jueves, 5 de diciembre de 2019

La Navidad y los peligros para tu perro

Consejos de los peligros mas comunes en la Navidad para tu perro.  

La Navidad puede ser peligrosa para los perros si no se toman las precauciones necesarias. Los riesgos más frecuentes para los perros son las intoxicaciones, los cortes y las electrocuciones. Como parte de nuestra familia, debemos proteger a nuestro perro de los siguientes alimentos, bebidas, plantas y adornos.

Los adornos de Navidad, el Arbol y las Plantas

El hecho de que toda la familia participe en la colocación de llamativos objetos en un árbol puede ser interpretado por un perro joven, activo o juguetón como una actividad divertida, en la que poder participar. Esto conlleva un riesgo y es que el perro puede ingerir los adornos de Navidad.

Los perros, sobre todo si son cachorros, se caracterizan por ser curiosos con los brillantes y coloridos adornos de Navidad. Sin supervisión, no es extraño que el animal aproveche para olisquear los adornos y mordisquear los cables, el espumillón o las bolas.

Algunos adornos de Navidad pueden tener filos cortantes y, si se rompen, pueden provocar cortes y heridas. Hay que evitar este tipo de decoración navideña, que no solo pondrá en riesgo a los perros, sino también a los niños de la casa.

Otra forma de evitar accidentes es impedir el acceso del perro a la zona donde se encuentra el árbol de Navidad. Para ello, se puede utilizar una valla. Se debe atar el árbol al techo, para evitar que se caiga al suelo y sea peor para su perro, o le caiga a un niño pequeño.

Las luces son uno de los adornos navideños más típicos y presentes en muchos hogares españoles. Sin embargo, son un reclamo peligroso para los perros, ya que precisan electricidad y un mordisco en un cable puede suponer una descarga eléctrica para el perro, que le puede provocar quemaduras.


Desconectar los adornos lumínicos cuando el perro está solo en casa es la forma de evitar accidentes. También se puede camuflar el cable bajo una alfombra para evitar que el perro lo mordisquee. Se le puede untar a los cables con pimienta, con guindilla o tabasco u otra cosa que haga repeler a su perro.

Algunas plantas como el abeto o la llamada flor de Pascua (Poinsettia) conforman una parte importante de las tradiciones de estas fiestas. Pero hay que tener mucha precaución con los perros cuando estas plantas entran en casa.

Y es que, si la ingieren, "la flor de Pascua resulta venenosa para los perros y los gatos", por lo que esta planta se debe mantener fuera del alcance del animal si no queremos que se intoxique y vomite.


Si el árbol de Navidad es un abeto o contiene acículas afiladas, constituye otro riesgo y debe estar bien sujeto para evitar caídas. Si es natural, habrá que tener precaución para que el perro no beba agua de la maceta. Puede contener productos insecticidas que resulten tóxicos para el perro. Las hojas, además, son como agujas. Si el perro las ingiere, le pueden provocar una perforación intestinal. No son las únicas plantas peligrosas: el Lirio y la Adelfa (Nerium oleander) también son perjudiciales.

Ciertos regalos, como los teléfono móviles, suelen llamar la atención de algunos perros, hasta el punto de destrozarlos con sus dientes y tragarse los componentes.

Por este motivo, en Navidad, al igual que durante el resto del año, conviene no dejarlos al alcance de los perros, ya que les llama mucho la atención.

Diciembre es uno de los meses más fríos del año. La calefacción a pleno rendimiento en las casas, junto con los paseos al aire libre, supone contrastes de temperatura que pueden provocar que enferme su perro.

Por otro lado, el hielo puede provocar heridas en las almohadillas del perro, entre sus dedos. Si se va a dar un largo paseo con él, conviene protegerle las patas con unos calcetines, unas botas o aplicar vaselina entre sus dedos y almohadillas, que forme una barrera frente al hielo.

Los alimentos, los dulces y las sobras.

Las intoxicaciones provocadas por los alimentos perjudiciales para la salud del perro, como el cordero o el chocolate, suponen otro peligro navideño. La ingesta de carne y huesos de cordero provoca en el perro problemas gastrointestinales. No digiere con facilidad la grasa de esta carne. Por otro lado, uno de los componentes del chocolate, la teobromina, resulta tóxico para el perro.


El chocolate es un dulce muy presente en los turrones y otros dulces navideños. Sin embargo, no es nada recomendable para los perros. Contiene una sustancia llamada teobromina, que resulta tóxica para los perros. Tanto es así, que la ingestión de 100 gramos de chocolate negro tendría graves consecuencias para la salud de un perro de 15 kilos.

El chocolate puede ser un ingrediente de muchos dulces, como el mazapán o los polvorones, camuflado en pequeñas cantidades, por lo que no es recomendable ofrecer al perro este tipo de productos.

Las uvas y las pasas, resultan tóxicas para el perro. Afectan al funcionamiento de los riñones del animal. Por este motivo, no hay que ofrecer ninguna uva al perro.

Las cáscaras del marisco contienen una sustancia denominada quitina que el perro no digiere bien. Le puede provocar vómitos, diarrea y estreñimiento.


Por otro lado, el marisco es un alimento rico en ácido úrico. La mayoría de los perros no tienen problemas con esta sustancia, excepto una raza: el Dálmata, que puede padecer gota.

La cebolla contiene un componente (tiosulfato) que destruye los glóbulos rojos del perro. Las consecuencias para la salud del perro, sobre todo si está enfermo o es muy mayor, son anemia, debilidad y problemas respiratorios.

Los piensos y alimentos comerciales para el perro no contienen cebolla, pero hay que tener precaución con los desperdicios de las comidas y cena de Navidad, en los que el perro pueda hurgar. Para evitarlo, se puede colocar el cubo de la basura en un lugar donde el animal no tenga acceso, como dentro de un armario o bien en un cubo que tenga tapa.


El ajo, presente en muchos platos festivos, también resulta perjudicial para el perro. Los perros no tienen un sistema digestivo preparado para metabolizar de manera adecuada el ajo. Así que, en caso de ingerirlo, será como si tomaran un compuesto tóxico.

La leche y otros productos que contienen lactosa, como yogures, queso o incluso algunos postres, no son recomendables para la salud del perro. El perro no asimila esta molécula cuando la ingiere en grandes cantidades porque su estómago carece de la enzima encargada de destruirla y metabolizarla.

Las consecuencias para un perro que toma lactosa son problemas digestivos, como vómitos o diarrea.

El champán y el vino son algunas de las bebidas alcohólicas habituales en las mesas durante las cenas y comidas de Navidad. Por ello, hay que extremar la precaución si en casa hay perros y otros animales.

Cualquier bebida alcohólica es perjudicial y tóxica para el perro, incluso en pequeñas cantidades. Además, no le aporta ningún beneficio para su alimentación.


Además de los alimentos que resultan tóxicos para el perro, hay otros que son perjudiciales para su salud por diversas razones. Entre ellas, porque fomentan algunas enfermedades del corazón de los perros o porque el animal tiene dificultades para digerirlas.

Los frutos secos: Este alimento resulta difícil de digerir para el perro. No son recomendables ni enteros ni triturados porque el perro no los digiere bien.

La sal: Este mineral debe ser escaso en la dieta canina. Un exceso de sal en un perro con problemas cardiovasculares e hipertensos puede agravar su patología. Si en Navidad se ofrecen al perro frutos secos, jamón serrano u otro tipo de alimentos con alto contenido en sal, se caerá en el error de administrar un exceso de este mineral.

Los huesos: Excepto el de rodilla de vaca cocido, pueden provocar perforaciones intestinales, diarrea y estreñimiento. Por ello, lo más adecuado es ofrecerles los huesos específicos de la vaca que venden para ellos.

El café y el té: Estas bebidas no son recomendables para el perro por su contenido en sustancias excitantes (cafeína y teína).


No debe variar de forma sustancial la dieta del perro durante la Navidad es una de las claves. Por otro lado, hay que informar al respecto a las visitas. Los niños y el resto de familiares y amigos deben evitar ofrecer al perro dulces u otros alimentos que pongan en riesgo la salud de su perro. Tenga a mano el número de teléfono de urgencias de su veterinario o el veterinario que esté de urgencias en las Navidades.

Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 


miércoles, 4 de diciembre de 2019

Cómo cuidar a nuestro perro del frío Invierno




Con este temporal del frío invierno en algunas ciudades se está llegando a bajas temperaturas. Es un tema de actualidad que está en todas las noticias

¿Pero que pasa con los perros durante este tiempo.?

Es un tema de invierno que muchos dueños de perros llegan a temer, poder convencer a su perro reacio a dejar un hogar acogedor para una caminata con el frío que hace, este es un dilema que debe ser abordado.

Por supuesto, hay unas normas a seguir para ayudar a los dueños de los perros. Estos deben de tener una ruta segura para pasear o hacerle el ejercicio a su perro y protegerlo del frío con ropa, tener un aumento en la comida y los recordatorios médicos del veterinario.

Pero cuando finalmente podemos mover al perro de la casa para darle el paseo y el asoma la cabeza fuera de casa, el frío le viene y usted se pregunta si es seguro salir.

Aquí compartimos algunos consejos sobre cómo cuidar a nuestro perro con las bajas temperaturas del frío Invierno.

Salir de casa para dar un paseo.

Pasear al perro no es sólo para hacerle un buen ejercicio físico, también es un ejercicio de vinculación, de interactuar con su perro.

Puedo garantizar que no hay realmente una cosa que más le guste a su perro, que caminar con usted y jugar.

Mientras que usted podría simplemente dejar a su perro en el patio de atrás o en el jardín o delante del portal de la casa, para un juego rápido fuera de casa. Lo mejor es salir de casa a dar un paseo con su perro.

La parte más positiva para llevar a su perro a dar un paseo es la energía que puede quemar, y el estrés acumulado dentro del hogar.

La falta de ejercicio es uno de los principales factores de los muchos problemas de conducta con los que tratamos a diario.

¿Y si la temperatura es por debajo de 0º C y que realmente no podemos hacerle frente al frío?

Si es posible alguien que esté preparado para sacarlo en esas temperaturas o si no hacerle un programa de ejercicios en el interior de la casa.

Si usted tiene una cinta de correr, es una buena manera para que pueda quemar algo de energía.

Si usted tiene frío fuera y nota congelarse, esto puede tenerlo su perro también.

Aunque es raro que los animales puedan congelarse, es posible que suceda.

Si usted está prestando atención a su perro, mientras pasea al aire libre con su amigo peludo, le indicará haciéndole saber cuando ha tenido suficiente de paseo y aguante del frío.

Trate de limitar la cantidad de tiempo al aire libre durante las temperaturas muy frías y considerar un suéter o abrigo para el perro en busca de calor, especialmente para los de pelo corto o sin pelo, así como los cachorros y los perros de edad avanzada.

El frío siempre dependerá del tamaño del perro, cuanto más grande, pelo largo o grasa corporal, aguantará mucho más que uno pequeño y sin pelo o pelo corto.

Las calles heladas significan aceras saladas

Uno de los problemas más comunes por el clima frío están en las almohadillas de las patas del perro, irritándose causadas por la sal rociada sobre las aceras heladas, o simplemente por el frío, abrasadas por no tenerlas protegidas.

Debe evitar las calles en las que han rociado sal, o ponerle unas botas o calcetines para perros, como los perros de los trineos.

Deje que los perros caminen al lado, donde hay nieve fresca o blanca.

Al regresar a casa, antes de entrar revise bien las almohadillas y entre los dedos de los pies de su perro, revisar el pelo y la piel. Mire que no tenga nada enganchado, clavado o algo extraño adherido a su cuerpo.

Debe limpiarlo y secarlo bien con una toalla y con un secador de pelo. Debes revisar las orejas si están irritadas o sucias. Póngale una manta limpia y en alto del suelo. Nunca en contacto con el suelo.

Aproveche para sacar unas fotos o un vídeo en estos días y tener un buen recuerdo de su perro, de su primera vez en la nieve.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

martes, 3 de diciembre de 2019

Respuestas de preguntas sobre los perros

Erik Farina 2012


Los Perros son fáciles de complacer y de entretener, pueden parecer criaturas ingenuas, pero hay muchas más cosas de lo que parece que pasan por esas sonrisas babosas con la cola meneándose. Todo lo que tu perro hace, lo hace por una razón. Con la ayuda de algunos expertos profesionales de los perros, hemos descubierto algunos de los comportamientos más desconcertantes de nuestros queridos perritos.


¿Por qué a los perros les gusta comer tierra?

En su mayor parte, comer la tierra o la hierba es totalmente normal y completamente inofensivo para su querido perro. Sin embargo, si el comportamiento se vuelve excesivo, animamos a traer a su perro al veterinario. "Picar" es un término usado para describir el comer cosas que no sirven a un propósito biológico o nutricional. Esto puede incluir la tierra o la hierba si se consume en grandes cantidades. En algunos casos graves, puede provocar un daño neurológico.

Además, si usted observa que su perro come montones de tierra, esto puede indicar que él o ella no está recibiendo la nutrición adecuada de su alimento. La próxima vez que su perro trate de comer tierra, debes observar su comportamiento y averiguar si se trata de una cantidad inofensiva para solo masticar o una gran cantidad mala que se esta tragando.


¿Los perros tienen un cerebro pequeño?

Los científicos creen que los perros domesticados tienen cerebros más pequeños que sus contrapartes salvajes (los lobos). Como resultado, sus sentidos no son tan fuertes y son menos perspicaces en su entorno. Sin embargo, los perros son mejores para interpretar el comportamiento humano de lo que los lobos lo pueden hacer, y los recientes estudios han encontrado que su capacidad cerebral ha aumentado más que en otros animales, incluyendo el de los gatos. Según un estudio científico, los perros han desarrollado cerebros más grandes que los gatos en los últimos años debido a que son más sociales. Las especies altamente sociales de los mamíferos necesitan más capacidad cerebral que los animales solitarios.


¿Es normal que mi perro duerma más de 12 horas al día?

No importa el tamaño o la raza del perro, los perritos tienden a gastar una mayor parte de su día durmiendo. Es completamente normal. Además, cuanto más viejos son, ellos duermen más. Dicho esto, los perros no deben quedarse dormidos hasta el punto en que están todo el día en letargo. Ellos necesitan una alimentación adecuada y ejercicio. Si usted nota que su perro está apático, asegúrese de llevarlo al veterinario para ver si hay un problema subyacente.


¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

Un período de gestación normal para una perra, está entre los 56 a 70 días. A los 40 días, los cachorros están en vía de desarrollo, se les ha formado las patas, los ojos y los oídos. Hacia la octava semana, el pelo de todo el cuerpo se ha desarrollado. Cuando la futura madre está lista para dar a luz a su camada, que esta a veces puede llegar a tener hasta 12 cachorros.


¿Por qué a mi perro le gusta rascar el sofá o la cama?

La razón por la que su perro ha destrozado tantos cojines de su sofá es a causa de sus antepasados. Tiempo atrás, cuando los perros salvajes no tienen cómodas camas o sofás para dormir. Para estar tumbados en cualquier hierba o tierra donde tenían un lugar para el descanso, iban a cavar hasta que se ajuste al contorno de su cuerpo. A día de hoy, los perros modernos aún tienen este instinto natural.


¿Por qué, a mi perro le encanta destruir el papel?

Al igual que la excavación o el olfatear, el estar rompiendo las cosas es una segunda naturaleza para los perros. Es una manera divertida para que ejerzan su energía. También puede sentirse bien extrayendo algo con la boca. Mientras que algunas razas son más propensas a romper el rollo de papel higiénico que otros (estamos viendo a los Boxers, Cairn Terriers, Golden Retriever y Malteses), todavía este comportamiento familiar se observa en los perros de todas las formas y tamaños. Mientras que la trituración está bien, comerse el papel no lo está. La ingestión de grandes cantidades de papel puede causar una obstrucción intestinal o causar problemas digestivos.


¿Los perros deberían llevar gafas de sol cuando están al aire libre durante largos períodos de tiempo?

De acuerdo con el veterinario el Dr. Timothy Bell, hay muy pocos trastornos causados por la luz solar directa. Una excepción es el Pannus, una condición ocular inducida por el sol que se encuentran comúnmente en los Pastores Alemanes, pero se trata con medicamentos, no con gafas de sol. Siendo realistas, un perro no va a usar gafas de sol. Sería difícil encontrar unas gafas para su forma de cabeza y aún más difícil mantenerlas en el perro. Si el sol le da directamente en los ojos de su perro, por lo general va a girar la cabeza para evitar el deslumbramiento.


¿Por qué es bueno que los perros escuchen música clásica?

Un estudio encontró que a los perros les calma y suaviza la música clásica mejor que cualquier otro género de música. Después de tocar varios tipos de canciones a un grupo de perros, un equipo dirigido por el psicólogo Lori Kogan de la Universidad Estatal de Colorado, confirmó que los temas de heavy metal tiende a molestar a los caninos frente a la música clásica, como el tema de Beethoven "La Oda a la Alegría", había calmado y relajado a el perros.


¿Puede mejorar la vista de un perro comiendo zanahorias?

Lamentablemente, comer toneladas de zanahorias en realidad no puede mejorar la visión de su perro en absoluto. Sin embargo, el beta-caroteno, es un pigmento que se encuentra en las zanahorias y otras verduras de color naranja, es bueno para el bienestar general de su perro. Cuando su perro come algo que contiene beta-caroteno, este es absorbido por el intestino y después se transporta al hígado. A continuación, se combina con las grasas y se convierte en vitamina A. A continuación se libera a través del torrente sanguíneo y viaja a la retina del ojo. Mientras que el beta-caroteno es bueno para su perro, hay una probabilidad muy pequeña de lo que realmente pueda ayuda a la visión de su mascota.


¿Por qué la nariz de mi perro se vuelve de color rosa?

Hay un término para eso!!! La Nariz Dudley, que es cuando la nariz negra de un perro se vuelve parcialmente o completamente marrón o rosa. Es totalmente normal y puede ocurrir en perros de raza pura. La Nariz Dudley se produce cuando la nariz de un perro pierde un poco de pigmento. En general, no causa ningún problema de salud en el animal doméstico. Sin embargo, los veterinarios sugieren poner un poco de protector solar en la piel de color rosa.



Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot

lunes, 2 de diciembre de 2019

Día Nacional del perro callejero, el mestizo

Erik Farina 2014
Día Nacional del perro callejero, el mestizo, en Estados Unidos National Mutt Day 

El Día Nacional del perro callejero es un día festivo que se celebra el 31 de Julio y el 2 de Diciembre y celebra los perros mestizos. También es una fiesta no oficial que proclama que estos perros son tan especiales como sus contrapartes de raza pura y deben recibir el mismo amor, afecto y respeto. Este día también debería servir como un recordatorio de que hay millones de perros mestizos en las protectoras de todo Estados Unidos y que solo esperan que una familia los lleve a casa y les den cariño. 

Este día especial es para crear conciencia a las personas sobre la difícil situación de los perros mestizos en las protectoras de todo el país, ya que aproximadamente el 80% de los perros en las protectoras son mestizos. La mayoría de las razas puras que terminan en el refugio generalmente son adoptadas rápidamente por el público que quiere un perro de raza pura "mas barato" o por salvar a uno de raza pura. La misión del día es educar al público sobre la cantidad de perros mestizos que esperan desesperadamente nuevos hogares y celebrar las increíbles características que la mezcla de razas crea individualmente en cada perro.

La historia del día nacional del perro callejero 

Esta fiesta fue creada por Colleen Paige, defensora del bienestar animal y experta en estilo de vida familiar con mascotas, en el año 2005, para arrojar luz sobre el problema de los perros mestizos que son abandonados y finalmente sacrificados debido a la cría excesiva. Así que creó esta fiesta, una fiesta que se celebra tanto el 31 de julio como el 2 de Diciembre para que todos entiendan que estos perros no solo necesitan ser salvados, sino que también deben ser abrazados y tener su día festivo.

8 de cada 10 perros de las protectoras para perros estadounidenses son mestizos. Esto se debe a que las razas puras se adoptan con relativa rapidez porque, en general, eso es lo que las personas buscan al adoptar un perro y las tarifas para obtener los perros de raza pura son significativamente más bajas que si se compraran en una tienda de mascotas. 

¿Que cualidades tienen los perros mestizos? 

En promedio, los perros mestizos tienen una vida útil más larga que los perros de raza pura. Los perros mestizos generalmente también tienen una mejor salud general. Los perros de raza mixta tienen una apariencia única. Los perros mestizos son generalmente menos costosos que los perros de raza pura. 

Hay millones de perros mestizos amorosos y saludables sentados en las protectoras, que buscan desesperadamente un nuevo hogar.

Celebra el Día del Perro Callejero

Anímate a visitar las protectoras de tu localidad. Si no puedes adoptar un perro, ayuda con donativos económicos, alimentos, complementos necesarios para su bienestar o como voluntario para pasear los perros.

Ayuda a terminar con la sobrepoblación de perros esterilizando y castrando a sus mascotas.

La mejor manera absoluta de celebrar el Día Nacional del perro callejero es encontrar una manera de ayudar a muchos de los perros mestizos que viven en el mundo de hoy.

También puede escribir de sus esfuerzos para ayudar a los perros mestizos en las redes sociales, o compartir este artículo. Y si por casualidad tienes un perro mestizo, asegúrate de mostrarle un poco más de amor y afecto en el Día Nacional del perro callejero. (Mestizo)


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot

domingo, 1 de diciembre de 2019

Como socializar a un cachorro

Erik Farina 2012
La Socialización del Perro  

Llamamos socialización al proceso por el cual los animales sociales aprenden a enfrentarse y relacionarse con el mundo exterior. Los perros necesitan tratar con otros perros y personas para aprender a vivir en el mundo que les rodea. Un cachorro correctamente socializado suele convertirse en un adulto bien adaptado socialmente. Un perro joven necesita aprender cómo es el mundo que le rodea, cómo los hombres, mujeres, niños, ancianos y los otros perros, para no tenerles miedo al día de mañana y reaccionar de la forma adecuada en sus relaciones sociales.

Lo Que se Puede Esperar de Cada Edad

La Primera Infancia: El Período Neonatal; las dos primeras semanas de vida.

El perro recién nacido parece una diminuta hoja en blanco en la que todo está por escribir. Sin embargo, aunque parezca ignorar por completo cómo debe comportarse fuera del útero materno, no debemos dejarnos engañar: depende por completo de la madre para alimentarse, mantener su temperatura corporal y estar físicamente protegido, pero en realidad no está tan desvalido como parece.

Qué hacer: Aunque aún no pueden vernos ni oírnos, debemos cogerlos y tocarlos. Viven en un mundo de olores y sensaciones táctiles, y están perfectamente preparados para empezar a acostumbrarse a nuestro olor y nuestras caricias.

El Periodo de Transición: Entre las dos y cuatro semanas de vida.

En esta época el cachorro evoluciona con extraordinaria rapidez. Sus oídos se abren y empiezan a reaccionar frente a los ruidos fuertes dando muestras de sobresalto. También abre los ojos, y pronto empieza a reaccionar ante la luz y los objetos en movimiento.

Qué hacer: Prepararlo para la fase de socialización, procurando que su entorno sea cada vez más variado y complejo con el fin de que aprenda a enfrentarse al mayor número posible de cambios en el entorno doméstico.

La Socialización: Entre las Cuatro y Doce Semanas de Vida.

Los cachorros entran en el período de socialización a partir de la cuarta semana aproximadamente, y las ocho semanas que siguen son las más críticas de su vida; también las más importantes desde el punto de vista educativo. De hecho, se ha demostrado que los cachorros que no han tenido contacto con los humanos entre las cuatro y las doce semanas de edad evitan el contacto con ellos, tienen miedo de la gente y puede ser imposible adiestrarlos más adelante sin ayuda profesional. Hacia el final de este período, sus patrones de pensamiento y su capacidad de concentración son ya similares a los de un perro adulto.

A la mayoría de los cachorros se les deja con la madre hasta que cumplen las siete u ocho semanas de vida. En este tiempo se produce el destete, y los cachorros deben enfrentarse a la severidad de su madre cuando les niega las mamas y la frustración de no poder mamar. También aprenden ahora, jugando con sus hermanos, a tratar con sus semejantes, a moderar la fuerza de sus mordiscos y asumir un estatus social, que calibran compitiendo con sus compañeros de camada por los recursos.

A esta edad tan temprana ya es posible observar las primeras manifestaciones de sus instintos sexuales y de caza. Con cuatro o cinco semanas, los cachorros de ambos sexos pueden ya montarse mutuamente durante el juego, así como saltar sobre un juguete y zarandearlo como si estuviesen dando muerte a una presa.


Qué hacer: Como los cachorros suelen dejarse con la madre hasta bien entrado el período de socialización, corresponde al humano acostumbrarlos a los diferentes ruidos, olores, texturas, imágenes y voces que se producen en el entorno doméstico. Por lo tanto, cuando usted recoja al cachorro éste deberá haber sido expuesto ya a gran cantidad y variedad de estímulos.

Antes de separarse de su madre, un perrito debería haber conocido personas muy diversas entre sí, y lo ideal sería que también se hubiese familiarizado con el mayor número posible de elementos de la vida cotidiana posible. Cualquier cachorro que aún no esté debidamente socializado necesita ayuda urgente de un profesional, un Etólogo canino.

La Educación Continua

La socialización debe prolongarse al menos hasta las doce semanas de edad, de modo que, si ha recogido a su cachorro antes de este momento, será su responsabilidad continuar su proceso de educación en esta época tan delicada de su desarrollo. Incluso a los cachorros que no fueron debidamente socializados en su momento les vendrá bien ahora que se les vaya mostrando poco a poco y con delicadeza el mundo exterior con el fin de lograr que se acostumbren a las personas, objetos y sucesos habituales en el hogar y fuera de él.

Hay que ocuparse de proporcionar a los cachorros la mayor cantidad y variedad de experiencias posibles antes de las doce semanas, a pesar de que lo más habitual es que no hayan completado aún su primer ciclo de vacunas y, por lo tanto, no pueden todavía relacionarse libremente con los demás perros. Una posible solución de compromiso es sacarlos a la calle o al parque en brazos; otra sería llevarlos a casa de los amigos o hacer que éstos vengan a nuestra casa a visitarlos.

También es bueno hacerles tratar con otros perros, siempre que nos conste que éstos son adultos, son sociables y están perfectamente vacunados contra todo. Esfuércese en proporcionarle todo tipo de experiencias antes de que cumpla doce semanas de vida, todas las que pueda tener en el hogar cuando aún no pueda salir a la calle, y el resto, en cuanto esté preparado para empezar a salir.

Si necesita ayuda de un profesional y estar bien asesorado, en la selección de un cachorro nuevo o con la socialización de su perro, puede ponerse en contacto con nosotros en el correo: psicolmascot@gmail.com

Por: Erik Farina (Etólogo Canino)

PSICOLMASCOT

Contacto: psicolmascot@gmail.com