sábado, 4 de enero de 2014

La marihuana medicinal vinculada en el envenenamiento de los perros.

Jill de Chase veterinario de San Francisco acababa de terminar de organizar una fiesta de cumpleaños para su hijo hace 10 años cuando su perro se quedó inerte. Después de investigar lo que podría haber causado el problema, descubrió al culpable: la mantequilla de cannabis infundido que un vecino había tirado a la basura por la calle. Su perro, un Terrier Tibetano que era un hurgador habitual en la basura, se había comido una gran dosis.

Era completamente extraño tenerlo en un estado de coma durante tres días, en el suelo de mi cuarto de baño con una vía intravenosa ", dijo Chase, cuyo perro finalmente se recuperó.

Desde la experiencia de Chase, los casos de intoxicación por marihuana en los perros se han incrementado, especialmente en los estados como California, donde la marihuana medicinal es legal. Como un veterinario lo puso, nuestros perros están “comiendo fuera" Los perros son conocidos por ser los comedores indiscriminados, persiguiendo papel, basura, objetos al azar en la calle y, ahora, el cannabis de su mejor amigo.

Las llamadas por Envenenamiento de las mascotas, se recibieron de todo el país y Canadá, señalando un aumento del 200 por ciento en los incidentes de envenenamiento en los últimos cinco años. La Dra. Lori Green, una veterinaria de cuidados intensivos en el Hospital San Francisco SPCA Veterinaria, dice que en la clínica trata a más de tres perros a la semana por los síntomas de toxicidad de marihuana: con temblores, vómitos y dificultad para caminar.

Ha habido un aumento de la marihuana al volverse más aceptable por el público y menos de ser una cosa de los suburbios ", dijo el Dr. Karl Jandrey, profesor clínico asistente en la UC Davis, Escuela de Medicina Veterinaria, en el hospital de animales hemos tratados 27 perros por intoxicación por marihuana en el año pasado, frente a cuatro en el 2010.

El Efecto de la Marihuana en diferentes perros

Un estudio publicado en el Diario de Emergencia Veterinaria y Cuidados Críticos en el 2012 informó de una correlación entre el aumento en el número de titulares con tarjeta de marihuana médica y el número de perros siendo envenenados. El estudio encontró un aumento de cuatro veces en los casos atendidos en dos hospitales de Colorado en seis años. Todos menos dos perros, que comieron mantequilla con cannabis sobrevivieron.

Si sólo se consume una pequeña cantidad de marihuana, los perros pueden llegar a estar apáticos o deprimidos. El efecto de la Marihuana en los perros no es igual que en los seres humanos, dicen los veterinarios, porque los perros no tienen las enzimas del hígado para metabolizar el tetrahidrocannabinol, o THC, el ingrediente activo del cannabis. En dosis más altas, la marihuana puede causar a los perros el vomitar, perder la coordinación y control de la vejiga, tener temblores, y estar nerviosos y el exceso de reactivo. Su temperatura corporal y el corazón puede caer.

En casos extremos, los perros pueden sufrir convulsiones o parecen no responder, pero la intoxicación por THC es raramente fatal. Los perros generalmente se recuperan entre 12 a 24 horas, aunque los signos pueden durar hasta 72 horas.

"Tuvimos un perro afectado durante tres días, pero resulta que había psilocibina y antidepresivos en el pastel", dijo Green. "Era un perro joven y sano, pero tuvo todo el cóctel."

Unas pocas intoxicaciones fatales

Un análisis de orina puede determinar si el THC está presente, pero la mayoría de los perros se diagnostican con base en los síntomas, que los veterinarios dicen hace que sea difícil de documentar el número exacto de casos. Mientras que muchos propietarios llevan los perros al veterinario, un número indeterminado de personas piden consejo, consultan por Internet o esperan a tener los síntomas en casa.

Un estudio realizado en el 2002 por el Centro de Control de Envenenamiento Animal de la Sociedad Protectora de Animales de América encontraron 250 casos por ingestión accidental de marihuana y que sólo dos fueron mortales, un gato y un caballo. En la gran mayoría de las intoxicaciones, el 96 por ciento, se produjo en los perros, con un 3 por ciento en los gatos y el restante 1 por ciento en otras especies.

Los veterinarios dicen que algunas personas le dan a sus animales vapores de marihuana, tinturas o comestibles para controlar el dolor y las recetas con marihuana, las galletas en el comercio o por Internet y las discutibles dosis. La Dra. Green y otros desalientan tal tratamiento, diciendo que son más eficaces los medicamentos disponibles más seguros y que no hay estudios suficientes que muestran que la marihuana ayuda a aliviar el sufrimiento del animal doméstico.

La mayoría de la gente que sabe cómo su perro se enfermó, son honestos al respecto, dijo Green, pero a veces no lo saben. O ellos no quieren que nadie más lo sepa. Ella recuerda un cliente que lo admitió, después de que su hija adolescente saliera de la habitación, que era su propio alijo.

"Lo que dejamos claro es que estamos tratando de ayudar al perro y no señalar con el dedo a nadie", dijo. "El perro pudo haberla conseguido de un parque o un cubo de basura o en la mochila de un amigo."

Atención y Servicio de Emergencia

Los veterinarios dicen que es importante poder obtener un tratamiento de emergencia para los perros que muestran síntomas de la toxicidad de THC, que generalmente aparecen de 30 a 90 minutos después de la ingestión. El tratamiento puede incluir inducción de vómitos, o, si el perro está demasiado mareado, darle de comer carbón activo para absorber lo que está en el estómago. En algunos casos, el perro podría necesitar líquidos por vía intravenosa para ayudar a eliminar las toxinas y pasar la noche haciendo una estrecha vigilancia de los signos vitales.

La factura para el tratamiento puede variar desde unos pocos cientos de dólares a más de $ 1,000, dependiendo del nivel de cuidado necesario.

La Dra. Green aconseja estar atentos a lo que podría poner en riesgo a las mascotas, particularmente durante la estación en que los productos de marihuana pueden estar en el menú del día de fiesta.

Tenga en cuenta que puede que no sea su perro, pero si de alguien más que van a ir a comer cualquier cosa que dejan fuera.

Por: Katherine S. - Tra: Erik Farina


Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino, Especialista en Comportamiento Canino)


Copyright 2014 Psicolmascot. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed. - Derechos de autor 2013 Psicolmascot. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reformado o redistribuido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario