miércoles, 25 de enero de 2012

Primeros datos en perros del uso de dexrazoxano para tratar la extravasación de doxorrubicina

Un equipo de la Universidad de Georgia, en Estados Unidos, ha recopilado por primera vez datos de la utilización de dexrazoxano para tratar la extravasación de doxorrubicina en perros. El número de individuos es muy pequeño y serán necesarios más estudios, pero los primeros datos sugieren que puede ser un tratamiento muy útil.

Investigadores del Colegio de Veterinaria de la Universidad de Georgia (Athens, GA, Estados Unidos) han publicado un artículo* en el que recopilan por primera vez datos de la eficacia del dexrazoxano para tratar extravasaciones de doxorrubicina accidentales en perros. El estudio, una revisión retrospectiva, incluye cuatro casos clínicos en los que se utilizó ese principio activo, con diferentes protocolos en cada uno de ellos: en tres de los perros se inoculó a las dos horas de detectar la extravasación del quimioterápico y en otro a las 48 horas de sospechar que se había podido producir una extravasación. Además, se procedió a aplicar frío localmente en todos los perros, dimetil sulfóxido por vía tópica en tres de ellos y piroxicam por vía oral en uno de los animales.

Se detectaron un ligero eritema y edema en el punto de extravasación entre uno y seis días después de que se produjese ésta en los tres perros que recibieron la inoculación de dexrazoxano a las dos horas del evento. En el perro tratado a las 48 horas se produjo una extensa zona de necrosis tisular donde se había producido la extravasación de doxorrubicina. El ejemplar con la necrosis tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para tratar la lesión, mientras que en los otros tres animales fue suficiente con el tratamiento farmacológico. Los cuatro sobrevivieron al evento.

A la vista de que el tratamiento con dexrazoxano dio buenos resultados en tres de los cuatro perros, los autores del estudio concluyen que podría ser útil para contrarrestar las lesiones que se producen al extravasarse doxorrubicina de forma accidental, aunque dado el escaso número de sujetos incluidos y los diferentes protocolos de tratamiento seguidos, consideran que es necesario llevar a cabo nuevos estudios.
Por Joaquín Ventura García
* Rachel O. Venable, Corey F. Saba, Melissa M. Endicott, Nicole C. Northrup. Dexrazoxane treatment of doxorubicin extravasation injury in four dogs. JAVMA. February 1, 2012, Vol. 240, No. 3, Pages 304-307. doi: 10.2460/javma.240.3.304

No hay comentarios:

Publicar un comentario