miércoles, 31 de octubre de 2012

Los gatos y Halloween



El gato negro con la espalda arqueada es el estereotipo caricaturizado de la criatura de Halloween. La imagen es exactamente igual que una parte de Halloween como los necrófagos y los duendes pequeños tocando los timbres y gritando "Truco o Trato". Pero la verdad es que Halloween es en realidad bastante aterrador para algunos gatos y hay peligros para todos los gatos en Halloween.

Los gatos son más seguros en casa en todo momento, pero mantenerlos bajo techo en Halloween es especialmente importante. Halloween no es una buena noche para cualquier gato para estar al aire libre.

Los gatos son animales de costumbres. Por lo general, no les gustan muchos los cambios en su rutina. Para cualquier gato, un interminable desfile de extraños que suenen con el timbre de la puerta vestida con trajes es definitivamente un cambio en la rutina y que su gato no puede apreciar. Considere la posibilidad de confinar a su gato a un dormitorio o área privada de otro para la noche si se asusta fácilmente.

Si su gato no se limita, por lo menos tener cuidado de que no tiene acceso a una puerta que está continuamente abriendo y cerrando. No es raro que un gato se escape fuera y desaparezca. Asegurarse de que su gato tiene algún tipo de identificación en forma de etiquetas de identificación, un microchip, o ambos, en caso de que suceda lo peor y su gato se escape.


Halloween es una época en la que todos parecen disfrutar de dulces y golosinas. Sin embargo, algunas de estas golosinas pueden suponer una grave amenaza para su gato. Mantenga los chocolates y otras golosinas para usted y su familia, evitando compartirlas con su gato.

Tenga cuidado con las joyas que brillan y las bengalas que resplandecen. Estos productos son por lo general no muy tóxicos para los gatos. Sin embargo, si son picados, la sustancia en el interior tiene un sabor terriblemente amargo que hará que su gato pueda babear intensamente. Si sucede lo peor y su mascota muerde una bengala o una pieza de joyería con brillo, le permiten beber un poco de agua para diluir el sabor amargo. Lave el producto químico de la piel con jabón y agua si es necesario. Si no está seguro si existe alguna sustancia química que necesita ser lavada, apagar la luz y buscar en el pelaje algo brillante.

Tenga cuidado también de las velas encendidas y otras fuentes abiertas de fuego. Los gatos pueden tirar fácilmente estos productos, hiriendo se a sí mismos o incluso provocar un incendio.

Nadie quiere estar recorriendo el barrio en busca de una mascota perdida o hacer un viaje de emergencia al veterinario en la víspera de Halloween. Tener algunas simples precauciones para mantener a su gato a salvo, y su Halloween será mucho más agradable.

Dra. Lori Huston, Veterinaria

Lorie Huston, DVM es veterinaria de pequeños animales con más de 20 años de experiencia con los perros y gatos.

Trad: Erik Farina, Psicolmascot
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario