jueves, 1 de marzo de 2012

El cuidado del pelo de tu perro

La higiene de nuestro perro es fundamental para su salud y dentro de la higiene está el cuidado de la piel y el pelo, que supone la primera barrera natural frente a los elementos externos.

Como todos sabemos, para un estado óptimo del pelo es imprescindible una buena alimentación, pero también lo son determinados cuidados. Uno de ellos es el cepillado, que debe ser periódico con el fin de retirar los pelos muertos. A este respecto, hay que tener en cuenta que resulta mejor para el perro y el dueño dedicar pocos minutos al día, que multiplicar el tiempo si se espacian más de una semana.

Si el cepillado es importante para un buen mantenimiento en todos los ejemplares, en los de pelo largo resulta imprescindible, ya que tienen mucha propensión a la formación de nudos, que una vez formados son muy difíciles de desenredar.

Para un cepillado correcto es necesario respetar varias pautas, la primera hacerlo con las herramientas adecuadas, ya que un Dálmata necesita un cepillado con un utensilio distinto que un Galgo Afgano, por ejemplo. La segunda, que debe hacerse preferentemente en la misma dirección que crece el pelo. Sólo en época de muda puede hacerse a contrapelo, para retirar la mayor cantidad de pelo suelto.

Por supuesto, la época de muda más importante es la primavera, pero los perros que viven en el interior de las viviendas suelen mudar durante todo el año, ya que se ven sometidos a la alteración de dos factores relevantes en este proceso: las horas de luz y la temperatura ambiente.

Asimismo, el cepillado debe hacerse antes del baño, ya que si tiene algún nudo éste se apelmaza al mojarse y finalmente hay que cortarlo. Llegados a este punto, debemos recordar que no es necesario rasurar al perro cuando llega el calor, ya que su propio pelo le sirve de protección.

Por otra parte, no se recomienda que se bañe al perro con mucha frecuencia, ya que la piel puede experimentar trastornos relacionados con la falta de la protección natural y con el uso de cosméticos. Por ello, el cepillado también sirve para mantener limpio el pelo más tiempo.

En cuanto a los cosméticos (champús, acondicionadores, etc.) para el baño deben ser específicos para perros, ya que el pH de su piel es diferente al del ser humano; además, cuentan con un perfume que no molesta a su más que sensible olfato.

Ya sabes, mantener a tu perro limpio y bien alimentado es el principio para conservar su salud. Royal Canin.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario