lunes, 12 de diciembre de 2011

Bentley, el «perro más miedoso de Inglaterra»


El «perro más miedoso de Inglaterra» sufre ansiedad frente a la noche, los perros y la soledad
Se muerde las uñas a causa de su larga lista de miedos y fobias. A pesar de su tamaño, cualquier excusa es buena para sus ataques de pánico.
La oscuridad, los gatos, la soledad… Cualquier motivo es fuente asegurada de ansiedad para Bentley, un border collie británico considerado el perro más miedoso de Reino Unido. Sufre un síndrome conocido como «monofobia», una afección que le provoca aumento de la frecuencia cardiaca y dificultades para respirar cuando se queda solo. Los problemas sobrevinieron tras la muerte de su primer propietario en 2009, un choque demasiado fuerte para Bentley y frente a lo cual fue incapaz de hacer frente su segundo propietario, que acabó tirando la toalla y ahora se busca un hogar donde acoger al animal.

«Tiene problemas muy serios con el abandono. Se deriva de que su primer dueño murió y lo dejó solo. Los perros tienen una empatía muy fuerte con los seres humanos y Bentley se queda petrificado que cada vez que alguien sale de la habitación y piensa que nunca va a volver», ha explicado Helen Barlow, una de sus actuales cuidadoras.

El perro siente pánico si se encuentra con algún gato, y tampoco se le puede sacar de noche por su miedo a la oscuridad. El problema se agrava con la ansiedad que padece frente a todos estos miedos: se muerde las uñas, así que han tenido que ponerle unos guantes a medida para evitar que se lastime.

Duerme con los cuidadores
A sus seis años tiene un tamaño mayor que el de los perros de su misma raza, aunque eso no atenúa ninguna de sus fobias. Los cuidadores de la Fundación de Perros en Kenilworth, (en el condado inglés de Warwickshire, cuna de William Shakespeare), se lo llevan a casa por la noche para que no esté solo, según recoge el diario británico «The Daily Mail».

Sandra Wilson, gerente de la perrera, declaró al diario que se trata del perro más cobarde que ha tratado: «Bentley siente terror por los gatos y se muerde las uñas como una reacción al estrés de estar solo o en la oscuridad».

«Tiene miedo de todo en cuanto le dejas a solas un minuto. No puede soportar estar en un cuarto oscuro y no le gusta salir a caminar por la noche sin una buena iluminación en las calles. Lo hemos observado, sin que él lo supiera y cuando está solo, tiene miedo de la oscuridad y se encoge cuando suena el timbre», relata la cuidadora.

Las fobias del animal no han sido nunca vistas entre los cuidadores: «Incluso lo hemos visto esconderse detrás del sofá y morderse las uñas cuando oyó a un gato maullando en el televisor. Bentley es, probablemente, el perro más cobarde en Gran Bretaña», ha dicho Wilson.

El comportamiento de Bentley cambia por completo cuando está con gente, sin embargo, y pierde todos sus nervios e inseguridades. «Él es bueno con los niños y le encanta la compañía humana, todo lo que necesita es una segunda oportunidad», aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario