martes, 22 de enero de 2013

3 Consejos para mantener seguro a su mascota de los Cambios Climáticos Invernales y los Peligros provocados por el hombre.



A medida que progresamos a través del invierno, algunas partes del país se han visto expuestas a climas más difíciles que otros. Habiendo crecido en la costa este, yo prefiero vivir en las temperaturas constantemente calientes que se encuentran en el sur. En realidad, mis ataques de bronquitis aparentemente estacionales son mucho menos frecuentes ahora que estoy mínimamente expuesto al "verdadero invierno".

Pero suficiente acerca de mi salud. Vamos a hablar de cómo las temperaturas glaciales, la acumulación de hielo y nieve, y tentativas del hombre de combatir el asalto del invierno ponen a nuestros compañeros caninos y felinos en peligro para una variedad de problemas de salud.

Los cambios climáticos Invernales

La congelación ocurre cuando la piel está expuesta a temperaturas extremas, lo que restringe el flujo de sangre a las superficies del cuerpo. Esto produce una disminución de oxígeno y nutrientes y eliminación de desechos metabólicos que contribuye al daño o muerte celular. Los tejidos del cuerpo se vuelven fríos al tacto y un aspecto pálido a rosado, blanco o incluso azul. La congelación no resuelta puede convertirse en gangrena, que requiere un constante y costoso tratamiento médico y quirúrgico veterinario.


La hipotermia ocurre cuando la temperatura corporal cae por debajo del rango normal de 37,7 a 38,8 + / - 0,5 en un gato o un perro sano. Con el fin de preservar los órganos vitales (cerebro, corazón, riñones, hígado y pulmones), el flujo sanguíneo a las extremidades (extremidades, pies, orejas, etc) están restringidos. La hipotermia también contribuye a la congelación.


La exposición a la humedad aumenta la probabilidad de su mascota en el desarrollo de la congelación e hipotermia. Una piel saludable o el pelaje que repele la humedad, puede proporcionar una protección limitada contra el asalto de la naturaleza. Los geriátricos, cachorro, o con la movilidad comprometida, y las mascotas enfermas son más propensos a sufrir consecuencias negativas para la salud en la exposición al clima invernal.

Los peligros hechos por el hombre

El agua congelada y las gélidas temperaturas motivan a los intentos del hombre para reducir los riesgos de caminar y conducir. Por desgracia, mientras se esfuerza por promover la seguridad humana sin darnos cuenta ocasionan riesgos en la salud para las mascotas.

La sal de roca y otros agentes de deshielo aplicado a las calles y aceras pueden irritar las patas o causar malestar digestivo (disminución del apetito, diarrea, vómito, etc) si se consumen.

El anticongelante (glicol de etileno) se escapa de los motores de los automóviles y crea un charco de líquido tóxico aceptable que rápidamente provoca insuficiencia renal o incluso la muerte si se ingiere.

Mantenga a sus mascotas a salvo de los cambios climáticos del invierno y peligros provocados por el hombre

Programe un examen de salud por lo que su veterinario puede evaluar el cuerpo de su mascota en condiciones de enfermedad que pueden ser exacerbados por las inclemencias del tiempo (artritis, enfermedades cardíacas y pulmonares, híper-/hipotiroidismo, insuficiencia renal y hepática, etc.)

Mantenga a los gatos en el interior en vez de una itinerancia libre. Las horas del frío, el hielo, la nieve y el aumento de la oscuridad hace que encontrar el camino a casa sea más desafiante.

Saque de paseo a su perro con una correa y bajo estrecha observación. Elige las aceras (libre de anticongelantes, por supuesto), césped, o caminos en vez de carreteras donde la visibilidad puede verse limitada si vienen los conductores. Evite las áreas donde la sal y el anticongelante pueden apilarse, tales como aceras y plazas de aparcamiento. Utilice descongelantes de arena o de mascotas seguras (Safe Paw, Morton Safe-T-Pet, etc) en lugar de la sal

Haga revisar su coche en un servicio profesional lejos de su casa para evitar derrames de sustancias tóxicas como el anticongelante. Llene el depósito de su coche con un anticongelante seguro para las mascotas.

Use un paño suave humedecido con agua tibia para limpiar las patas de su mascota antes de entrar en casa (las toallas de tela de color claro le permite ver las sustancias que vienen de las patas de su mascota).

Identifique correctamente sus compañeros caninos y felinos con un collar, etiqueta y microchip. Elija los accesorios que tienen propiedades reflectantes para reflejar el resplandor de las luces de un coche.

¿Usted o su mascota ha sufrido problemas de salud asociados al clima invernal o amenazas hechas por el hombre? Por favor, comparta su historia en la sección de comentarios.

Por: El Veterinario el Dr. Patrick Mahaney – Trd: Erik Farina, Psicolmascot

Correo: psicolmascot@gmail.com  Tlf: 659 96 27 47

No hay comentarios:

Publicar un comentario