lunes, 27 de septiembre de 2021

Sueñan los Perros..?


 

El Perro, El Sueño y Sus Trastornos


Como todos los mamíferos, el perro duerme y sin que se pueda precisar la razón, su sueño es indispensable para el mantenimiento de su salud física y psíquica.



Hay que tener en cuenta dos aspectos complementarios del sueño. Uno cuantitativo, que corresponde a la duración total de los ciclos del sueño, y otro cualitativo, que el humano puede percibir en su caso por su estado al despertar, pero que es difícilmente estimable en el perro, más que observando las reacciones emocionales que siguen al despertar del animal.



El Tiempo del Sueño



Con respecto a otros carnívoros, y al gato en particular, el perro parece tener una menor necesidad de sueño o ser capaz de recuperarse mas rápidamente.



Las necesidades de sueño del perro, igual que en los demás animales, disminuyen con la edad. Los recién nacidos pasan durmiendo entre el 85% y el 98% de su tiempo. Hacia las 4 o 5 semanas, este porcentaje no llega ya al 65%, que es casi comparable al de un adulto.



Para todo perro joven, los ciclos de sueño están repartidos a lo largo de las 24 horas del día. Para el adulto el período más propicio para dormir es el comprendido entre las 13 y las 15 horas. Por otra parte, los perros adultos duermen prácticamente sin interrupción entre las 21 y las 4 horas.




El Ciclo del Sueño



Cada ciclo de sueño (período durante el cual un animal duerme sin volver al estado de vigilia) puede dividirse en fases que corresponden a actividades cerebrales diferentes.


Sueño Paradoxal y Sueño Profundo



Para simplificar, se puede decir que para todo animal el sueño tiene dos fases: la fase de sueño paradoxal y la fase de sueño profundo.



La fase de sueño paradoxal comprende los períodos de sueño durante los cuales tienen lugar los sueños. Los registros de los encefalogramas dan entonces unos trazos similares al estado de vigilia. Bajo su influencia, los tonos musculares del conjunto de los músculos estriados, con la excepción de los músculos respiratorios, de los párpados, de la cara y de la laringe, disminuyen considerablemente y el cuerpo se queda en un estado de ligereza.



Teniendo en cuenta la frecuencia de las ondas cerebrales, esta fase corresponde a lo que también se llama “sueño rápido”; se habla igualmente de sueño REM, del inglés “Rapid Eye Movement” (movimiento rápido de los ojos), en alusión a los movimientos de los globos oculares durante esta fase.


La fase de sueño profundo, también llamado “sueño lento” o sueño LEM, del inglés “Low Eye Movement” (movimiento lento de los ojos), corresponde a una actividad cerebral ralentizada, caracterizada por un trazo electroencefalográfico compuesto por ondas lentas de gran amplitud. Durante esta fase los tonos musculares se conservan.




Se distinguen diferentes grados en este sueño profundo. El alcance de los últimos grados en este sueño profundo. El alcance de los últimos grados de este sueño profundo, parece coincidir con la secreción de ciertas hormonas (entre otras, la hormona del crecimiento GH, que en los animales adultos, podría permitir la corrección de los desgastes sufridos por el organismo durante el período de actividad).


Normalmente, la sucesión de las diferentes fases de un ciclo de sueño comienza por una fase de sueño profundo.


En el cachorro, el sueño rápido es preponderante, puesto que el recién nacido sueña durante el 90% de su tiempo de sueño. Para el perro adulto, por el contrario el sueño rápido no representa más del 36% de su ciclo, cada fase de sueño rápido dura unos 6 minutos y se producen cada 20 minutos.


La especie canina presenta una interesante particularidad para las clínicas dedicadas al estudio de los trastornos del sueño: la escasa inhibición de los tonos musculares durante el sueño ligero. Por tanto, como habíamos señalado, esta fase del sueño, se acompaña de la supresión casi total de los tonos musculares, en el perro, el Locus Coeruleus no parece tener el control total de estos tonos, dejando al perro la posibilidad de agitarse durante el sueño.





Los Trastornos del Sueño



Como todas las funciones del organismo, el sueño puede ser modificado por un proceso patológico. De este modo, la duración del sueño puede estar afectada. En casos de aumento se hablará de “hipersomnio” y en caso de disminución de “insomnio”.



Los Hipersomnios



Se observa sobre todo en los perros que padecen narcolepsia-catapléxia, una enfermedad hereditaria que afecta principalmente a los Labradores, los Caniches, los Basset-Hounds y los Pinschers. Esta enfermedad se manifiesta por un acceso de sueño rápidosobrevenido brutalmente por una emoción agradable tal como la comida o el juego.



El perro se derrumba por consiguiente, sin vigor (al menos al principio de la enfermedad, las fases de sueño así producidas son cortas, y se puede ver “pedalear” a los perros durante esta fase del sueño), y se despierta un momento después como si nada hubiera pasado. Los primeros síntomas de la enfermedad aparecen muy pronto (alrededor de la 6ª semana) y en algunos perros, se atenúa durante la adolescencia.



Esta enfermedad es actualmente incurable, los medicamentos disponibles no permiten mas que limitar el número de crisis. La observación de estos síntomas en un cachorro hace necesaria una consulta al veterinario, que hará el diagnostico diferencial con otras enfermedades (miastenia, epilepsia, ansiedad paroxística, hipoglicemia...) mediante Test clínicos particulares. Se hace totalmente desaconsejable la reproducción de estos perros que sufran esta enfermedad.




Los Insomnios



Pueden ser debidos a diferentes patologías, particularmente se acompañan todas ellas de reumatismo o de alguna molestia respiratoria.



Las ansiedades, por ejemplo, provocan insomnios ligeros debidos a los despertares bruscos durante las fases de sueño rápido; estos despertares bruscos son a veces acompañados de pequeñas micciones correspondientes a las reacciones de temor y más raramente, de verdadero pánico con gemidos o con ataques de agresividad que le pueden llevar a la destrucción de objetos.



Más graves son los insomnios depresivos, pues a ellos corresponde no solamente una disminución de la duración del ciclo, sino también una modificación estructural del mismo: se asiste en este caso, a un aumento relativo de la duración del sueño rápido, con despertares frecuentes durante esta fase como en el caso de las ansiedades, pero con una inversión del orden de las fases en el orden del adormecimiento.



Los perros que sufren de depresión grave se adormecen en efecto con sueño rápido y se despiertan sobresaltados casi inmediatamente. Bastante pronto, estos perros manifiestan la inquietud que la necesidad de sueño les hace sentir; se acuestan, se quejan y no se adormecen hasta que ya no pueden luchar. Las terapéuticas actualmente utilizadas permiten corregir rápidamente estos desórdenes y la restitución de los ciclos de sueño normales permiten mejorar el pronóstico de la enfermedad.



Para una consulta, puede escribirnos al correo electrónico; psicolmascot@gmail.com , atendemos a domicilio.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

miércoles, 22 de septiembre de 2021

Los Perros pueden ser pesimistas y optimistas


 

El Sentido y la Sensibilidad de los Perros


Los perros generalmente parecen estar alegres, parecen ser personajes felices y despreocupados, por lo que se podría esperar que la gran mayoría de los perros tienen una visión optimista de la vida. Pero de hecho, en la realidad de la vida, algunos perros son claramente más pesimistas que otros, como se mostro hace años en un estudio de investigación en la Universidad de Sydney.


Esta investigación fue emocionante porque midió los estados emocionales positivos y negativos en los perros de manera objetiva y no invasiva. Esto ofreció a los investigadores y a los dueños de los perros una idea de las perspectivas de los perros y cómo esto cambia.


Averiguar con mayor precisión posible si un perro en particular es optimista o pesimista es particularmente útil en el contexto de los perros de trabajo y de servicios y tiene implicaciones importantes para el bienestar animal.


A los perros se les enseñó a asociar dos sonidos diferentes (dos octavas de diferencia) con lo que podrían obtener la recompensa preferida de leche o de obtener la misma cantidad de agua en su lugar. Una vez que los perros habían aprendido la tarea de discriminación, que se presentan con tonos "ambiguos".


Si los perros respondían después de tonos ambiguos, se notaba que esperaban que ocurrieran cosas buenas para ellos, y se les describía como optimistas. Ellos podía mostrar cómo estaban de optimistas según el tono en el que respondían. Un perro muy optimista podía incluso responder a los tonos que sonaban para jugar como a los tonos que se le ofrecía agua.





De los perros que habían probado se encontraron con más perros que eran optimistas que perros pesimistas, pero era demasiado pronto para decir si esto era realmente tan cierto como en la población general todos los perros.


Sin embargo, sí que significa que tanto los perros como las instituciones (protectoras, fundaciones, refugios, cuidadores de perros, residencias y hoteles caninos,) pueden tener una visión mucho más precisa en la estructura emocional de sus perros.


De acuerdo con la investigación de un perro con una personalidad optimista, se espera que más cosas buenas sucedan, que menos cosas malas. El perro va a tomar riesgos y tener acceso a las recompensas. Este es un perro que toma decisiones por sí mismo, cuando las cosas no le salen como el quiere, y lo intenta de nuevo. Los reveses de menor importancia no le molestan a este perro optimista.


Si su perro tiene una personalidad pesimista, este espera a que las cosas menos buenas sucedan y las cosas más malas también. Esto puede hacer que él sea muy cauteloso y aversivo al riesgo. Él puede dejar fácilmente las cosas cuando no salen como él quiere, porque los contratiempos menores le angustian a este perro. Puede que este perro no sea infeliz, pero es probable que esté más satisfecho con el statu quo y que necesite un poco de aliento para probar cosas nuevas.


Los Perros pesimistas parecían estar mucho más estresados al no querer hacer una tarea de ejercicios, que los perros optimistas. Estos perros pesimistas ladraban o gimoteaban seguido y evitaban que se les repitiera la tarea, mientras que los perros optimistas parecían inmutarse y continuaban con las tareas.





Esta investigación ayudó mucho a los adiestradores de perros de trabajo y utilidad, para que puedan seleccionar a los perros que mejor se adapten a los papeles de trabajo. Si supiéramos cómo son de optimistas o de pesimistas los mejores candidatos para un función de trabajo y utilidad, podríamos probar antes los perros con optimismo e identificar mejor los buenos candidatos para el adiestramiento para desempeñar ese función. Al perro pesimista se le evitaría los riesgos y sería mejor como un perro guía, mientras que un perro optimista, persistente sería más adecuado para la detección de drogas, explosivos, rescate y salvamento.


Esta investigación, no sólo sugiere cómo la personalidad de un perro puede afectar en la manera de como ven el mundo los perros y también cómo se comportan, en lo positivo o negativo de su estado de ánimo actual.


Esta investigación tiene el potencial de remodelar por completo cómo se evalúa el bienestar de los perros. Si por lo general sabemos cómo son de optimista o pesimista un perro, es posible que podamos detectar los cambios de optimismo del perro, y que nos avise cuando se encuentre en un estado emocional más positivo o negativo de lo habitual.


Lo más importante de este estudio, es poder tener la oportunidad de preguntar esencialmente a un perro de como te siente y obtener una respuesta. Podría ser utilizado para controlar su bienestar en cualquier entorno, para evaluar la eficacia de las actividades de enriquecimiento que podría estar en la mejora de su bienestar, y determinar exactamente lo que un perro encuentra emocionalmente angustiante.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


http://psicolmascot.blogspot.com/


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

lunes, 30 de agosto de 2021

El Trastorno del Miedo en los Galgos

ERIK FARINA  Agosto 2021

 

El Trastorno del Miedo en los Galgos. El caso de MALBA.


Erik Farina con LOLA y MALBA dos Galgas adoptadas de una protectora. Este caso trata sobre MALBA una galga de mas de tres años maltratada con claras cicatrices de heridas por todo su cuerpo, que presenta un trastorno de miedo generalizado muy alto y sobre todo miedo a las personas, presentando fobia a los humanos, y lo que parece más claro hacia los hombres.


ERIK FARINA  Agosto 2021

 


El miedo y la fobia que presenta en presencia de los humanos, está claro que es por el maltrato y golpes que ha podido haber recibido por las cicatrices en todo su cuerpo. A parte de esto presenta un gran trastorno de miedo generalizado que está asociado al cromosoma 7 por la privación sensorial durante su etapa de cachorra, en el que viven aisladas y privadas de estímulos y luego no saben adaptarse al nuevo entorno. 


Esto es un defecto en el desarrollo de conexiones interneuronales debido a la falta de estimulación. Durante los periodos de máxima expansión sináptica del cerebro. La falta de estímulos durante el desarrollo lleva a una malformación de zonas nerviosas especializadas para la gestión de informaciones sensoriales.


 

ERIK FARINA  Agosto 2021


La incapacidad de la cachorra de regular su actividad sensorial no le permite desarrollar estrategias de adaptación al nuevo entorno, desencadenándose así el riesgo de alteraciones emocionales. MALBA tiene una falta de estimulación de contacto, de apego por el encierro y maltrato que tuvo con una mala nutrición, un estrés muy alto diario y una parte de su genética en el desarrollo de su vida, todo esto se le agravó. 


Este tratamiento de rehabilitación de desensibilización, es muy difícil y de larga duración y de mucha calma y tranquilidad, yo diría de ir a cámara lenta en su proceso, los nuevos propietarios que llevan cuatro meses con ella en su casa, deben tomárselo con mucha calma sabiendo que van a ser semanas de adaptación a su nuevo hogar y entorno que le rodea.


ERIK FARINA Agosto 2021


MALBA al pasar de su vida anterior, al interior de una protectora, y pasarse meses allí, tuvo una adaptación a ese nuevo hogar y a su entorno, sin haber terminado su rehabilitación, siendo una negligencia de la protectora por desear que se adoptara rápido, corta esa rehabilitación que estaba recibiendo para haber sido adoptada en buenas condiciones, y con este corte de socialización y rehabilitación sin terminar el proceso, pasa a otro entorno muy diferente en la casa de esta nueva familia, con personas extrañas, sonidos nuevos y diferentes, olores desconocidos, y vuelta a empezar para poder adaptarse a este nuevo entorno, y ser rehabilitada.


ERIK FARINA  Agosto 2021


Como MALBA ya por su problema de carencia de socialización desde cachorra, afectando al cromosoma 7 no sabe de por si adaptarse a su nuevo entorno, aislándose en un cuadro depresivo con miedo, queriendo solamente estar en un cubil aislada de todos los sonidos, olores y entorno, siendo este un escondite dentro de la casa. Lo que desde toda su vida desde cachorra, estaba acostumbrada en unas dimensiones muy pequeñas por la cantidad de perros que vivían ahí con ella, mas perros que capacidad tenia la perrera.


ERIK FARINA  Agosto 2021


Hoy ha sido el primer día de tratamiento de desensibilización y adaptación al nuevo entorno con Erik Farina, pasa a entrar en el Club Psicolmascot para su rehabilitación y seguimiento. Este es un caso muy delicado y sobre todo de mucha paciencia y tranquilidad, donde día a día tiene que ser mas feliz y agradable para MALBA.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

miércoles, 28 de julio de 2021

El Cachorro; Recibirlo Bien, Paciencia y Comprensión.

Erik Farina

 

Si usted trae un nuevo cachorro a su hogar, probablemente acabará de separarse de su madre y hermanitos para venirse con usted, y es lógico que ahora se sienta muy solo. 


Todo lo que le rodea es diferente y extraño para él, incluso aunque en la casa haya otro perro, éste olerá diferente y se comportará de forma distinta a como lo hacían los perros con los que hasta ese momento ha convivido. En este momento, la calma y la coherencia son vitales para el nuevo cachorro. 


Es posible que usted sienta el impulso de hacer movimientos bruscos, gritar o incluso correr hacia el perro si lo sorprende haciendo algo que considera inaceptable, pero evite hacerlo, más bien deténgase, espere y medite. Su perro va a necesitar algún tiempo para conocerle y para entender las reglas que rigen en su hogar, incluso tardará en reconocer sus diferentes tonos de su voz. 


Si no quiere asustar al nuevo cachorro, tenga mucha paciencia. Lo primero de todo es evitar que se sienta atemorizado o incómodo. Los perros no pueden expresar con palabras que se sienten inseguros, desamparados y solos, ni redactar un escrito de protesta contra los olores, imágenes o ruidos que les resultan desagradables o perturban en el hogar. Sólo pueden expresar sus sentimientos y temores por medio de gestos corporales y faciales y ciertos sonidos. 


Puede ponerse en contacto con nosotros para una consulta, asesoramiento o clases de educación canina, escríbanos al email: psicolmascot@gmail.com


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

viernes, 23 de julio de 2021

Cómo enseñar a tu perro a nadar


 


Ya está terminando Julio y en una semana entraremos en Agosto, muchos de nosotros empezamos nuestras vacaciones y creo que hemos llegado al punto del verano, donde todo lo que queremos hacer es mantener la calma, y el efecto del clima, puede ser una lucha para nosotros y nuestros perros. Una de las mejores maneras de combatir el calor es saltar en la piscina, un lago, un río o el mar. Pero ¿sabía usted que no todos los perros pueden nadar de la forma del perrito? De hecho, algunos perros se hundirán hasta el fondo de la piscina. Esta semana, escribiremos cómo mantenerse a salvo en la piscina, un lago, un rio y el mar, y lo que puedes hacer para salvar a su perro en el caso de un accidente.


Una de las mejores cosas del verano, es estar refrescándose en nuestra piscina o piscina pública, especialmente si usted puede tener un compañero de natación. Si usted vive con un perro amistoso cerca de un lago o una playa, o si tiene una piscina en su jardín, que sin duda deben alentar a su perro a unirse a usted a nadar. Sin embargo, es posible que primero desee que le enseñe algunas lecciones básicas, especialmente si nunca ha estado nadando antes.


Ante todo la seguridad


Sólo porque usted tiene un perro no significa que va a ser un nadador natural. De hecho, algunas razas, como el bulldog ingles, por ejemplo, no puede nadar en absoluto y se hunde hasta el fondo si se tira en el agua sin un dispositivo de flotación para mantenerlos fuera del agua.


Los perros que son ligeros, tienen las patas cortas, o va a pasar tiempo en el barco o en aguas profundas debe estar equipado con su propio chaleco salvavidas. Demasiado ruido y la actividad puede ser una distracción. Comience con una zona tranquila del lago, río o piscina, y mantén a tu perro con una correa en todo momento en caso de que se meta en problemas, y para que el no pueda nadar demasiado lejos. La correa no debes quitársela hasta que tu perro sea capaz de nadar sin ayuda y esté constantemente volviendo a usted cuando lo llama.


Nunca deje a un perro solo en el agua, ni siquiera por un minuto. Y por favor, no tire a su perro al agua en su primer baño. Sólo le asustará hasta el punto de que el nunca querrá volver al agua de nuevo.





Comience despacio


Al enseñar a su perro a nadar, lo mejor es empezar en una zona poco profunda donde se puede caminar al lado de su perro. Póngale el chaleco de flotación, si es necesario, fije la correa, y camine lentamente hacia el agua, dejando que se acostumbre a tener los pies mojados.


Si su mascota se muestra reacia, lleve un juguete o unos premios para disuadirlo a ir más lejos. Use un tono de voz positivo y un montón de elogios verbales cuando el entra en el agua. Poco a poco lo llevara a aguas más profundas, hasta que pueda empezar a nadar para mantenerse a flote. En este punto, usted puede usar un brazo para proporcionar apoyo en el vientre de su perro si le parece que necesita una ayuda adicional. Esto le dará un incentivo para nadar con sus patas traseras, junto con las patas delanteras.


Usted no deje a su perro que utilice sólo sus patas delanteras para nadar, ya que se cansan con mayor rapidez y chapotea. Mantenerlo en el apoyo hasta que parezca cómodo en el agua y está usando las cuatro extremidades para nadar. Si en algún momento parece estar entrando en pánico, llévelo a un espacio de seguridad en el agua poco profunda y deje que se calme antes de intentarlo de nuevo.


Después de la experiencia de la natación


Cuando la lección ha terminado, ya es hora de conseguir que su perro salga de la piscina o del mar. Tómese su tiempo para mostrarle la forma correcta y segura para salir del mar o de la piscina para que pueda encontrar su propio camino la próxima vez. Un último buen enjuague con agua fresca le ayudará a deshacerse de los residuos químicos, sal o algas que pueden ser adheridas a su pelaje si ha estado en el mar. Por último, dele un montón de elogios verbales y físicos después de la lección, y tal vez un tratamiento adicional. Esto ayudará a su perro a asociar estos momentos divertidos y positivos con la experiencia de la natación.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot