miércoles, 26 de febrero de 2020

Adiestramiento Canino - El Perro Pastor Capítulo 3

Erik Farina 2014

El aprendizaje del oficio de pastor exige que el perro preste mucha atención. Después del esfuerzo llegará la recompensa y el descanso merecidos.

Manipulaciones

En las manipulaciones en el redil de selección hay dos ejercicios que el perro debe hacer para ser útil.

Saltar Barreras

Para enseñarle a saltar, se lleva al perro con la correa cerca de la cerca de una barrera de 0,50 a 0,60 cm de altura; cuando estén a unos 2 metros de la barrera, se paran y a la orden de “Roc, salta”, los dos franquean el obstáculo en un sentido y después en el otro. En cuanto el perro haya conseguido saltar sin valerse de las patas delanteras, se aumente la altura progresivamente hasta 1 metro.

Cuando el perro haya comprendido, se hace que se tumbe a unos 2 metros y que se quede así. Se le pone con la correa alargada y se le lleva cerca de la barrera y se le hace saltar a la orden “Roc, salta”. En cuanto ejecute bien el ejercicio en los dos sentidos, se le hace repetirlo sin correa.

Subirse a la espalda de las Ovejas agrupadas

Esta maniobra permite tanto el paso del rebaño por un lugar estrecho actuado sobre los animales en cabeza como frenar el impulso demasiado fuerte tomado en una dirección no deseada.

Para enseñar este delicado ejercicio, se entra en un pasillo de selección situado, a ser posible, contra una pared y se agrupan las ovejas. Se lleva el perro por la correa y sin forzarlo se le pone encima de la espalda de las ovejas apretadas unas contra otras procurando que no se caiga entre las ovejas.

Se le ayuda a que se sienta seguro y se le anima a que ande por encima de ese substrato extraño procurando que no toque el suelo, pues se expondría a que lo pisaran. No debe descender más que para subir sobre otro grupo o colocarse al final del pasillo, detrás, de manera que el conjunto del rebaño pase por el postigo controlado por el pastor.

Fin del Trabajo

Una vez ejecutada la orden, y si ya no es necesaria la presencia del perro cerca de las ovejas, conviene decirle que el trabajo se ha terminado. Utilizar siempre la misma palabra para que no la confunda con las órdenes que se dan en los ejercicios. Decirle, por ejemplo, “Roc, se acabó”, hacer que se acerque y halagarle. Comprenderá, se relajará y se tomará un bien merecido descanso.

El Ladrido

Con el rebaño, el perro debe trabajar en silencio para no espantar las ovejas. Pero hay circunstancias en las que es útil que ladre, como cuando hay ciertas ovejas que le plantan cara, o se niegan a pasar por un paso estrecho, o cuando se descubre alguna oveja enferma, etc. 

Algunos ejemplares no ladran instintivamente cuando están impacientes o descubren algo; a éstos hay que enseñarles a ladrar a la orden.

Para ello conviene aprovechar ciertas ocasiones. Así, al llevarle la comida, se imita el ladrido de un perro diciéndole: ”ladra” y se le da la comida en recompensa cuando haya ladrado. También se puede escoger el momento del paseo para hacer una falsa salida (ponerle el collar por ejemplo). En cuanto se ponga a ladrar de impaciencia se le ordena: “ladra”. Se le hace una caricia y se le lleva de paseo. Si no ladra se le excita imitando el ladrido de un perro. En todo caso se ha de ser muy paciente y hacerle ladrar hasta que lo haga a la orden sea cual sea el lugar.

Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 


martes, 25 de febrero de 2020

¿ Los Perros son celosos ?

Erik Farina 2014

Los perros pueden sentir celos frente a cualquier persona o animal que les pueda robar el protagonismo con sus dueños. Muestran una respuesta emocional ante la sensación de posible pérdida del sujeto u objeto deseado. Demuestran celos ante determinadas situaciones, pero por causas distintas a las personas, como la lucha por perpetuar sus genes. Y es que, en este sentido, personas y perros somos más parecidos de lo que creemos.

El origen de los celos caninos radica a menudo en un cambio de roles, para un perro que funciona de manera muy mimado, cuesta entender ese inesperado cambio de roles cuando deja de tener la atención anterior a la llegada del nuevo miembro de la familia.

Se pueden distinguir varios tipos de celos:

SexualesSe supone que los perros no sienten celos por amor, como les ocurre a las personas, pero sí hay disputas por conseguir relaciones sexuales con la hembra. Ello se debe a un instinto ancestral para perpetuar los genes, como forma de dejar su huella.

Celos por atención: Es una manera de llamar la atención de los perros frente a la llegada de algún extraño a casa o cuando hay un nuevo miembro en la familia. Reclaman la atención de sus dueños frente a la nueva situación. Perciben que se les dedica menos tiempo y se sienten inseguros.

Celos con el bebé: Si el recién llegado es un bebé, hay que dejar que el perro sacie su curiosidad con él. Le puede oler y lamer, como medio para ayudar a que acepte a este nuevo miembro. Para el perro, el bebé ocupa el último lugar en la llegada familiar, pero está por delante del animal.

La correcta socialización es muy importante para que el perro se sepa relacionar y compartir espacio con personas y otros animales. No obstante, la relación entre niño y perro debe estar supervisada siempre por un adulto.

El perro debe estar pendiente de sus dueños y no al contrario. Los perros saben cómo captar la atención de sus dueños, pero hay que enseñarles que no tienen lo que demandan cuando ellos quieren, sino cuando sus dueños consideran que es el momento adecuado. El perro tiene que adaptarse a los nuevos cambios y necesidades del bebé, pero los dueños deben intentar equilibrar el cuidado del bebé y del perro, que necesitará sus tres paseos diarios, atención veterinaria, cariño y juegos.

Celos y socialización correcta

En caso de que sea un animal quien llega a casa, si el perro está bien socializado, podrá asimilar mejor que otro le robe protagonismo. Para que así sea, ha tenido que aprender desde cachorro a jugar con otros congéneres, salir a la calle y compartir juguetes, como la pelota. Si está acostumbrado a que otros perros vengan de visita a su casa, se tumben en su cama, beban de su plato y se relacionen con sus dueños, habrá mucho camino recorrido para lograr una buena aceptación del nuevo perro.

Cuando llega un animal nuevo a casa hay que dejar que se organicen entre ellos y establezcan una socialización que les resulte más adecuada. En ocasiones, intentamos arreglar u organizar la situación entre los perros, pero lo estropeamos.

El sentimiento de los celos en los perros se asemeja bastante al de las personas. Su comportamiento social se parece al nuestro en muchos aspectos. En torno a los celos pueden detectarse comportamientos conflictivos porque las reacciones de algunos perros debido a los celos son imprevisibles. El perro puede sufrir una pérdida de contacto con la realidad y se descontrola. Cuando finaliza el episodio de celos, muestra un comportamiento normal, e incluso cariñoso, como si no hubiera ocurrido nada. Un ataque de celos puede tardar en repetirse meses o años.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot

lunes, 24 de febrero de 2020

Adiestramiento canino - El Perro Pastor - Capítulo 2

Erik Farina 2014
Capítulo 2

Después de los primeros ejercicios vienen las maniobras esenciales que el perro de pastor debe ejecutar a la perfección.

Reunir: 

Esta maniobra es sin duda la que más se pide, he aquí cómo se ha de ejecutar. Se lleva al perro con la correa de 5 a 15 metros cerca de las ovejas. Se le ordena varias veces: “Roc, derecha, trae” y después se le acompaña repitiendo la orden. Si el animal se muestra demasiado fogoso, se le frena con la correa diciéndole a menudo “Roc, despacio”.

En cuanto el rebaño se haya reagrupado lo suficiente, desde el sitio en que se esté, se para el perro con un enérgico: “Roc, quieto” y se le lleva al punto de partida: “Roc, aquí”. Después se hace que el perro ejecute el ejercicio sin correa, aprovechando el momento en que las ovejas estén bien agrupadas.

Retroceder: 

En cuanto el perro haya partido, se le frena con varios “Roc, despacio”. Si tiene tendencia a meterse en medio de las ovejas o a empujarlas demasiado, se le ordena: “Roc, atrás” y se interpone uno con los brazos y el bastón levantados entre el perro y las ovejas. Se le hace retroceder unos 15 metros. Se hace que se tumbe y después, alternativamente, se le hace avanzar 2 o 3 metros y tumbarse varias veces y se le para definitivamente a unos 5 metros del rebaño.

Después se vuelve a repetir el ejercicio según las circunstancias. La orden “Roc, atrás” debe ser enérgica, pues, por lo general, el perro que empuja las ovejas es vigoroso y pone todo su empeño en el trabajo; y esta actitud puede originar atropellos y molestias para el ganado que pace y, en todo caso, un desplazamiento demasiado rápido del rebaño.

Mantener Agrupado: 

Este ejercicio le permite al pastor vigilar de cerca un grupo de animales, y llegado el caso, coger una oveja para curarla. Cuando el perro haya agrupado el rebaño, no se le hace venir donde está uno. Se le ordena: “Roc, quieto ahí o tumbado”. Debe mantenerse a distancia del rebaño, atento para que no se muevan las ovejas.

En cuanto las ovejas están tranquilas, se le hace tumbarse; y después se le pone al trabajo de nuevo. En caso necesario, alternar varias veces el ejercicio de agrupamiento y el tumbarse. Para facilitar la inmovilización del rebaño, conviene utilizar al principio un ángulo del redil, el borde de un vallado o la orilla de un talud para que las ovejas no intenten escaparse. Así, el perro sólo tendrá que cuidar un semicírculo. Si no hay obstáculos, el perro estará en el lado opuesto al pastor.

Detener: 

Cuando el ganado vaya a cruzar la carretera, el perro debe poder pararlas, hacer que se queden quietas o que retrocedan. En el desplazamiento por un camino bordeado de vallas o cercas, haga que se paren las ovejas ordenando al perro: “Roc, quieto”; después se le incita a que detenga e inmovilice el rebaño durante unos instantes.

Se repite el ejercicio varias veces y después se hace que el perro lo haga solo mientras los dos van al mismo paso a uno de los lados del rebaño en marcha. En un momento dado se le ordena “Roc, quieto” al mismo tiempo que uno se va hacia adelante rápidamente. Incluso se le puede incitar al perro a que se muestre agresivo procurando en todo caso que no muerda. Con las ovejas paradas se le ordena: “Roc, quieto”.

Liberar el Paso: 

Para eso basta con un “Roc, aquí” para hacer que venga el perro y mantenerlo al lado de uno, o dejarle que se adelante unos pasos poniéndose a la altura de las primeras ovejas, sin adelantarlas.

Hacer Retroceder las Ovejas

Esperar a que las ovejas están tranquilas y no se empujen unas a otras. Quedarse detrás del rebaño, y después llamar a las ovejas al mismo tiempo que se le ordena al perro: “Roc, empuja”. 

Se repite la orden incitando al perro a echar hacia atrás al grupo de cabeza (empujando con el hocico y ladrando) y a quedarse después delante del rebaño hasta que éste se vuelva atrás. Entonces, el perro se pondrá a un lado o de nuevo en cabeza del rebaño con el pastor.

Separación de un Rebaño: Se trata de un ejercicio de final de adiestramiento pues esta maniobra es contraria al instinto del perro, y por lo demás, le está prohibida normalmente. Sin embargo, tal maniobra es necesaria cuando se quiere atrapar un animal en medio de un gran rebaño.

Para empezar, se despliega el rebaño, tras lo cual uno lo bordea por un lado y el perro por el otro, procurando que siempre vaya “de frente” con respecto a uno. Cuando las ovejas se separan un poco dejando espacio, se llama al asistente: “Roc, aquí”. Su paso terminará la separación.

Hacer Presa Sin Morder

Un perro de pastor que muerde sin necesidad es perjudicial pero el que es tímido y nunca acosa al ganado resulta ineficaz en muchas circunstancias; por ejemplo, cuando se trata de canalizar el rebaño por un paso estrecho entre cultivos que se pueden estropear, o de pasar al lado de un rebaño de moruecos, etc.. Lo indicado entonces es un golpe con la boca sin apretar ni morder, sólo cuando sea necesario o se le ordena al perro.

¿Donde se debe hacer la presa?

-En el cuello: este ejercicio se puede practicar con ovejas adultas si el perro aprieta demasiado; esa presa puede dejar marcas en las ovejas equilibradas.

-En los corvejones: ésta es la presa que se recomienda, y debe hacerse rozando con el hocico para que no se dañe la ubre de la oveja ni la cola cuando sea larga.

-Zonas del cuerpo que el perro no debe pellizcar ni morder: -La parte inferior del hombro pues se podría desprender, la cabeza, las orejas y la pierna.

Cómo enseñar al perro esa práctica:

-Este ejercicio, que se ha de realizar sólo con perros que se dominan bien, no debe hacerse a diario ni con las mismas ovejas cada vez.

-Se utiliza una oveja, sujeta por un ayudante que protege las zonas que no se pueden tocar. Al perro sujeto por la correa se le excita literalmente para que agarre la oveja, se le deja que haga una presa suave en el lugar permitido, y se le detiene con un enérgico “quieto ya”. Repetir el ejercicio con el perro sujeto por la correa en una correa de unos 15 m en el que se habrán metido 5 o 6 ovejas grandes que se muevan. Entonces se trata de dominar al perro autorizándole a hacer presa sólo en el lugar que se le indique. Y enseguida se le hace soltarla. Hay que recompensarlo cuando lo hace bien.

Continua capítulo 3


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot

domingo, 23 de febrero de 2020

Master Class de Psicología Canina



Conoce y entiende la mente de tu perro y como percibe la vida entre los humanos”.

OBJETIVOS:

Conocer las bases educativas y psicológicas de los perros. Miedos, estrés, agresividad, ansiedad por separación. Perros destructivos.

Conoce el origen de su comportamiento para orientarlo correctamente. Corrige la motivación que genera la conducta inadecuada. Enseña temprano a tu cachorro para que crezca sano y sociable.

Entender la relación existente entre psicología, educación y comportamiento canino.
Desarrollar las capacidades de los perros y sentar las bases para un adecuado adiestramiento en función del objetivo a conseguir y las capacidades innatas de los mismos.

DIRIGIDO A:

La Master Class se dirige a aquellas personas interesadas tanto en los aspectos de su relación con el animal, o de la relación de éste con terceros, como aquellas que pretendan estimular las capacidades innatas de los perros y, en particular, su adiestramiento. Para voluntarios en protectoras, paseadores caninos, particulares con perro, futuros adoptantes de un perro.

PONENTE: 

Erik Farina, Etólogo Canino con 28 años de experiencia en comportamiento canino. Con 12000 perros evaluados, estudiados, tratados y educado. Especialista en tratamiento y rehabilitación a perros adoptados.

LUGAR:

Fundación el Arca de Noe

Ctra.Chinchón - Arganda km 15800

28530 Morata de Tajuña ( Madrid )

Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

sábado, 22 de febrero de 2020

Adiestramiento canino - El Perro Pastor - Capítulo 1

Erik Farina 2014

Este artículo consta de 3 capítulos. 

Capítulo 1

Resulta muy interesante observar cómo el perro se ocupa de sus ovejas. Esa aptitud posiblemente sea natural, pero lo cierto es que el perro de pastor no se adiestra solo.

En la actualidad, el auxiliar del pastor ya no se ocupa de proteger el rebaño contra los lobos ni mucho menos es un perro de caza ocasional. Actualmente se ha convertido en un vigilante adaptado a los diferentes métodos de la ganadería.

El adiestramiento del perro es una tarea delicada que exige por parte del ganadero un perfecto dominio técnico y un buen conocimiento de la progresión que se ha de realizar. También se necesita una gran afinidad y una confianza total entre perro y su amo. Todo este adiestramiento esta indicado para la ganadería ovina y caprina.

Primera Educación

Los ejercicios de obediencia conciernen a todos los perros, ya estén destinados a la guarda, la caza, el rebaño o la compañía; el trabajo futuro dependerá de esos ejercicios. Recordaremos aquí diferentes fases del adiestramiento, que se inicia a la edad de tres meses: la llamada, el porte del collar y la costumbre de la correa, la conducción al lado, sentado, tumbado, en pie, quieto, quieto aquí.

Aunque el adiestramiento con rebaño no se iniciará hasta los ocho o nueve meses, será conveniente que el futuro perro de pastor tome contacto con las ovejas o las cabras lo más pronto posible. Así, se llevará a hacer paseos cotidianos cogido de una correa de 5 a 10 metros. Habrá que evitar por encima de todo que le ataque a una oveja para proteger su cordero. Según sea su carácter, se le animará a que se acerque al rebaño o, por el contrario, se le frenará haciéndole rodear los animales sin que intente perseguirlos.

Más adelante, se le dejará suelto para que le dé la vuelta al prado, primero con el adiestrador y después solo a la orden “Roc, da la vuelta”. Si se produce algún incidente o si las ovejas se espantan, se ordenará inmediatamente al perro, quieto y tumbarse.

El Adiestramiento al Rebaño

Ya sean los rebaños grandes o pequeños, trashumen en la montaña, pasten en zonas de cultivo o vivan en recintos cerrados, siempre hay ocasiones en que el perro resulta ser un auxiliar no sólo valioso sino hasta indispensable: vigilancia en pastos extensos de relieve accidentado o que presentan una densa vegetación, salidas y entradas del redil, desplazamientos por caminos y carreteras, búsqueda de ovejas aisladas o enfermas, de corderos atontados, agrupamiento para escoger, capturar o tratar animales.

En llano, es corriente utilizar dos perro: uno llamado perro rodeo o perro de orilla o de lado, que debido a su carácter más independiente y al adiestramiento recibido, trabaja sólo guardando uno o dos lados del terreno de pasto, en el lado opuesto al pastor; el otro perro llamado, perro de pie o de mano, más joven y menos resistente, y sobre todo de carácter más flexible, se queda junto al amo para guardar los otros lados.

Adelante y a la Derecha, A la Izquierda

Éstos son los dos primeros ejercicios que habrá de ejecutar el futuro perro de pastor con vistas a su trabajo con el rebaño.

A la orden “Roc, Adelante”, se dan algunos pasos hacia delante mostrando al perro la dirección con el brazo. Si hace falta, lleve un ayudante que se colocará a cierta distancia y llamará al perro en el momento de la orden. Cuando el perro haya llegado junto al ayudante, no le deje jugar y llámalo enseguida con las siguientes palabras “Roc, aquí”.

Así se le ordenará al perro que vuelva a empezar el mismo ejercicio, y después se le recompensará. A continuación se le hará actuar solo y cada vez más lejos, de manera que se le pueda utilizar en búsquedas y exploraciones.

Sea cual sea la posición del perro con relación al amo y al rebaño, la izquierda corresponderá siempre al sentido de la rotación del sol o de las agujas de un reloj y la derecha al sentido contrario.

El perro “de Pie” o “Sentado” va cogido de una correa larga. Cuando se le ordene “Roc, a la Izquierda” o “Roc, a la Derecha”, desplácese ligeramente en la dirección escogida ejerciendo una pequeña tracción sobre la correa. Aprovéchese de un desplazamiento instintivo para dar la orden correspondiente: “Roc, a la Derecha” o “Roc, a la Izquierda”.

Cuando el perro ya sepa ejecutar “Adelante”, “A la Derecha”, “A la Izquierda”, “Quieto”, se le pondrá enseñar a darle la vuelta al rebaño, a cambiar de lado en carreteras y en caminos, a explorar los pastos, etc..

Principios Básicos del Adiestramiento

-Antes de empezar la educación y adiestramiento del perro, estudie cuidadosamente su carácter con objeto de saber si habrá que tratarlo con la mayor suavidad posible o si habrá que hablarle con tono firme sin ser brusco en ningún caso.

-Ocúpese del perro cada mañana pero no más de quince minutos seguidos.

-No pase a la lección siguiente antes de que el perro haya comprometido perfectamente la anterior.

-Las órdenes de viva voz o con silbato, que se deberán asociar con movimientos del brazo, deberán ser siempre las mismas. Serán breves, pronunciadas claramente y siempre precedidas por el nombre del perro.

-Evite cualquier gesto inútil y brusco. El aprendizaje con silbato siempre va después de que el perro haya aprendido las órdenes con la voz.

Las Razas de Pastor

Es indispensable que el perro de pastor pertenezca a una raza “pastora”, pero también debe ser de una cepa “de trabajo”, es decir, que la mayoría de sus ascendientes hayan sido utilizados efectivamente con rebaños y que hayan dado pruebas de cualidades de trabajo.

El perro pastor habrá de poseer la aptitud pastora en su grado más alto y en particular una propensión natural a buscar el contacto con el rebaño, a rodearlo intentando agruparlo y a meter dentro de él a cualquier animal que se aleje, no mostrarse agresivo e intentar aislar un elemento del rebaño para morderlo. En el cuadro de la cinofilia, los perros de pastor se clasifican en el primer grupo.

Continua Capítulo 2


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot

viernes, 21 de febrero de 2020

Tener un Gato como mascota

Erik Farina 2006
¿Qué tienen de especial los gatos?

Los gatos son compañeros maravillosos. Las travesuras divertidas y conductas cariñosas de estos animales han cautivado a millones de dueños por miles de años. De fácil domesticación y mantenimiento relativamente mínimo, los gatos son buenas mascotas para interior y se adaptan fácilmente a una gran variedad de entornos.

¿Qué opciones tiene al seleccionar un gato?

Los gatos de raza pura y mestizos tienen una gran variedad de formas (cabeza, orejas, cuerpo y cola), tamaños, colores, personalidades y pelajes. Los gatos de raza pura se han reproducido selectivamente para  realzar ciertas características físicas y de conducta que agradan a ciertos dueños, mientras que los gatos mestizos tienen características variadas y también pueden ser maravillosas mascotas. Los veterinarios, las asociaciones felinas y las protectoras de gatos son buenas fuentes de información sobre las características físicas, las personalidades y las necesidades de cada raza.

¿Cuáles son las necesidades especiales de los gatos?

La alimentación, el ejercicio, los juegos y las necesidades fisiológicas habituales son necesidades diarias que deben cumplirse si usted desea tener un gato saludable y feliz. Algunos gatos de raza pura y mestizos tienen pelajes largos y/o tupidos que requieren un cepillado diario para evitar que se les enrede o que se les irrite la piel. 

Si usted no está preparado para darle un cepillado diario, considere una variedad de pelo corto que pueda encargarse de sus propias necesidades de acicalado. Para reducir el riesgo de lesiones y enfermedades, los gatos siempre deberían estar dentro de la casa. La caja de arena del gato debe mantenerse muy limpia para que éste continúe utilizándola. Si hay varios gatos en casa, debe haber varias cajas de arena disponibles en varios lugares.

¿Quién cuidará de su gato?


Como su dueño, usted será responsable de la alimentación, hogar, ejercicio y salud física y mental de su gato durante toda su vida. Aunque las familias deberían involucrar a los niños en el cuidado de una mascota, los más pequeños necesitan la ayuda de un adulto que esté dispuesto, sea capaz y disponga del tiempo necesario para supervisar el cuidado diario de un gato.

¿Se adapta un gato a su estilo de vida?

Los gatos pueden adaptarse a la mayoría de las situaciones de vivienda si se les brinda un albergue, alimento, aseo y ejercicio adecuados. Para ayudarle a decidir si un gato es la mascota ideal para usted, responda a las siguientes preguntas:

• ¿Cuenta con el tiempo necesario para dedicarse a satisfacer las necesidades de cuidado y atención de un gato?

• ¿Alquila o es dueño de su propia casa? ¿Si usted alquila, su contrato le permite tener un gato?

• ¿Cuánto dura su jornada laboral? ¿Tiene compromisos frecuentemente después del trabajo que pudieran interferir con el cuidado de su gatito o gato adulto?

• ¿Usted viaja? ¿Quién cuidará de su mascota en su ausencia?

• Si tiene varias mascotas, ¿al añadir otra estaría infringiendo las

restricciones en cuanto al tipo o número de mascotas del lugar donde

vive? ¿Su nuevo gato se llevará bien con sus demás mascotas?

• ¿Algún miembro de su familia es alérgico al pelo o caspa de las mascotas?

Erik Farina 2006
¿Debería tener un gatito cachorro o un gato adulto?


Los gatitos demandan mayor tiempo para ser entrenados en el uso de la caja de arena y su socialización, y de igual forma requieren alimentación y supervisión de manera más frecuente. Si no puede cumplir este compromiso, considere la posibilidad de comprar o adoptar un gato adulto que probablemente haya sido entrenado para usar la caja de arena y que por lo general se adapte muy bien a su nueva casa.

¿Puede usted mantener a un gato?

El precio de adopción de un gato puede variar enormemente de una fundación o protectora, y será apenas el gasto inicial. Los gatos necesitan alimento de alta calidad, un hogar adecuado, estimulación mental (por ejemplo, juguetes, actividades recreativas), y visitas regulares al veterinario para un cuidado preventivo. Otros gastos pueden incluir el tratamiento médico de emergencia, aseo, identificación, registro, esterilización o castración y accesorios.


En la actualidad, existe un seguro de salud para mascotas que es fácil de obtener y que podría ayudarle a costear gastos inesperados que resulten de enfermedades o lesiones.

¿Dónde puede conseguir un gato?

Los cachorros de gatito y gatos adultos de raza pura pueden adoptarse en fundaciones, protectoras o asociaciones de gatos. Tanto los gatitos y gatos adultos mestizos como los de raza pura pueden ser adoptados en función de las protectoras para animales y organizaciones de rescate. Si usted obtiene un gato en una protectora, hable con el personal de la protectora sobre lo que han observado en la personalidad del gato y trate de averiguar por qué fue abandonado. Algunos gatitos y gatos adultos son abandonados en las protectoras debido a los cambios en el estilo de vida familiar (por ejemplo, una mudanza, un nuevo bebé), pero en otros casos se debe a cuestiones de salud crónica o condiciones de conducta de las cuales usted no querrá hacerse cargo. Se pueden tratar algunas condiciones, pero esto requerirá una inversión adicional de tiempo y dinero.

¿Qué debe buscar en un gato saludable?

Un gatito o gato adulto saludable debe tener ojos claros y brillantes y un pelaje limpio y reluciente. No debe verse ni muy delgado ni muy gordo, ni mostrar signos de enfermedad, como secreciones nasales o diarrea. Al elegir un gato, busque uno que sea activo, curioso y que busque cariño y atención de las personas. En ocasiones los gatos se sienten incómodos en entornos ruidosos o desconocidos, así que tenga eso en cuenta durante su evaluación. Un gato adulto debería permitir su manipulación y sus caricias sin bufar ni arañar.

Un gatito debería ronronear y estar relajado cuando lo coge y lo manipula. La mejor edad de un gatito al momento de escogerlo es entre 7 y 9 semanas. Su veterinario también puede darle información sobre las condiciones de salud y conducta propias de una raza en particular que esté considerando.

Erik Farina
¿Cómo debe prepararse para recibir a su gato? 

Antes de llevar a su nuevo gato a casa, prepare los lugares donde comerá, dormirá y llevará a cabo sus necesidades fisiológicas. Compre los accesorios necesarios como una caja de arena, arena higiénica, juguetes y tazones para comida y agua. Cerciórese de que su casa sea a prueba de mascotas manteniendo fuera del alcance sustancias químicas que sean tóxicas y plantas, y asegúrese de que las ventanas tengan una malla firme para que cuando se abran el gato no pueda escapar. Asegúrese de proporcionarle materiales apropiados para rascar, como un poste, así su gato podrá sacar y afilar sus garras y no dañará sus muebles. 


Planee dedicar tiempo al entrenamiento de su gato para que se sienta cómodo al manipularlo y cepillarlo, y para que sepa cómo jugar e interactuar de manera apropiada con las personas. Realice diferentes tipos de juegos con diversos juguetes, pelotas e incluso con una torre para escalar. Los gatitos necesitan atención constante para que se socialicen con las personas y para que se familiaricen con nuevas cosas y tengan experiencias. La supervisión cuidadosa también ayuda para que los gatitos aprendan las normas de la casa. Si usted ya tiene un gato y desea otro, los temperamentos similares pueden facilitar la transición.

Por ejemplo, los gatos que sean tranquilos deberían estar acompañados de otros gatos con temperamento similar. Cuando otro gatito o gato adulto es admitido en una casa, la adaptación debería ser supervisada y proceder lentamente con períodos de separación hasta que los gatos aprendan a aceptarse entre sí. Si se presentan problemas, consulte a su veterinario para solicitar ayuda. Es imprescindible tener varias cajas de arena cuando varios gatos viven en la misma casa. Esto significa tener al menos una caja de arena por cada gato. 

El alimento, los recipientes para agua, los postes para rascar y las áreas de descanso también deberían estar distribuidos por toda la casa. Para asegurarse de que los gatos disfruten de una vida larga y saludable, es necesario hacerles revisiones médicas de manera regular. 

Pregunte a su veterinario sobre programas de vacunación y otros cuidados médicos preventivos que sean apropiados para el estilo de vida de su gato y para protegerlo de riesgos de enfermedades propios de esa zona. Los gatos son buenos para disimular cuando no se sienten bien, y su veterinario también puede enseñarle a detectar indicios sutiles de alguna enfermedad.

—CONSEJOS SOBRE LOS GATITOS—

• De siete a nueve semanas es considerada la edad ideal para que un gatito se mude a una nueva casa.

• La castración o esterilización de su nueva mascota es parte importante de un cuidado responsable. Hable con su veterinario acerca del mejor momento para castrar o esterilizar a su gatito para evitar camadas no deseadas.

• Hable con su veterinario para obtener un programa apropiado de vacunación para su gatito o gato adulto con el fin de asegurarse de que esté protegido contra enfermedades.

• De ser posible, conozca a los padres del gatito—sus rasgos físicos y de conducta pueden darle una idea de cómo será su gatito cuando sea adulto.

• Si usted ya tiene una mascota (o más de una) y planea adquirir un gato, tenga en cuenta que sus otras mascotas pueden estar menos entusiasmadas que usted por su nueva mascota. Pregunte a su veterinario sobre los mejores métodos para integrar su mascota a su nueva familia animal.


• El estambre NO es un buen juguete para los gatos. Si un gato llega a comer estambre (o una cinta), pueden presentarse problemas intestinales que pongan en riesgo su vida. Existen otros juguetes seguros disponibles en las tiendas de mascotas.


Por: Erik Farina (Etólogo)


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

Etología canina – El Territorio - Capítulo 2

Erik Farina 2014

Cuando se sabe cuán compleja es la organización del espacio en que vive el perro resulta fácil comprender las repercusiones que sobre el equilibrio del perro pueden tener las perturbaciones e incoherencias que afectan a ese territorio.

Se puede considerar que la gestión del espacio del grupo en cuyo seno vive el perro tiene mucho que ver la génesis de las sociopatías, es decir, de los trastornos de la organización social así como en la de ciertas agresividades secundarias y depresiones de involución.

Las Sociopatías

En el caso de las sociopatías el mecanismo es bastante sencillo. Cuando el cachorro cumple cinco o seis meses, se produce la ruptura de los lazos afectivos y sociales que lo ligaban con su medre; esa ruptura, que también se llama “abandono”, va acompañada de la prohibición de frecuentar el centro del territorio (donde hasta entonces vivía con su madre) que a partir de entonces queda reservado exclusivamente a los líderes.

El cachorro que se introduce en el seno de una familia humana no sufre ese abandono ni esa marginación debido a la fuerte afectiva que se establece entre el perro y su dueño. En este caso, el joven macho (estos problemas afectan más a los machos que a las hembras), cuya situación social no está suficientemente definida, se convierte en un rival potencial del macho líder, en este caso su amo.

Los primeros enfrentamientos que se produzcan tendrán lugar en el campo de aislamiento de los dueños (el dormitorio) por lo que hay que procurar que el perro no se instale con su amo en esa habitación. En la medida en que dicha situación se puede evitar con relativa facilidad, las sociopatías se corrigen sin mayores problemas. No ocurre lo mismo con otras patologías del comportamiento ligadas a desequilibrios territoriales.

Agresividad y Depresión

Conviene recordar aquí que el territorio está normalmente organizado en campos, cada uno de los cuales tiene una función precisa. El campo de aislamiento, por ejemplo, es extremadamente importante para el equilibrio emocional del perro. En efecto, dicho campo es el lugar al que se retira el animal en caso de peligro o de conflictos que no ha podido resolver a su favor.

El emplazamiento lo elige el perro en función del grado de seguridad que le proporcione. Es evidente que el rango social y el equilibrio emocional del perro influyen en esa elección. Los dominados y los ansiosos intentan sustraerse por completo a la vista de los demás miembros del grupo familiar mientras que los dominantes y los sujetos estables se muestran mucho menos difíciles en ese aspecto.

Sin embargo, ocurre muy a menudo que sea el dueño quien decida el campo de aislamiento ( o lugar de descanso) del perro, y que lo haga en función de contingencias meramente humanas. A veces, esta manera de actuar puede plantear problemas y si el dueño no tiene en cuenta ciertas necesidades del perro, puede ocurrir que éste se vaya a dormir a un lugar diferente del que se le había reservado.

Así, pues, hay que respetar algunas reglas. Después de haber descartado todos los lugares que puedan tener valor: dormitorios, pasillos, sofás, sillones, etc.., se ha de tener en cuenta que al perro le tranquiliza tener un techo justo por encima de la cabeza. Tal es la razón de que a estos perros les guste tanto dormir debajo de una mesa, en una caseta, en un cesto (en el caso de las razas pequeñas).

Pero de nada servirá encontrar un buen campo de aislamiento si sus condiciones de acceso son un impedimento para la tranquilidad del perro, pues cuando éste se retira su rincón después de haber sufrido una agresión o cuando se encuentra enfermo, sufre o tiene necesidad de dormir (una fuerte tensión emocional precede al momento de dormirse), necesita encontrar la calma.

Por otra parte, para el perro que sufre o ha sido vencido, el campo de aislamiento se confunde con el de agresión, y el intruso, cualquiera que sea, será severamente amonestado por el ocupante del lugar. Por consiguiente, todos los propietarios deben saber que nunca se debe perseguir a un perro que se retira a su cesto o a su rincón preferido después de haber sufrido una reprimenda. ( Lo mejor es siempre corregir un perro en positivo, y nunca reñirle)

Infringir esta regla significa exponerse a ser mordido, lo cual debe considerarse como la expresión del profundo malestar que sufre el perro agredido de esta manera.

Por otra parte, un perro enfermo que se refugia en su cama no se debe cuidar de una manera demasiado seca y sin preámbulos. Hay que acercarse con una voz suave y tranquilizadora, inclinarse hasta ponerse a su altura sin intentar ,mirarlo a los ojos. Si empieza a tener convulsiones y a temblar girando la cabeza, sepa usted que intenta decirle que está enfermo y quiere impedir que se le acerque.

Deténgase, pues su insistencia podría provocar una relación de agresividad debida al miedo. Después de haber interrumpido su anterior actitud, intente tranquilizarlo adoptando posturas de invitación al juego (para ello, dese pequeños golpes en las rodillas inclinando varias veces la parte superior del cuerpo hacia adelante); y no pase de ahí hasta que el perro adopte posturas que indiquen que se tranquilizan.

Los perros frecuentemente agredidos en su campo de aislamiento podrán desarrollar una agresividad secundaria cuando los mordiscos basten para alejar a los intrusos, o, por el contrario, caer en una depresión si la táctica no da resultados.

Estos estudios, son realizados con perros salvajes y perros abandonados la gran mayoría del estudio en protectoras caninas de diversas provincias y regiones, diferentes razas, mestizos, tamaños, edades, perros sanos, perros maltratados, heridos y perros enfermos, el estudio se ha realizado con mas de 2000 perros.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot

jueves, 20 de febrero de 2020

Etología Canina - El Territorio - Capitulo 1

Erik Farina 2014
Este artículo consta de 2 capítulos.

Capítulo 1

Aunque se suele pensar que cuando un perro levanta la pata o amenaza a un desconocido lo que está haciendo es marcar su territorio en el primer caso, y defenderlo en el segundo, lo cierto es que la noción de territorio sólo se puede aplicar a la manada.

EL Territorio, una Cuestión de manada

Considerar que un perro marca o defiende su territorio es aplicar a cada representante de la especie canina un concepto que concierne esencialmente a los mamíferos solidarios, la mayoría de los cuales acotan una parte del espacio que ocupan depositando diversas secreciones en sus lugares de paso. El perro, que es un animal social, no posee un territorio propio, éste pertenece a la manada.

Los Campos Territoriales

En realidad, los perros, igual que muchos otros mamíferos sociales, ocupan un espacio en el que ejercen diferentes actividades y que es defendido por el conjunto de los miembros del grupo. En el interior de esa zona, se distribuyen en función de su rango social y de la actividad a que se dedican. Así, en el territorio de la manada cada perro posee campos territoriales en relación con situaciones emocionales y comportamentales precisas. Se distinguen tres tipos de campos territoriales:

-Campos de actividad, que son zonas en las que el animal ejerce una actividad dada (caza, juego, etc..).

-Campos de aislamiento, a los que el perro se retira cuando quiere romper el contacto con sus congéneres.

-Campos de agresión, que son porciones de espacio en los que la intrusión de una reacción de agresión.

El rango social de cada individuo determina la parte del territorio de la manada donde tendrá tal o cual comportamiento, y por consiguiente, delimita sus diferentes campos territoriales.

Así se explica que el campo de aislamiento, el campo de agresión y una gran parte del campo de actividad de los líderes se encuentren en el centro del territorio de la manada. 

El resto de la población se reparte en capas concéntricas alrededor del campo de aislamiento de los líderes, y en la periferia del territorio se encuentra una zona de límites imprecisos poblada por los machos jóvenes expulsados del centro por sus padres cuando aquellos alcanzaron la edad de la pubertad.

Todos los miembros del grupo consideran extremadamente importante el hecho de ser tolerado en el campo de aislamiento de los líderes porque ello les supone la atribución de prerrogativas sociales de líder y, en cierto modo, una promoción social, por ejemplo, cuando las jóvenes hembras estén en celo intentarán que el macho, o los machos líderes, las admitan en el círculo.

Vivir con los Humanos

Cuando el perro vive en compañía del humano, está claro que no puede existir una tal distribución concéntrica, pero su principio sigue estando presente. Cuando llega a la familia que los acoge, el cachorro considera a sus dueños como sustitutos de sus padres,y, por tanto, como líderes.

El Joven perro busca en particular la habitación a la que aquellos se retiran (el dormitorio por lo general) así como los lugares donde se dedican a actividades de grupo.

El hecho de que los dueños lo acepten en su dormitorio representa para el perro de compañía, hasta después de la pubertad, que se le hacen signos de reconocimiento por parte de aquellos a quienes considera líderes, y por consiguiente, intentará cuestionar el lugar que ocupan. Al adoptar tales actitudes, el perro puede volverse dominante con el dueño del mismo sexo que él.

Algunas habitaciones son relativamente poco frecuentadas por los habitantes de la casa; ésas son las piezas que conviene conceder al perro con objeto de mantenerlo en su espacio.

Sin embargo, esta marginación no debe ser demasiado marcada; el colocar al perro en un nivel jerárquico demasiado bajo parece ser la causa de muchas fugas a lo largo de las cuales el perro intentará integrarse en otros grupos como lo haría en el interior de una manada.

Continua capítulo 2


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot

miércoles, 19 de febrero de 2020

Adiestramiento Canino – El Perro en el Coche 2


En el coche, el perro se siente normalmente como en su casa. Para el perro, el motor que ronronea es sinónimo de perspectiva de paseo, o de actividad en compañía de su dueño.

Tamaño de Perro, Tamaño de Coche


Cuando se ha escogido un perro de una raza grande, se tendrá que estudiar, en un plazo más o menos largo, el cambio del coche. En efecto, ya se trate de llevarlo al parque o a la oficina, o de vacaciones, o un fin de semana, el perro debe tener su lugar en el coche y no meterlo entre las maletas. Debe poder dormir y moverse comodamente.


El coche todoterreno o monovolumen, es el que mejor se adapta, sobre si se van a transportar varios animales, caso frecuente del que debe presentar numerosos perros en una exposición. Los cazadores que van a cazar o a participar en un concurso con muchos perros, que no paran de correr por todas partes, preferirán seguramente un remolque.


En cualquier coche, el lugar del perro es la parte trasera. Algunos perros de talla pequeña se colocan voluntariamente en la parte trasera, que reconocen como suya, lo que facilita las cosas cuando el habitáculo está lleno. Pero, CUIDADO, en este lugar el sol da muy fuerte, y si va con arnés tener cuidado con los frenazos fuertes, porque se desplazará bruscamente. El perro molesto debe, por su parte, ser separado del conductor por una rejilla de protección. Lo mismo sucede con los perros revoltosos, cualquiera que sea su tamaño, incluso los más pequeños, pueden distraer al conductor con facilidad y provocar un accidente, lo mejor siempre es llevarlos en un transportín.


Algunos dueños, en particular aquellos que preparan a sus perros para campeonatos o concursos de trabajo, prefieren acondicionar, en la parte trasera de su coche, unos cajones o jaulas, que impide al perro salirse y fatigarse, al tratar de mantener su equilibrio ante las irregularidades de la carretera; curvas, aceleración, frenazos, etc.. 


Los transportines, también obligan al perro a estar tranquilo, y por otra parte, debido a su forma, le facilitan un habitáculo agradable y confortable.


Por razones obvias, el perro no debe ir, nunca, en las rodillas del conductor. Todo conductor que desprecie esta norma de seguridad corre el grave riesgo, en caso de accidente, de ver a su compañía de seguros volverse contra él. De la misma manera es punible desde el punto de vista del código de circulación llevar un perro que impida la visibilidad o dificulte las maniobras.


Todo esto no debe servir para relegar el perro al maletero; en ese espacio oscuro y ruidoso, el perro separado de su amo puede sentirse desgraciado e incluso tener pánico.


¡Cuidado con los Golpes de Calor!



Cada año, numerosos perros mueren de un golpe de calor, a consecuencia, casi siempre, de una estancia prolongada, en un coche expuesto al sol y donde no entra ni una pizca de aire. La policía, avisada por los viandantes, debe intervenir, rompiendo el cristal para salvar al perro de un Golpe de Calor.

Cómo Reconocer el Golpe de Calor



Un perro ardiente, en un estado de semiconsciencia, que babea y cuyas mucosas están más oscuras de lo que es habitual, debe de ser socorrido de inmediato. En casos, hay que llevarlo, los más rápidamente posible, a un lugar ventilado, rociarlo abundantemente con agua fría, si es necesario, ponerle una bolsa de hielo en la cabeza y llevarlo al veterinario más cercano.

Cómo Evitar el Golpe de Calor


Este tipo de accidentes es muy fácil de evitar. Los problemas de estacionamiento existen realmente, pero un coche en el que debe permanecer un perro debe dejarse siempre en un estacionamiento en que dé la sombra, y el propietario debe ser consciente de que el sol gira en el transcurso del día y las sombras no están fijas. También tendrá que dejar ligeramente bajada la ventanilla. Un ventilador puede también ser conectado en la batería.


No Sólo los Golpes de Calor



Otro accidente, también grave, aunque menos conocido, es el riesgo que corre el perro, cuando su amo, imprudente o distraído, no le ha quitado su correa. Al moverse, el perro se enrolla con alguna palanca, por ejemplo, y al no poder desenrollarse, se mueve más y puede acabar estrangulándose, sobre todo si lleva puesto un collar corredizo.

Cuidado en la Carretera


En el curso de un largo viaje, el perro, como sus amos, necesita desentumecerse y agradecerá hacer un alto en el camino cada dos horas aproximadamente. Pero, Cuidado, una parada en el borde de la carretera nacional o de una autovía, no es más que un peligro. El perro, aterrorizado por el ruido o desorientado por la novedad, puede escaparse y cruzar la carretera. 


Es necesario tener la precaución de ponerle la correa antes, no vacilar en detenerse en una zona que permita al perro brincar sin ningún peligro.



Los viajes en un coche exponen al perro a la deshidratación, por lo que es necesario proporcionar agua fresca al perro. Es igualmente necesario que le dé el aire, pero no en exceso.. y en ningún caso se debe dejar que el perro saque la cabeza por la ventanilla abierta, recibiendo los golpes del viento, con lo que llegaría a su destino con una conjuntivitis, una queratitis o una otitis.. si no acaba muerto por el golpe de otro coche. Un último consejo: enseñar a vuestro perro a viajar tranquilo, pues no hay nada que ponga más nervioso que un perro que aúlla o ladra durante todo el trayecto.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot