domingo, 16 de diciembre de 2012

Un perro detecta con su olfato la infección por C. difficile

Cliff


Un Beagle de 2 años de edad, llamado Cliff, puede ser la clave para prevenir una infección que mata a miles de estadounidenses cada año.

Unos investigadores en Holanda han enseñado a Cliff poder olfatear el la bacteria intestinal Clostridium difficile (C. difficile o C. diff) en las muestras de heces de los pacientes infectados, e incluso de los propios pacientes.

La Clostridium difficile se propaga en los hospitales y a largo plazo en los centros de atención, causando una diarrea que puede ser de leve a potencialmente mortal. Es responsable de hasta 14.000 muertes en los EE.UU. cada año, según los CDC.

La esperanza es que otros perros puedan ser adiestrados para identificar la infección mucho más rápido de lo que se encuentra a través de las pruebas actuales, previniendo los brotes potencialmente mortales en estos ajustes.

"Este estudio demuestra el concepto, pero tenemos que confirmar que este método pueda ser útil en el ambiente del mundo real", dice la investigadora Marije K. Bomers, MD, del Centro Médico de la Universidad VU en Amsterdam, Holanda.

Los perros pueden oler mejor

Los adultos mas mayores hospitalizado que han sufrido recientemente un curso de antibióticos están en mayor riesgo de la infeccione por C. diff.

La detección temprana puede prevenir el contagio en hospitales y otros centros de atención, pero las pruebas actuales pueden durar entre dos días y hasta una semana para confirmar la infección, dijo Bomers.

Cliff
Ella dice que la idea para el estudio provino de la observación de que en la diarrea de los pacientes con infecciones por C. diff tenía un olor en particular que ella y sus colegas a veces podían detectar.

Se les ocurrió que si los humanos podían oler en parte a veces la infección, entonces los perros, con su sentido superior del olfato, debe ser capaces de olerlo todo el tiempo.

Para probar la teoría, se unió al estudio la psicóloga y adiestradora de perros Hotsche Luik, que también era propietaria de Cliff.

Durante dos meses, al beagle se le enseña a identificar la toxina Clostridium difficile en cantidades cada vez más pequeñas y en diferentes muestras, incluidas en las heces humanas.

Durante una prueba, él identificó correctamente 50 de 50 muestras de heces  positivas de C. diff y 47 de 50 muestras negativas.

En una prueba independiente, fue llevado a dos salas de los hospitales para examinar su capacidad para olfatear la infección en los pacientes.

Él identificó correctamente Clostridium difficile en 25 de 30 pacientes infectados. También no identificó ninguna infección en 265 de 270 pacientes no infectados.

Él completó esta tarea en una de las salas en menos de 10 minutos.

Nuevo tipo de escáner mascota

Los investigadores indican que los perros altamente entrenados como Cliff algún día podían patrullar por las salas de los hospitales para buscar la infección por C. diff.

"Me encantan los perros. Creo que son increíbles ", dice el especialista en enfermedades infecciones Bruce Hirsch, MD, del Hospital Universitario North Shore en Manhasset, NY" Pero no estoy seguro de ver a un perro que este siendo desplegado de una manera eficiente en un hospital grande donde hay muchas distracciones ".

A pesar de su escepticismo, Hirsch dice que la investigación, sin duda vale la pena a pesar de esta confirmación de la infección ya que se ha reducido de unos pocos días a unas pocas horas en muchos hospitales, incluyendo el suyo.

"Una gran pregunta para mí es:" ¿Qué más puede hacer y detectar el increíble aparato sensorial de un perro? '", Dice." Ya hay estudios que sugieren que pueden oler algunos tipos de cáncer. No se sabe en qué otra cosa pueden ser adiestrados para olfatear."

Por: Erik Farina, Psicolmascot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario