viernes, 28 de enero de 2022

Adiestramiento Canino a Pit Bull


 

SOLAMENTE COGE SU PELOTA


Erik Farina con SHIVA una Pit Bull adoptada que presentaba un Trastorno de miedo generalizado y era reactiva hacia los perros, presentando una agresividad alta, yo no podía tocarla el primer día, ni tampoco se podía pasear por la calle y no entraba en el parque del retiro, le tenía pánico al parque.


Después de una semana con Erik Farina en tratamiento de rehabilitación y educación con la Psicología Canina, Shiva paseaba perfectamente por la calle, entraba en el parque y jugaba perfectamente con sus dueños entre perros.


Después de 20 días, Shiva era muy posesiva con la pelota, e iba a buscar todas las pelotas de otros perros, no dejándoles jugar, cogía todas las pelotas de los demás perros, y no jugaba con la suya.


Trabajamos dos clases con ella para rechazar todas las pelotas, menos la suya, a lo mismo que los juguetes. Solo se puede centrar y jugar con su pelota y sus juguetes, debe rechazar lo de otros perros.


En este video se puede ver a Shiva como rechaza las pelotas que no son suyas y solo coge la que es de ella. Ahora en el parque con perros y muchas pelotas y juguetes, Shiva solo juega con su pelota y con sus dueños, y respeta a los demás perros con sus juguetes.


Shiva es una Pit Bull maravillosa y un ejemplo en el parque, paseando y jugando perfectamente con perros y muy cariñosa con las personas.


VIDEO SHIVA: 



Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto: psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot  


jueves, 27 de enero de 2022

Adiestramiento Canino - La Inteligencia del Perro


 


La inteligencia del perro.


La inteligencia del perro es la habilidad de un perro para aprender, pensar y resolver problemas. Los etólogos caninos, los adiestradores de perros, los propietarios, y los investigadores tienen tanta dificultad para ponerse de acuerdo sobre un método para probar la inteligencia canina, como lo hacen para la inteligencia humana.


Ciertas razas, como el Border Collie, el Labrador Retriever y el Golden Retriever, son generalmente más fáciles de adiestrar que otras razas. Vale la pena señalar que estas descripciones son en relación con otros perros, no en relación con el mundo en general.


La capacidad de aprender y obedecer las órdenes no es la única medida posible de la inteligencia.


Los perros son animales gregarios.


Los perros son animales gregarios, seres sociales por naturaleza que buscan y necesitan compañía para conseguir una estabilidad, asegurar su supervivencia alcanzando el bienestar animal. Los perros tienen una capacidad mayor en cuanto a las habilidades sociales y resolución de los conflictos. 


Establecen roles en sus grupos sociales, totalmente necesarios para la supervivencia del grupo, esto significa que ellos entienden la estructura y las obligaciones sociales, son capaces de aprender cómo comportarse en torno a otros miembros de la comunidad de los humanos que son especies distintas a ellos.


Si usted quiere una tener una clase de Educación, Adiestramiento, para entender y comprender a su perro con un buen vínculo canino, puede escribirme por WhatsApp al número 674 41 52 33 aprenderá con la psicología canina, con un método amable, teniendo un fuerte apego perro humano.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto: psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot  

miércoles, 26 de enero de 2022

¿ Cómo controlar el ladrido de mi perro ?


 

¿ Cómo controlar el ladrido de mi perro ?


A nuestro perro ladrando lo amamos y lo odiamos. Amamos el ladrido cuando nuestro perro nos avisa si hay alguien en la puerta, y amamos el ladrido que conseguimos cuando vemos que nuestros perros corren y juegan mientras ladran en voz alta la última melodía de música popular de los perros vía varios ladridos. 



Sin embargo, a la mayor parte de nosotros no nos gusta el ladrido que no es deseado, y esto puede ser una fuente principal de la tensión y cabreo para aquellos que viven cerca de sus habitaciones. El ladrido es el modo de su perro para comunicarse. Mientras que la mayor parte de nosotros sentimos que tenemos una idea de lo que nuestros perros nos dicen, puede ser a veces difícil descifrar. Uno de mis perros ladra cuando es feliz, cuando el ve a una ardilla o cuando el juega. Uno de mis perros ladra sólo cuando los demás perros comienzan el ladrido como una alarma, cuando mi perro ladra, siempre voy a comprobar la situación. Mi perro nunca da una falsa alarma. 



¿Cómo decidimos cuando el ladrido es suficiente? 



Quizás esto depende de la circunstancia, o quizás esto depende de nuestro estado de humor. A veces permitimos que nuestros perros ladren en la puerta, porque esto no nos molesta en aquel momento, y a veces arremetemos contra los perros cuando hace el mismo comportamiento. Muchos clientes me dicen que ellos no hacen caso de los ladridos, pero después ellos quieren que su perro pare de ladrar. El problema es que si usted no para a su perro después del número asignado de ladridos, su perro no tendrá ni idea como seguir el plan. Usted tiene que decidir el número de ladridos, y luego interrumpir a su perro después de que alcance ese número. Pienso que este plan sería casi imposible para la mayor parte de las personas.






El Ladrido en el jardín o en el patio de casa: 


La consecuencia es la llave a la contención del ladrido. Haga un plan y aténgase a ello. Si su perro sigue ladrando fuera, tráigale dentro inmediatamente. Mientras esto suena raro, esto parará la acción y mostrará al perro que el ladrido no será tolerado. Para algunos perros, necesitara hacerlo bastantes veces y así ellos aprenderán pronto que si ellos ladran, la diversión y el juego al aire libre ha terminado. 



Para otros, ladrar en el exterior significa que ellos quieren volver dentro de casa. Estos perros necesitan una buena dirección. Usted tiene que dedicarle un tiempo limitado para ir a jugar al jardín o patio. Dale un juguete que le guste mucho solamente en ese momento de dejarlo fuera, así relacionara ese juego con la salida, ayúdale a entender de que es bueno para él. Tiene que dejarlo entrar antes de que arme alboroto y empiece a ladrar. Al principio serán tiempos cortos y poco a poco irán aumentando. 



Una vez de que tu perro vea que con el ladrido no le abre la puerta, pero si está en silencio si que puede entrar, usted podrá ir aumentando el tiempo que el debe esperar. Por supuesto, el jardín o el patio de atrás no debería ser usado como su ejercicio. Su perro debería ser parte de la familia, que incluye el tiempo dentro con usted, y paseos enérgicos o tiempo de juego en el parque diariamente.





El ladrido en la puerta de casa: 


El ladrido de alarma en la puerta de tu casa, puede ser uno de los rasgos más molestos, y es el que a muchos de mis clientes tienen como numero uno en su lista de cosas de trabajar con sus perros. Usted puede pensar que con un ( NO ) agudo va a parar a su perro de que corra hacia la puerta cuando tiene una visita, y saludarlos, pero ese, no es el mejor plan a largo plazo. Con un ( NO ) solo paras a un perro de hacer algo en ese momento. 


El problema es que cuando el comportamiento empieza a intensificarse, serán mas repetidos los gritos y mas nervioso estará usted, y el perro empezará con repetidos ladridos. Esto no es ninguna diversión para una persona que quiere estar tranquilo en casa. Delimite una zona donde tiene que estar su perro, esto puede ser cerca de la puerta o en el salón. Al principio que el perro pueda decidir que lugar le gusta mas al azar. Poco a poco el perro se dirigirá a aquella zona, esperando a que alguien entre y pase por su lado. Una vez que el empiece a hacerlo el solo, usted podrá relacionárselo con una orden o un refuerzo positivo. Empiece con alguien tocando al timbre o golpeando a la puerta, tan pronto usted escuche el timbre, le da la orden de ir a su lugar. 


Debería repetirlo muchas veces el tocar el timbre y llevarlo a su lugar. Una vez que tu perro entienda la idea de el timbre, tu perro ira a su lugar y comenzara hacerle una señal, y usted ya no tiene que darle la orden, tu perro esperará y recibirá al invitado. Usted puede comenzar a retrasar la visita, para aumentar la cantidad de tiempo que tu perro tiene que quedarse en su lugar. Esto le ayudará a entender que si él espera allí bastante tiempo, algo sabroso debería venir en su camino. Con el tiempo si no tiene visitas usted refuércele con premios de vez en cuando en ese lugar.






El ladrido para llamar la atención: 


El ladrido para llamar la atención es otra molestia grande. El mejor modo de erradicar esto, es no prestar atención a su perro cuando él es insistente en el ladrido. Vuélvale la espalda y déjele ladrar lejos. No pasará mucho tiempo de que el se dé cuenta que con el ladrido no hay juego. Usted tiene que asegurarse de prestarle atención y jugar con él y darle muchas caricias cuando este no ladra, y no esperar a que ladre. 


Esto puede ser difícil, cuando él entienda para siempre, que ladrando no juega con usted. Su insistencia será tentativa, pero dejará de hacerlo. La relación de que tu perro esté tranquilo y el resultado sea jugar con él o caricias, será la derrota de él y la victoria de usted. Si usted no le hace caso, tu perro se irá hacia sus pies a recibir caricias. Acuérdese de dejar a su perro disfrutar un poco del ladrido cuando él juega con otros perros. El oír a su perro ladrar de alegría, traerá una sonrisa a nuestra cara, y nos recordará de porque amamos a nuestros perros.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto: psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot  

martes, 25 de enero de 2022

La Importancia del Juego para tu Perro


 


Que el perro pueda estar jugando durante horas seguidas tiene un efecto muy evidente, la ejecución de ejercicio, por lo que ya tenemos la primera de las ventajas de esta actividad. 


No obstante, precisamente por este motivo, el juego debe adecuarse a su edad y características. Por ello, un cachorro debe jugar pero sin excesos físicos que puedan superar su capacidad, especialmente para evitar lesiones. 


En cuanto al ejercicio, también debe supervisarse en los perros que tengan alguna patología que lo contraindique, por ejemplo, displasia de cadera, ya que es frecuente que a pesar de tener alguna molestia, un perro pueda estar haciendo ejercicio pero luego resentirse. 


Dado que ellos no tienen capacidad para adelantarse a los acontecimientos, su control depende de nosotros. Especialmente cuando son cachorros, el juego supone el desarrollo de sus aptitudes, tanto cuando juega con sus hermanos de camada, como con otros cachorros en el parque. Por ello, en la medida de lo posible, hay que dejarle jugar con otros perros, ya que supone un buen método para su socialización. 


Por otra parte, el juego con el dueño también tiene su importancia, en primer lugar porque se establecen vínculos entre ambos, que una vez afianzados pueden suponer la base para enseñarle muchas normas.





Así, cuando el perro nos pide que juguemos, es conveniente no consentir inmediatamente, sino darle una pequeña orden y sólo jugar con él cuando la haya cumplido. Con esta actitud aprende que es el propietario quien manda y a considerar el juego como un premio a su comportamiento. Asimismo, cuando un perro y un niño están jugando entre sí, deben contar con la supervisión de un adulto, tanto para controlar al perro en caso necesario como para dirigir al niño en cuanto al trato adecuado con el perro. 


 Como acabamos de ver, es muy importante que juegue con las personas y otros perros, pero en su defecto también lo es que lo haga con los objetos adecuados. Para este cometido, se comercializan de todos los tipos, con infinidad de características. 


Sin embargo, siempre debemos elegir uno que no pueda tragar fácilmente o que sea difícil de romper en pedazos y que trague alguno. 


Tampoco debemos permitir que juegue con nuestras manos, ya que así evitamos que nos haga daño, aunque sea involuntariamente, y jamás utilizaremos piedras para que nos las traiga, ya que resultan muy destructivas para la dentadura, por no hablar del peligro de ingestión accidental. Lo mismo pasa con los objetos personales, ya que si le dejas jugar con ellos, especialmente cuando es cachorro, lo que conseguirás es fomentar una costumbre muy difícil de redirigir. 


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto: psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

lunes, 24 de enero de 2022

La Procesionaria un Gran Peligro para los Perros


 


ALERTA PELIGRO..!! LLEGA FEBRERO Y LA ORUGA PROCESIONARIA ESTÁ EN EL SUELO..!! UN GRAN PELIGRO PARA LOS PERROS..!!! CUIDADO DONDE HAY PINOS..!!



La Oruga Procesionaria del Pino (Thaumetopoea Pityocampa). Esta comunidad de orugas, sensibles al frío y a la humedad, vive en los bosques de pinos y cedros de toda la península y Baleares, no obstante, no suelen ser comunes en las zonas lluviosas o por encima de los 1500m de altitud.



Debido al cambio climático cada vez hay más y, además, su radio de acción las ha acercado a las áreas urbanas. Por eso mismo aunque obviamente donde suelen estar es en los pinares también nos podemos encontrar con ellas en jardines y parques públicos en casi todas las ciudades, tanto de la Península como de Baleares.



Y cada vez aparecen antes, en este 2022 los primeros avisos han llegado en Enero a los centros veterinarios, se están viendo nidos en los pinos de los parques, debido al buen clima que tenemos.



La oruga procesionaria, es fácilmente reconocible por varios motivos, su apariencia y su conducta. Esta oruga, con cabeza y piel de color negro y costados de color gris, cuenta en su dorso con unos pelos rojizos, llamados tricomas, llenos de una sustancia muy urticante (histamina) que la protege de sus depredadores, quiénes con sólo tocarla u olfatearla pueden sufrir graves reacciones alérgicas.






El ciclo biológico de la oruga procesionaria comienza a finales de verano y dura todo el año. Durante el invierno las larvas suelen permanecer en el nido durante todo el día y salen por la noche a alimentarse de las hojas del pino en el que residen, excepto en las noches muy frías en las que también comen durante el día. Cuando termina el frío del invierno, disminuyen las lluvias y empiezan a subir las temperaturas, normalmente de febrero a abril, las orugas empiezan a descender del árbol en forma de procesión buscando un lugar adecuado donde enterrarse y empezar a tejer su capullo (crisálida) que eclosionará a finales de verano y del cual saldrá una mariposa.



Estas mariposas, que tienen una vida de 1 o 2 días y que suelen volar al atardecer, ponen sus huevos en las hojas de los pinos o cedros. Los huevos que las mariposas han puesto en el pino se abren a los pocos días y de ellos nacen las larvas (orugas) que aprovechan para alimentarse de sus hojas hasta que son capaces de desplazarse a otra zona en la que construirán sus nidos, conocidos como bolsones. Los bolsones de oruga procesionaria construidos en las copas de los pinos son fácilmente reconocibles porque parecen grandes bolas de algodón.



Estas orugas tan primaverales no sólo son perjudiciales para nuestro perro, también lo pueden ser para nosotros y, además, son tratadas como una plaga común en los pinares de la zona mediterránea.






Estas orugas poseen unos pelos urticantes (irritantes) que revisten todo su cuerpo. La reacción tras el contacto con la procesionaria del pino es inmediata: se produce hipersalivación, se inflama la lengua y aparece una coloración roja o amoratada, aparecen ampollas con líquido y úlceras que pueden producir pérdidas de alguna parte de la lengua. Cuando el perro entra en contacto con dichos pelos puede presentar diversos cuadros, desde un cuadro alérgico como puede ser una urticaria, a sufrir eritemas y angioedemas (hinchazón de la cara), necrosis en la lengua e incluso la muerte de nuestro perro si ésta fuese ingerida. 



Los perros jóvenes, debido a su curiosidad, sus ganas de jugar con todo y su facilidad por comer cualquier cosa que encuentran, suelen tener más riesgo a entrar en contacto con la oruga procesionaria que los perros adultos. El problema reside en que el cachorro se encuentre en el parque explorando sin supervisión y se acerque a la hilera de orugas, las olfatee, las lama o se las coma.






En cuanto el perro lame la oruga aparece sialorrea y glositis, la lengua se inflama y se puede necrosar, debido a todo esto la mayoría de los perros presentan molestias al intentar abrirles la boca y se frotan su cara con las patas delanteras. Si nuestro perro se come la oruga también es habitual que vomite y que en sus vómitos aparezcan trozos de oruga. Según la importancia y severidad de las lesiones ocasionadas en las zonas afectadas se pueden llegar a provocar necrosis en los tejidos, teniendo así que llegar a amputarse partes de la lengua del perro por haber provocado lesiones irreversibles. También puede provocar otros daños importantes en los ojos, concretamente en la cornea y conjuntiva de nuestro perro.



Lo más importante en este caso es tratar de evitar el contacto de nuestro perro con la oruga procesionaria eligiendo para pasear zonas que ellas no habiten. En el caso de no poder hacerlo, conviene estar alerta para que no se acerque ni para olisquearlas. Y si con todo esto no hemos podido evitar el contacto con la oruga, lo más adecuado será acudir de inmediato al veterinario, o al de urgencias de la zona, para poder realizar cuanto antes a nuestro perro un tratamiento a base de corticoides y antihistamínicos, generalmente administrados por vía intravenosa, para disminuir la gravedad de sus lesiones.



Si usted nota algo raro en el comportamiento de su perro, o le ve algo raro o tiene certeza de la Procesionaria, acuda a su veterinario de urgencia.





Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto: psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot