miércoles, 13 de noviembre de 2013

El Síndrome de Disfunción Cognitiva: Demencia en las Mascotas

Conozca a "Harry": Un gato de 12 años de edad, valiente que abiertamente parece que goza de buena salud y mi examen físico lo confirma. Tiene un mínimo de sarro dental, un buen estado del cuerpo, la palpación del abdomen es normal, no tiene soplo cardíaco al oscultarlo y sin dolor ortopédicos provocados cuando flexionó sus articulaciones. Los resultados de los análisis de orina y de la sangre estaban dentro del rango normal.

¿Por qué, entonces, están sus dueños molestos con Harry? Bueno, Harry los despierta por la noche maullando por los pasillos. A veces, sus dueños dicen que parece un poco desorientado. A veces grita para ser alimentado a pesar de que su plato de comida está lleno. En ocasiones, se olvida de que su caja de arena está y orina en el armario. ¿Qué pienso que tiene mal Harry? Después de un trabajo de diagnóstico completo, yo creo que "Harry", sufre de un Síndrome de Disfunción Cognitiva.

El Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC) es una enfermedad que implica la degeneración y pérdida de las células nerviosas dentro del cerebro en los animales domésticos más viejos, resultando en unos cambios de comportamiento. Estos cambios no son el resultado de cualquier otra condición médica, como un tumor cerebral, los tiroides, una enfermedad hepática o renal.

El cerebro está formado por más de 100 mil millones de células nerviosas con una vía circuito complicado. Cada célula nerviosa se comunica con la célula nerviosa adyacente para una liberación de una sustancia que estimula la siguiente celda.

Se piensa, que el inicio de este proceso degenerativo es debido a una disfunción de las mitocondrias y la acumulación de las sustancias tóxicas en el cerebro. (Las mitocondrias son las estructuras en todas las células que proporcionan las células de energía. Las células se mueren sin un suministro de energía suficiente.) La razón por la que aprovecha las mitocondrias está aún bajo investigación, y la respuesta puede conducir a un plan de tratamiento extraordinario para el SDC de los pacientes.

Aunque la edad es el mayor factor de riesgo para el desarrollo del SDC, no es el único factor implicado. Con los signos neurológicos parecidos a la enfermedad del Alzheimer en los seres humanos, los animales domésticos de tan sólo ocho años de edad pueden presentar signos del SDC. En un estudio, el 28 por ciento de los 11 a los perros de 12 años de edad y el 68 por ciento de 15 a 16 años de edad, los perros tenían un signo menos en consonancia con el Síndrome de Disfunción Cognitiva.

Los signos clínicos de la SDC en los animales domésticos pueden incluir uno o más de los siguientes signos:

1-Alteraciones del sueño/vigilia: presentando insomnio y deambulación nocturna.

2-Pérdida de hábitos higiénicos: incontinencia urinaria y fecal.
3-Desorientación espacial y temporal: no reconocen su ambiente habitual.

4-Aumento de la irritabilidad, pudiendo manifestar conductas agresivas.

5-Disminución de la actividad general: se muestran aislados, no salen a recibir a su dueño…

6-Excesivo “apego” hacia los propietarios: vocalización excesiva al quedar solo; Solicitud de nuestra atención en horarios nocturnos…

7-Alteración de la capacidad de aprendizaje y memoria: lentitud a la hora de acatar
órdenes, etc.

8-Aparición de conductas compulsivas: automutilación, girar en círculos, lamido excesivo de
patas, etc.

9-Respuestas emocionales exageradas: estados de ansiedad, inquietud, excitación, fobias...

10-Disminución del interés por la comida.

Lamentablemente no existe una cura para el SDC. Frecuentemente, voy a abordar este síndrome con múltiples modalidades de tratamiento para tratar de mejorar la calidad de la vida de la mascota. Mi plan de tratamiento puede incluir uno o más de los siguientes elementos:

El Entorno de la Mascota:

-Rincón de sueño debe ser conveniente para la mascota y la caja de arena debe ser de fácil acceso.

-Mantenga el animal despierto durante el día tanto como sea posible para alentarlo a dormir por la noche.

-Aumentarle la estimulación mental, que incluye rompecabezas de alimentos y juguetes interactivos, la terapia de masaje, acupuntura, cepillados, hacerle trucos y juegos que conocen y fomentar el aprendizaje nuevos.

-Haga ejercicio con su mascota por lo menos 15 a 30 minutos dos veces al día.

-Enseñe a las mascotas con disminución de la audición y la visión para responder a las señales de mano y el tacto.

Una Dieta en la Comida

-Proporcionar una dieta enriquecida en ácidos grasos esenciales, vitamina E y antioxidantes. Prescripción de Hill´s B / D, es una buena dieta compuesta exclusivamente para la salud del cerebro.

-Mantener una buena condición corporal observando la ingesta de calorías.

Los Medicamentos

-La selegilina (Anipryl) puede prolongar la actividad de la dopamina en el cerebro y ayudar a reducir la cantidad de radicales libres que son tóxicos para las células nerviosas.

-La Minocycline - puede disminuir la inflamación del nervio y la degeneración del nervio.

-La Acepromazina - un tranquilizante para reducir noche de vigilia y fomentar una buena noche de sueño.

Suplementos Dietéticos

-SAMe - una sustancia natural que ayuda a aumentar los niveles de neurotransmisores de dopamina y protegen las células contra los radicales libres.

-Melatonina - una hormona que ayuda a promover el ciclo normal de sueño-vigilia y reducir la muerte celular.

-Aceite de Pescado - Omega tres y seis - disminuye la inflamación

-La vitamina E y el Selenio - beneficio antioxidante

Evite los medicamentos que tienen el potencial de exasperar a los signos de SDC

-Los esteroides - como la prednisona o dexametasona.

-El diazepam (Valium)

-Fenobarbital

-La difenhidramina

-La gabapentina

-Los suplementos de hierro

Por favor, póngase en contacto con su veterinario si su mascota está mostrando alguno de los signos clínicos anteriores de SDC. Los signos clínicos presentes en SDC también pueden estar presentes en otros procesos de la enfermedad. Es imprescindible que su veterinario pueda realizar un examen, análisis de sangre, análisis de orina y otras pruebas de diagnóstico físico completo (como radiografías o resonancia magnética) para confirmar el diagnóstico. Aunque no existe una cura para el presente Síndrome de Disfunción Cognitiva, hable con su veterinario acerca de las opciones terapéuticas disponibles para ayudar a su mascota olvidadiza, para poder vivir su mejor tiempo de vida posible. Con la investigación continuada, con suerte, pronto vamos a encontrar una cura para las mascotas con el Síndrome de Disfunción Cognitiva y las personas con enfermedad de Alzheimer.

Dra. Donna Solomon. (Medico Veterinaria) – Trad; Erik Farina

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino)


No hay comentarios:

Publicar un comentario