martes, 21 de febrero de 2012

XVIII edición del Circuito Hípico del Sol de Saltos

Cinco semanas de competición internacional, 42 países participantes, más de 1300 caballos y los mejores jinetes nacionales e internacionales. Estos son los datos de las XVIII edición del Circuito Hípico del Sol de Saltos que mañana, martes, comienza en las instalaciones de Dehesa Montenmedio. Desde las nueve de la mañana se disputarán las primeras pruebas de caballos jóvenes. Este martes, a las 12:00 horas, se presentará la edición de este año a los medios de comunicación.

Tras el éxito de las pruebas de Doma Clásica a finales de febrero, mañana se pone en marcha la primera de las cinco semanas que forman el programa del Circuito del Sol de Saltos. En la competición tomarán parte 1.300 caballos, cifra tope que se había marcado la organización. En Dehesa Montenmedio se darán cita mucho de los habituales del Circuito, como Guy Williams, ganador de doce pruebas en la edición de 2011 y que esta temporada ya suma cinco triunfos en pruebas internacionales; Laura Renwick, que regresa a Dehesa Montenmedio tras su veintena de triunfos en 2010; William Funnel, ganador de siete pruebas en Montenmedio en 2011; Peter Wylde, Michel Robert, John Whitaker, Steve Guerdat o Julien Epaillard.

Entre los participantes, en Dehesa Montenmedio estará por primera vez Albert Voorn, medalla de plata individual en los Juegos Olímpicos de Sidney. El holandés acudirá al circuito junto a su hijo Vincent. Además, estarán los habituales del equipo español, como el asturiano Sergio Álvarez Moya, que tomará parte en los dos últimos concursos, Julio Arias, Pilar Cordón, Raffy Latham, el sevillano olímpico Luis Astolfi, Antonio Mariñas o Eduardo Álvarez Aznar.

Durante todo el fin de semana ha estado en funcionamiento la pista comercial y es que, ya se encuentran en las instalaciones gaditanas más de la mitad de los participantes. Hasta el momento, ya se ha podido ver entrenando al argentino Fidel Segovia, los ingleses John Whitaker y Guy Goosen, la mexicana Ariadna Azcárraga, el belga Gregory Whatelet o el suizo Steve Guerdat. Todo ello acompañado de un buen tiempo, en la que las primeras impresiones de los jinetes han sido muy buenas tras la primera toma de contacto con las instalaciones mejoradas y de primera calidad.

Hoy, arrancan las primeras pruebas oficiales con la disputa de la competición para caballos de 5, 6 y 7 años desde las nueve de la mañana. Las pruebas para caballos jóvenes durarán hasta el viernes, día en el que comenzará el primer concurso internacional.
PRESENTACIÓN CIRCUITO HÍPICO DEL SOL SALTOS DE OBSTÁCULOS

Dehesa de Montenmedio presenta el próximo MARTES 21 DE FEBRERO, a las 12:00 HORAS la XVIII edición del “Circuito Hípico del Sol de Saltos de Obstáculos”, que tendrá lugar en las instalaciones gaditanas del 21 de febrero al 25 de marzo de 2012.

En la presentación del día 21 de febrero en Dehesa Montenmedio ( Vejer de la Frontera) estarán presentes:

D. Antonio Blázquez, Presidente de Dehesa Montenmedio

Dña. Teresa Blázquez, Directora del Circuito Hípico del Sol

D. Manuel Basallote Esparrogosa, Teniente Alcalde y Concejal de mantenimiento urbano del Ayuntamiento de Vejer

D. Miguel Ángel Gutiérrez , Vicepresidente de la Federación Hípica Territorial de Andalucía

Dña. Pilar Cordón Muro, integrante del Equipo Nacional de Salto de Obstáculos.

Centro de diagnóstico de enfermedades congénitas

A principios del año 2002, a partir de distintos contactos mantenidos entre representantes del Club del Bóxer y miembros de la Junta Directiva de AMVAC, surge la idea de la creación de un "Centro de Diagnostico de Enfermedades Congénitas".

En su creación el Centro de Diagnostico de Enfermedades Congénitas era dependiente de AMVAC, pero el objetivo ha sido siempre dotarle de infraestructuras y sede social propios de manera que se convierta en un organismo independiente.

El funcionamiento del Centro de Diagnostico se basa en la creación de grupos de trabajo para cada una de las patologías motivo de estudio. A estos grupos, que son abiertos a nivel nacional, se pueden incorporar a todos aquellos veterinarios que tengan interés y de entre sus componentes se elegirá un Comité de tres-cinco miembros, cuya función será emitir los dictámenes en base a las pruebas diagnósticas remitidas.

Así mismo los miembros del comité son los responsables del grupo, coordinando la elaboración de protocolos que permitan una evaluación objetiva de la patología congénita de la que se ocupen, y teniendo como objetivo fundamental no sólo la realización de dictámenes sino la formación del resto de los miembros. De este modo cada Comisión no será sólo una entidad certificadora sino que se convierte en foro de aprendizaje y puesta en común de cada patología.

Está en funcionamiento el Comité de Lectura de Displasia de Cadera y Codo y el de Espondiloartrosis Deformante. Se realizan las lecturas para el Club del Bóxer, Club Español de Boyeros Suizos, Club de Terranova y para criadores de razas como Labrador, Husky, Doberman entre otras. Los grupos de trabajo no están formados únicamente por socios, sino que cualquier veterinario clínico de España puede pertenecer a él.

Parvovirus Canino, una infección causada por un virus.


¿Qué es la infección por Parvovirus Canino?

Esta enfermedad, llamada parvovirosis canina grupo 2 (PVC-2), es una
infección causada por un virus, es grave, sumamente contagiosa y afecta
principalmente el tracto gastrointestinal en los perros adultos, cachorros y
otros cánidos salvajes (por ejemplo, zorros, lobos y coyotes). También puede
dañar el músculo cardiaco en cachorros muy pequeños y cachorritos que no
han nacido. Esta enfermedad fue identificada en 1978 y tiene distribución
mundial. Para una mejor comprensión, este tema se desarrolló a base de
preguntas (P). Basándose en el estudio de las propiedades genéticas del virus, se han podido identificar varias cepas variantes del virus
PVC-2 (PVC-2a, PVC-2b, PVC-2c) no obstante, en los animales estas cepas
producen signos similares de la enfermedad. La cepa PVC-2b es la variedad
más común en los Estados Unidos (EE.UU.). La cepa PVC-2c fue aislada por
primera vez en los Estados Unidos en el año 2006 y ha llegado a ser la segunda variedad más común en este país.

¿Cómo se transmite el Parvovirus Canino?

La enfermedad por PVC-2 es altamente contagiosa y se transmite por contacto
directo de perro a perro, por contacto físico directo con las personas, lugares
contaminados o cuando los cachorros y perros adultos ingieren el virus que se
encuentra en la materia fecal (heces) proveniente de perros infectados. El virus
también puede contaminar las superficies en las perreras, el alimento, los
recipientes para agua de beber, los collares y las correas. Este virus es muy
resistente a las condiciones ambientales extremas como son el calor, frío,
humedad, sequedad y puede sobrevivir por largos periodos bajo condiciones
adversas. Aún pequeñas cantidades de excreta que contenga el parvovirus PVC-
2 pueden servir como reservorio de la infección e infectar a otros perros que
entren en contacto con el medio contaminado. El parvovirus PVC-2 es
fácilmente diseminado de un lugar a otro, transportado en el pelo, en los
miembros del perro, en jaulas contaminadas, zapatos y otros objetos.

¿Cuáles perros tienen más riesgos?

Todos los perros tienen riesgo de ser afectados, sin embargo, los cachorros de
menos de cuatro meses de edad y perros adultos que no han sido vacunados
contra parvovirus canino poseen un mayor riesgo de adquirir la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la infección por parvovirus?

Se dice a menudo que los perros infectados con el virus de PVC-2 y que se
muestran enfermos deben tener el “parvo”. Los primeros síntomas de la
infección por PVC-2 son: pérdida del apetito, fiebre, somnolencia y a menudo,
diarrea sanguinolenta severa. Los perros pueden deshidratarse rápidamente
debido al vómito y la diarrea. La mayoría de las muertes debida al parvovirus
ocurren dentro de las 48 a 72 horas posteriores al inicio de los signos clínicos.
Si su cachorro o perro adulto muestra alguno de los síntomas comuníquese de
inmediato con su Médico Veterinario.

¿Cómo se diagnostica y se trata la infección del parvovirus?

Su Médico Veterinario hará el diagnóstico inicial de la infección por PVC-2
basándose en la historia clínica del perro, el examen físico y pruebas de
laboratorio. El resultado positivo en las pruebas de materia fecal confirmará el
diagnóstico. No existen medicamentos específicos que eliminen el virus en animales infectados, por ello, se administra un tratamiento de soporte enfocado a estimular las defensas del animal hasta que su sistema inmunológico pueda luchar contra la infección viral. El tratamiento debe iniciarse de inmediato y consistirá en dirigir los esfuerzos para contrarrestar la deshidratación
mediante el suministro de líquidos y electrolitos, que servirán para reemplazar las pérdidas causadas por el vómito y la diarrea, mismas que también deben ser controladas, así como, la prevención de infecciones secundarias. Los perros enfermos deben mantenerse abrigados y proporcionarles una nutrición adecuada. Cuando un perro sufre la infección por parvovirus, el tratamiento puede ser muy costoso y aun así puede morir, a pesar de que reciba tratamiento
de emergencia. El diagnóstico oportuno, seguido del tratamiento de emergencia puede favorecer la recuperación de su mascota, sin que se presenten otras complicaciones. Debido a que el PVC-2 es altamente contagioso, los perros infectados deben aislarse de otros perros para minimizar la propagación de la infección. Es esencial la limpieza y desinfección de las perreras contaminadas y otras áreas donde los perros se alojan para controlar la dispersión del virus. El virus del parvovirus canino no es fácil de destruir, por lo tanto usted debe consultar a su Médico Veterinario para obtener consejos específicos con relación al uso adecuado de sustancias y agentes desinfectantes para la limpieza.

¿Cómo prevenir el Parvovirus Canino?

La vacunación y la buena higiene son componentes de suma importancia en la prevención del parvovirus canino. La vacunación es de suma importancia. Los cachorros pequeños son muy susceptibles a la infección, particularmente porque la inmunidad natural provista en la leche materna disminuye antes de que el propio sistema inmune de los cachorritos madure lo suficiente como para combatir la infección. Si un cachorrito es expuesto al parvovirus canino durante este lapso de mínima protección, puede llegar a enfermar. Una preocupación adicional es que la inmunidad proveída por la leche materna puede interferir con una respuesta efectiva a la vacunación. Esto significa que aunque los cachorritos hayan sido vacunados, ocasionalmente pueden sucumbir a la infección por parvovirus. Para disminuir esta falta de protección durante los primeros meses de vida y proveer adecuados niveles de seguridad en contra del parvovirus durante este lapso, se recomienda administrar a los cachorritos una serie de vacunaciones que conferirán la protección adecuada. Los cachorritos deben recibir una dosis de vacuna de parvovirus canino entre las semanas 14 y 16 de edad, sin tomar cuenta el número de dosis que hayan recibido con antelación, esto con la finalidad de que desarrollen una adecuada protección. Para proteger a sus perros adultos, los dueños de las mascotas deben estar seguros que la vacunación contra el parvovirus está vigente. Pregúntele a su Médico Veterinario acerca del programa de vacunación más adecuado para su mascota canina.

A pesar de que se lleve a cabo una vacunación adecuada, existe un pequeño
porcentaje de perros que no desarrollan inmunidad que los proteja y
permanecen susceptibles a la infección.
Hasta que el cachorrito haya recibido la serie completa de vacunaciones, sus
dueños deben ser muy precavidos y no permitir que su perrito tenga contacto
con otros cachorritos o lugares donde estos se congregan (por ejemplo, tiendas
de mascotas, parques, pruebas de obediencia, perreras para el cuidado y recreo,
exposiciones caninas, criaderos, pensiones y empresas dedicadas a la estética
de las mascotas.) Establecimientos con buena reputación y programas de
entrenamiento reducen el riesgo a la exposición, seguido de los programas de
vacunación, examen de salud, buena higiene y el aislamiento de los cachorritos y perros enfermos. Siempre se debe evitar el contacto con perros enfermos y sus alojamientos.
En resumen, no permita que su cachorrito o perro adulto llegue a tener contacto con materia fecal de otros perros cuando camina en el parque o en las calles de la ciudad, o lugares de recreo al aire libre. Siempre es aconsejable disponer rápidamente y de una manera apropiada de la materia fecal para limitar la propagación del parvovirus canino, así como otras enfermedades
que puedan infectar tanto a los seres humanos como a los animales.
A los perros que presentan vómito o diarrea o que han sido expuestos a otros perros enfermos no se les debe permitir acceso a perreras, exposiciones caninas, lugares de recreo u otras áreas donde puedan entrar en contacto con otros perros. De igual forma, perros que no han sido vacunados o aquellos en los que no se tiene debidamente documentado su historial de vacunación, no deberán ser expuestos a perros enfermos. Las personas que mantienen contacto
o están expuestas a perros enfermos deben evitar el manejo de otros perros o por lo menos deben lavarse sus manos y mudarse de ropa antes de tener contacto con perros sanos.

No obstante que este artículo le provea información básica acerca del parvovirus canino, su Médico Veterinario siempre será la mejor fuente de información sobre la salud de su mascota. Consulte a su Médico Veterinario para mayor información acerca del parvovirus canino y su prevención.

¿Cómo afecta la displasia de cadera a los perros?


La displasia de cadera es un trastorno genético que causa una cavidad de la cadera con formato incorrecto en el que la cabeza del fémur no se ajustan correctamente, dando lugar a la artritis y el dolor de la mascota, escribe Lawrence veterinario Gerson. Cuando los perros jóvenes tienen displasia de cadera, estos pueden saltar como un conejo cuando se mueven, y los perros viejos pueden presentar signos de cojera después de hacer ejercicio. Además, los perros pueden tener problemas para ponerse de pie o subir y bajar escaleras.

Los veterinarios odian dar a los dueños de las mascotas las malas noticias. La gente hoy en día tienen un mayor apego emocional a sus mascotas que en el pasado. Los perros y los gatos se han trasladado de la granja y el patio trasero de ser mascotas de casa. No sólo nuestros compañeros de cuatro patas duermen en el dormitorio, muchos duermen en nuestras camas.

La displasia de cadera es una malformación de la articulación de la cadera, que es similar a una bola y el zócalo. En la displasia de cadera, la toma se vuelve superficial y la pelota no le queda bien, lo que finalmente conduce al desarrollo de la artritis, también conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones.

Esta es una enfermedad genética que los criadores deben tratar de criar fuera de su línea. La eliminación de la enfermedad por completo es imposible, ya que incluso los perros con caderas perfectas se puede producir un cachorro con displasia de cadera. Los criadores deben seguir a sus cachorros y hacer un seguimiento tanto en el reproductor y su progenie no reproductiva para ver si la displasia de cadera se presenta en su línea.

Al comprar un cachorro de raza, donde la displasia de cadera es común, un nuevo propietario debe preguntar al criador, si tiene garantía para los problemas genéticos. Algunos criadores le dará un reembolso o reemplazo de un perro gravemente afectados. A veces, un criador requerirá un perro que sea devuelto. La devolución de un perro no es generalmente una opción para un propietario que ya ha desarrollado un apego emocional fuerte.

La Fundación Ortopédica para los Animales certificará las radiografías de las caderas y los codos de un perro de cría. La OFA estandariza el proceso y ayuda a asegurar que la cría es menos probable que pase en este problema devastador para la próxima generación. Los perros pueden tener el certificado después de dos años de edad. Las radiografías son enviadas a la fundación y de un certificado se da con una calificación de excelente a mala. Los certificados de OFA de ambos padres con una calificación buena o excelente es necesario para que los cachorros serán menos propensos a sufrir este problema.

La Universidad de Pennsylvania Escuela de Veterinaria ha desarrollado un programa llamado Hip Penn que puede identificar anomalías en las articulaciones en perros muy pequeños, a las 16 semanas de edad. La detección temprana de la laxitud de las articulaciones le ayudará a decidir qué un criador de perros deben mantenerse en un programa de cría. El programa de Hip Penn ayuda a los criadores a identificar en forma temprana en la que los cachorros harán el mejor grupo de cría potencial y mejorar la genética para la próxima generación.

Los complicados procedimientos quirúrgicos se pueden beneficiar los perros jóvenes, si la displasia de cadera se detecta a tiempo, pero la cirugía temprana es posible en muy pocos casos y es bastante caro. Los perros mayores a veces se beneficiarán de un reemplazo total de cadera. Este procedimiento, similar a la de reemplazo de cadera que los seres humanos pueden experimentar, sólo se realiza en las escuelas veterinarias o en hospitales veterinarios completamente equipados en la especialidad.

Algunos perros con displasia de cadera a medida envejecen bien con un control de peso y medicamentos para el dolor. Como se mencionó en un artículo anterior, los analgésicos deben administrarse sólo con precaución. Los medicamentos de uso humano pueden ser peligros cuando se administra a los animales. Además, los efectos secundarios pueden incluir irritación tanto en el estómago, en el intestino, en el hígado y en los riñones. Los análisis de sangre se requiere antes de comenzar la medicación y la supervisión es necesaria cuando se utiliza medicación para el dolor.

Otros medicamentos como la glucosamina también puede ayudar, ya que son seguros y efectivos. Las radiografías y los signos clínicos no siempre se correlacionan bien, y cada caso debe ser tratado individualmente con supervisión veterinaria al cuidado.

Los perros jóvenes de raza grande no deben tener exceso de ejercicio hasta que sus huesos se desarrollen. El ejercicio debe limitarse a caminar con correa. También sugerimos que los perros de razas grandes no sean demasiado pesados durante su primer año. Además de las caderas, que también nos preocupamos por la tensión excesiva en los codos de los perros jóvenes.

Lawrence Gerson es un veterinario y fundador de la Clínica Veterinaria Point Breeze. Su columna cada dos semanas tiene la intención de educar a los dueños de mascotas. La consulta con un veterinario es necesaria para diagnosticar y tratar a las mascotas individuales. Si usted tiene una pregunta que le gustaría abordar en los puntos de las mascotas, escríbenos al correo electrónico; psicolmascot@gmail.com . Por favor, incluya su nombre y su municipio y barrio.