lunes, 11 de marzo de 2013

La Parvovirus es una enfermedad grave que requiere de un tratamiento intensivo.


Pregunta: A mi cachorro le diagnosticaron parvovirus. ¿Puedo tratarlo en casa?

Respuesta: Idealmente, los cachorros con parvovirus deben ser atendidos como pacientes internos en el hospital. La infección por parvovirus es una enfermedad sistémica aguda que requiere atención inmediata, con un apoyo intensivo en el hospital para tener más éxito con el tratamiento.

Los síntomas incluyen la aparición repentina de letargo, diarrea con sangre, anorexia y vómitos. Algunos cachorros pueden colapsarse y morir sin ninguna señal. Los perros procedentes de perreras, refugios para animales y tiendas de mascotas tienen un mayor riesgo. También los cachorros que tienen menos de cuatro meses de edad tienen un mayor riesgo de infección grave. Las enfermedades concurrentes, como los parásitos intestinales u otros virus, como el coronavirus pueden exacerbar la enfermedad. El hacinamiento y el saneamiento deficiente también aumenta el riesgo de infección.

Los virus se pueden detectar en las heces en el inicio de la enfermedad y de 2 a 4 días después con las pruebas de laboratorio en el interior. La linfopenia es muy frecuente (recuentos bajos de linfocitos) y la leucocitosis es común durante la recuperación (aumento en el conteo de glóbulos blancos).

El tratamiento está dirigido a la atención de apoyo y sintomático. Controlar el vómito es de la esencia. Corrección deshidratación y alteraciones electrolíticas son importantes también. Esto se hace mejor en el hospital con terapia intravenosa de fluido equilibrado. A si somos capaces de controlar la respuesta del paciente si es hospitalizado. Estos pacientes tienen que ser hospitalizados en aislamiento debido a la naturaleza altamente contagiosa del virus.

Una desinfección a fondo es necesaria con una solución de lejía para destruir el parvovirus canino derramada en el ambiente. Los alimentos y el agua se retiene hasta que el vómito se controla, una vez que los cachorros se están recuperando, deben ser alimentados con una alta digestibilidad, la dieta baja en grasas. Las posibles complicaciones incluyen neumonía bacteriana secundaria, intususcepción (prolapso de una porción del intestino en el lumen de un segmento adyacente del intestino), y septicemia (infección bacteriana sistémica). Esta es otra razón para mantener a los cachorros que reciben un tratamiento para el parvovirus en el hospital.

Es importante vacunarlo adecuadamente para el parvovirus canino. Los cachorros que son vacunados con vacunas de buena reputación en los intervalos apropiados para su edad debe ser protegido de parvovirus, en un 75% de los cachorros vacunados con productos eficaces se han desarrollado inmunidad a las 12 semanas de edad. La vacunación no es un método de control eficaz en ambientes contaminados.

Pregunta: ¿Puede mi cachorro con Parvovirus transmitirselo a mi gato?

Respuesta: No, el parvovirus canino es específico para los perros, pero hay un virus similar, relacionado en los gatos. Este virus se llama virus de la panleucopenia felina y causa síntomas similares en los gatos como la parvovirus hace en perros parvovirus.

Los gatitos entre las 8 semanas y los 6 meses de edad son más susceptibles a desarrollar una enfermedad severa. Los gatos adultos suelen tener una infección leve o subclínica. La exposición a este virus (como el parvovirus en los perros) es más común en un refugio o criadero. El inicio de la enfermedad es repentino e incluye síntomas similares al parvovirus en los perros (vómitos, diarrea, anorexia y letargia). La deshidratación ocurre rápidamente y puede ser grave. Los gatitos pueden ser infectados en el utero o neonatal y pueden desarrollar hipoplasia cerebelar (detención del desarrollo de la porción de cerebelo del cerebro). Esto hace que camine como un borracho y con falta de coordinación.

Los principios básicos del tratamiento son la rehidratación con el equilibrio de electrolitos a través de la terapia intensiva de líquidos por vía intravenosa en el hospital. A veces, las transfusiones de sangre completa son necesarias si las proteínas plasmáticas o el total de glóbulos blancos disminuye bastante. El virus sigue siendo infeccioso en el ambiente durante años a menos que los locales pueden ser adecuadamente desinfectadas con una solución de lejía.

Los pacientes deben ser controlados para detectar el estado de hidratación, balance electrolítico y un recuento sanguíneo completo. La mayoría de los casos son graves y duran entre 5 y 7 días solamente. Si la muerte no se produce durante este tiempo, la recuperación suele ser rápida y sin complicaciones. Las infecciones concurrentes respiratorias superiores pueden ocurrir que tengan el peor pronóstico.

Por: Dra. Karen Dye. La Dra. Dye practica la medicina y cirugía de animales de compañía en el Clevengers Corner Veterinary Care

Trd: Erik Farina, Psicólogo Canino y Adiestrador Profesional


No hay comentarios:

Publicar un comentario