es Leo un Podenco Andaluz en una protectora que presenta un trastorno de miedo generalizado y excesivo hacia las personas y las nuevas situaciones y alguna fobia. Esto esta asociado al cromosoma 7 canino. 


Se debe posiblemente por la privación sensorial durante su etapa de cachorro, en el que viven aislados y privados de estímulos y luego no saben adaptarse al nuevo entorno. Es un defecto en el desarrollo de conexiones interneuronales debido a la falta de estimulación. Durante los periodos de máxima expansión sináptica del cerebro. La falta de estímulos durante el desarrollo lleva a una malformación de zonas nerviosas especializadas para la gestión de informaciones sensoriales. 


La incapacidad del cachorro de regular su actividad sensorial no le permite desarrollar estrategias de adaptación al nuevo entorno desencadenándose así el riesgo de alteraciones emocionales. Leo tiene una falta de estimulación de contacto, de apego por el encierro que tuvo con una mala nutrición y un estrés muy alto y una parte genética, todo esto se le agravó. Este tratamiento de rehabilitación de desensibilización, es muy difícil y de larga duración y mucha calma y tranquilidad, yo diría de ir a camara lenta en su proceso. 


Para algunos profesionales en algunos casos es inviable, ya que al perro le faltan estructuras a nivel cerebral que no se han formado por la falta de estimulación sensorial, pero para mi siempre tiene solución al ser mi especialidad. He tratado y rehabilitando muchos Podencos durante años, se da mucho estos casos en esta raza, porque son perros de cacería, son criados y mantenidos en zulos, jaulas, agujeros, o con un numero excesivo a la instalación, son alimentados con pan duro y sacados al campo solo cuando toca. 


Yo estoy rehabilitando a Leo en una protectora sin ánimo de lucro como lo he realizado en otras protectoras, con un gran éxito y buenos resultados, he visto la transformación de estos perros en una gran felicidad y alegría disfrutando la nueva vida.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 


El Perro con el Bebé, el niño y el adolescente


 

El Perro con el Bebé, el niño y el adolescente


En la actualidad ya no hay por qué insistir en las razones que pueden justificar la presencia junto a los niños de un animal, en particular el perro. En todo caso, frente a las ventajas que ello representa siempre se podrá alegar el peligro de accidente con sus dramáticas secuelas. Y como la reputación del perro puede quedar entre dicho, resulta imposible tratar las relaciones entre el niño y el perro sin abordar el problema de los accidentes.


Todo Empieza Por La Comunicación


En realidad, entre el niño y el perro todo se reduce a una cuestión de comunicación, pues es en la comunicación lo que permite establecer la relación entre el niño y el perro, y una parte esencial de esa relación está constituida por lazos afectivos. Por otra parte, está claro que el desarrollo del lenguaje en el niño condiciona la existencia de diferentes períodos en esa relación.


La Primera Infancia


Cuando el Bebé llega al hogar, el perro no lo considera como un miembro del grupo. El perro experimenta la presencia del niño fundamentalmente en función del hecho de que las actividades de la familia se centran ahora en el recién llegado. A los padres corresponde integrar rápidamente el Bebé o preparar su integración en el grupo, haciendo participar al perro en los cuidados que se prodigan al Bebé.


La relación Perro-Bebé aparecerá progresivamente en su profundidad efectiva cuando el niño empiece a explorar su entorno y a comunicar sus emociones. Durante dicho período se producen los primeros contactos físicos y entonces es cuando los padres deben velar por que no se produzcan accidentes, siempre graves, sobre todo cuando el Bebé anda a cuatro patas. En efecto, las relaciones que el perro pueda entablar con el Bebé, cuyo comportamiento le sorprende, no tiene nada que ver con las que mantiene con sus dueños adultos. Mientras el Bebé no aprenda a comunicar con el perro y a decodificar sus mensajes, su incapacidad para inhibir sus movimientos pondrá al perro en una situación de miedo y , por lo tanto, en peligro de provocar una reacción incontrolada del tipo “Reacción Crítica”.


Aquí es cuando interviene la buena socialización y la “Participación” precoz del perro en las actividades del grupo relacionadas con el Bebé para prevenir cualquier peligro. Pues para un perro bien equilibrado, el Bebé y después el niño pequeño, son inhibidores de la agresividad, como antes lo fueron los cachorros. Así, que hay perros difíciles con los adultos que soportan sin inmutarse las trastadas de un niño; éste es el resultado normal de una socialización bien llevada y de un contacto bien establecido.



El nuevo Bebé tiene ciertamente gestos torpes y sus manifestaciones vocales suelen ser ruidosas y desconcertantes, pero si el perro se ha familiarizado con él y se han establecido rituales que permiten una comunicación eficaz, pronto se creará una relación afectiva muy intensa. Las mímicas y las posturas del Bebé y después del niño pequeño serán decodificadas por el perro igual que lo serán las series de ruidos tan expresivos que acompañan a ciertas emociones.


Esta comunicación desprovista de toda ambigüedad será más eficaz que la existente entre el perro y los adultos, en la medida en que a éstos les resulta muy difícil expresar sus reacciones afectivas a través de canales no verbales, ya que la educación que han recibido privilegia el verbal al que, precisamente, el perro no tiene acceso.


Evitar Los Accidentes


Está claro que muchas mordeduras se producen cuando el niño tiene entre ocho meses y dos años; en esta edad , el accidente sólo se puede evitar con una actuación preventiva. Los accidentes se producen a menudo cuando el niño, aunque se le tenga apartado, localiza el perro y lo sigue dando pequeños gritos de excitación y de alegría por todos los rincones donde aquel se esconde. La mordedura será tanto más importante cuanto más acosado y miedoso se sienta el perro.


A este período bastante delicado le sigue otro más tranquilo para todos los familiares (tanto los que han querido integrar al Bebé en el universo del perro como los que no lo han hecho) una vez que el niño, y el perro han anudado un lazo gracias al cual el primero está en situación de poder debido a la permisividad con que lo trata el perro. Entonces es cuando los padres deben limitar los excesos a que podría dar lugar la pasividad del perro.


Cuando el Niño se Hace Adolescente


Las dificultades aparecerán de nuevo durante la pubertad cuando el niño abandone su condición de tal y adquiera una autonomía total.


El perro se da cuenta del paso a la adolescencia gracias a las sustancias volátiles (las feromonas sexuales) que el joven emite. Al mismo tiempo, el adolescente intenta convertirse en un individuo socialmente activo para desprenderse de su estatuto de inactivo y sus primeros actos de autoridad serán a costa del perro. 


Lo que esto generará conflictos. Pues ya no será posible que no se plantee ningún problema de prerrogativas como cuando el niño era para el perro un ser jerárquicamente aparte. El perro gruñirá y enseñará los dientes como muestra de malestar, y el joven quizá sufra por ello.


Para más información, o una consulta de un problema o ayudarle en el proceso de la introducción de un Bebé en un hogar con un perro, o un perro en un hogar con niños, puede escribirnos al correo; psicolmascot@gmail.com


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot