miércoles, 30 de abril de 2014

Pickles el perro que encontró la Copa del Mundial de Futbol

Pickles
Pickles, el perro que encontró la Copa del Mundial robada en 1966.

Muchos sabrán que la actual Copa del Mundo no es la misma que la Selección uruguaya levantó en 1930, no es la misma en el sentido del diseño del trofeo, ese trofeo se llamaba Jules Rimet en honor al presidente de la FIFA que impulsó el proyecto de llevar a cabo las competiciones mundialistas, y era diferente al diseño de la que hoy vemos en el Trofeo de la Copa del Mundo. Aquel trofeo fue diseñado por Abel Lafleur. El actual fue diseñado por Silvio Gazzaniga.

Lo curioso de aquel trofeo es que fue robado dos veces; la primera vez en 1966, pocos meses antes de la inauguración de la Copa del Mundo de Inglaterra, el trofeo estaba siendo exhibido en el Salón de Westminster, fue durante esa exhibición que los guardias se tomaron un tiempo libre, tiempo que bastó para que el o los ladrones llevaran el trofeo.

El alboroto, se lo imaginan, era el primer – y hasta ahora único – Mundial organizado por los ingleses, la policía británica buscaba pistas, pero nada encontraba ahondándose más en la desesperación, sabiendo que el mundo entero tenía sus ojos en ellos por este escándalo.

Fue en ese momento que se recibió una llamada, era – supuestamente – la persona que se había llevado el trofeo, este pedía 15.000 Libras por la devolución del objeto en cuestión, la policía británica acudió a la “entrega” que se realizaría en un punto determinado, el plan consistía en saber quién era el ladrón, pero lo arrestaron antes que este entregue el trofeo, el supuesto ladrón se defendió diciendo que solo era un intermediario y que no tenía el objeto. Suponemos, fue frustrante.

Una semana después, el londinense David Corbett salió a dar un paseo dominical con su perro llamado Pickles, merodeaban por el sur de la ciudad hasta que, el animal olfateó algo entre unos arbustos, siguió insistiendo y encontró un objeto envuelto en papel diario sujetado con una cuerda, Corbett desató la cuerda y desenvolvió el objeto, tenía en sus manos lo que todo su país y el mundo quería saber dónde se encontraba, tenía en sus manos el trofeo de la Copa del Mundo.

David salió directamente hacia donde se encontraban unos policías, entregó el trofeo pero también fue arrestado, la policía desconfiaba de la historia que David les estaba contando, ese día y asomándose ya el sol que significaba el inicio del lunes, Corbett seguía custodiado, fue puesto en libertad horas después tras la corroboración de la policía.



Tras el acto anterior, David y Pickles se volvieron famosos, fueron invitados para visitar otros países, tras la final de la Copa del Mundo de ese año, siendo Inglaterra el campeón, Pickles fue invitado al banquete de celebración, su dueño recibió un premio de 6.000 euros. Ese mismo año, Pickles protagonizó la película “El Espía de la nariz fría”, un año después falleció.

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino, Especialista en Comportamiento Canino)





No hay comentarios:

Publicar un comentario