lunes, 22 de octubre de 2012

El papel en la dieta en el tratamiento de la cardiopatía



La enfermedad cardíaca, por desgracia, es diagnosticada con frecuencia en los perros y gatos. Aunque hay muchos tipos diferentes de enfermedades del corazón, el resultado final de todas ellas es la insuficiencia cardíaca congestiva, en la que el corazón deja de ser capaz de bombear sangre con eficacia y eficiencia, provocando que los líquidos se acumulen en los pulmones y otros tejidos del cuerpo.

El control de la dieta es una parte importante en el tratamiento de las enfermedades del corazón. Los medicamentos aún pueden ser necesarios para controlar los síntomas que se observan con la insuficiencia cardíaca congestiva, pero la dieta puede ser una medida complementaria útil.

La taurina es uno de los elementos de la dieta que es importante en la gestión de la salud del corazón. Es un aminoácido que, cuando es deficiente en la dieta, pueden causar realmente una forma específica de enfermedad cardíaca conocida como cardiomiopatía dilatada, en particular en los gatos. En los casos de una enfermedad del corazón causada por la deficiencia de taurina, la administración de suplementos de taurina en la dieta puede ayudar realmente a resolver los síntomas de la enfermedad cardíaca. La taurina se añade con frecuencia a la dieta de los animales con enfermedades del corazón.

La L-carnitina es otro aminoácido que es importante en el mantenimiento de la salud del corazón y la función. Es especialmente importante como fuente de energía para los músculos. La L-carnitina se añade con frecuencia como un suplemento en la dieta de animales con enfermedades del corazón para proporcionar una fuente eficaz de energía para el músculo del corazón.



La presión arterial es otro motivo de preocupación en las mascotas con enfermedades cardiacas. Aunque los perros y los gatos rara vez desarrollan la hipertensión primaria (presión arterial alta), la hipertensión secundaria como resultado de las enfermedades del corazón son comunes y pueden hacer que los síntomas de la enfermedad cardíaca sean aún más graves, si no se controla. Como resultado, una dieta con niveles de sodio restringidas se recomienda a menudo. Esto no es diferente a la recomendación de una dieta baja en sodio para las personas con presión arterial alta.

Muchos animales que sufren de enfermedades del corazón reciben diuréticos tales como furosemida como parte de su tratamiento. Si bien es necesario para controlar la acumulación de líquido causada por la insuficiencia cardíaca congestiva, estos medicamentos también pueden causar pérdida excesiva de nutrientes esenciales como vitaminas B y magnesio. Para contrarrestar estas pérdidas, estos nutrientes se agregan a menudo a las dietas cardiacas en niveles incrementados.

Como con cualquier animal, ya esté sano o enfermo, el aspecto más importante de la alimentación es que la dieta esté equilibrada y completa para el animal en cuestión. Cada animal debe ser evaluado individualmente y con una dieta adecuada elegida como un resultado de dicha evaluación. Una dieta que funciona bien para una mascota no puede ser la respuesta para otra mascota.

Por: Dra. Lorie Huston – Veterinaria - Trad: Erik Farina

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino, Especialista en Comportamiento Canino)



No hay comentarios:

Publicar un comentario