viernes, 19 de abril de 2013

Los venenos más comunes para las mascotas

Debido a que sus amigos de cuatro patas son criaturas curiosas y como curiosas criaturas tienden a meter sus narices y las patas, en los que no les pertenecen, no es raro que sus mascotas puedan ingerir sustancias peligrosas.

La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad a los Animales del Centro de Control de Envenenamiento de Animales sabe todo al respecto. En el 2012, se atendierón a más de 180.000 casos en los que las mascotas de las personas estuvieron expuestas a sustancias tóxicas. No importa el propietario o animal, la APCC recibió llamadas relativas a los mismos productos una y otra vez.

Aquí están los cinco principales venenos de las llamadas de los dueños de las mascotas en el 2012:

1. Medicamentos recetados para los humanos

La APCC recibió 25.000 casos en el 2012. Los tres principales tipos son medicamentos para el corazón (pastillas para la presión arterial), antidepresivos y analgésicos (opioides y medicamentos recetados anti-inflamatorios no esteroides).

2. Insecticidas

Sólo el 11% de todas las llamadas a la APCC eran sobre los insecticidas, pero más del 50% a la APCC involucran a los gatos, esto preocupa la exposición a los insecticidas.

3. Medicamentos humanos sin receta médica.

Este grupo contiene acetaminofeno, ibuprofeno y naproxeno, así como los productos a base de hierbas y nutracéuticos (por ejemplo, aceite de pescado y suplementos comunes).

4. Productos y medicamentos veterinarios

Los productos veterinarios representaron cerca del 6% de las llamadas en el 2.012. Tanto los de venta libre y los productos veterinarios con receta estaban incluidos, y tenga mucho cuidado con las tabletas con sabor.

5. Los productos domésticos

La APCC ha recibido más de 10.000 llamadas sobre esta categoría en el 2012, incluyendo la leña del fuego y los productos de limpieza.

Si usted piensa que su mascota ha ingerido algo tóxico, por favor póngase en contacto con su veterinario o línea directa de 24 horas de un veterinario o centro de envenenamiento.

Por: Jaclyn Bertner – Trad y Publ: Erik Farina, Psicólogo Canino

No hay comentarios:

Publicar un comentario