sábado, 16 de marzo de 2013

Perro del F.B.I. es asesinado en el asalto a un escondite.

Ape

El pistolero, que ya era sospechoso de matar a cuatro personas y disparar a los agentes de policía, se escondió en el interior de un bar abandonado en el norte del estado de Nueva York.

Él no había hecho contacto con los agentes del orden público durante horas y se creía que estaba armado y peligroso.

Un robot de la policía equipado con una cámara estaba listo, pero su uso puede haber estado limitado porque el lugar del pistolero, el escondite, estaba cubierto de escombros.

Así que un perro táctico llamado Ape, equipado con una cámara, entró el primero en el edificio el jueves, seguido por los agentes de la Policía Estatal y la Oficina Federal de Investigación.

Ape, un pastor alemán checo, recibió un disparo en el pecho, justo cuando el traspaso la puerta.

Los oficiales devolvieron el fuego, matando al hombre armado, Kurt R. Myers, y luego se volvieron para intentar salvar a Ape. Llevaron a cabo la RCP en el perro cuando él fue trasladado de urgencia en un vehículo blindado a una clínica veterinaria cercana.

"Estábamos tratando de hacer todo lo posible para tratar de salvar su vida", dijo la doctora Emily M. Green, una de las veterinarias de Herkimer Veterinary Associates que trabajaron en Ape. Pero murió poco tiempo después de su llegada.

Ape tenía 2 años y 4 meses de edad, y había estado en servicio activo para el FBI por poco más de dos semanas.

Ape
"Ape estaba haciendo para lo que estaba entrenado para hacer e hizo el máximo sacrificio por su equipo", dijo la agencia en un comunicado difundido por el agente especial Ann Todd. "Sus acciones fueron heroicas e impidió que sus compañeros pudieran ser gravemente heridos o muertos."

Ape va a ser conducido a la sede de la agencia en Quantico, Virginia, donde será sepultado y que su nombre sea añadido a un muro conmemorativo dedicado a los perros muertos en acto de servicio.

Ape fue el segundo perro táctico del F.B.I. muerto en el cumplimiento del deber, dijo el agente Todd. El 28 de octubre de 2009, Freddy, con 2 años y medio de edad, un Pastor Belga Malinois, que también murió mientras acompañaba a los agentes del F.B.I que trataban haciendo un arresto. Había comenzado con el deber en el F.B.I. en septiembre del 2008.

Aunque el F.B.I. y la policía se negarón a discutir los detalles de por qué y cómo Ape se utilizó en el ataque, los expertos externos, dijeron que su papel fue destacado en el creciente uso de perros por las agencias civiles de aplicación de la ley en algunas de las misiones más peligrosas.

De hecho, el uso del perro en el tranquilo pueblo de Herkimer, Nueva York, es muy similar a la manera de los perros que han sido utilizados por los militares durante más de una década de guerra en Afganistán e Irak.


Un perro acompañó a un equipo de los Navy SEAL en la incursión que causó la muerte de Osama bin Laden y la unidad militar de la elite ha comprado según se informa varios chalecos, equipados con cámaras infrarrojas de visión nocturna, para sus perros.

Las cámaras permiten a un controlador poder ver lo que el perro está viendo desde una distancia de 1.000 metros.

"Se trata de una aplicación militar llevada a la policía local, que es una cosa muy común ahora", dijo Robert S. Tucker, director ejecutivo de T y M Recursos de Protección.

Y con decenas de veteranos entrenados para manejar los perros retirados de los servicios militares, hay más gente capaz de trabajar con los perros en un ambiente civil.

Está muy lejos de cómo los perros se utilizaban cuando la policía de Nueva York adquirió su primer perro detector de bombas hace años - Brandy - en 1971.

Michael Stapleton, un ex policía que trabajaba en la fuerza de patrulla táctica en ese momento, recordó de como veía con escepticismo a Brandy hasta que detecto explosivos en un avión en el aeropuerto Kennedy.

Sin embargo, el señor Stapleton, dijo, en la década de 1980 hubo una resistencia al uso de perros para patrullar lugares sensibles. "La idea era que la gente se ofendía a la actitud agresiva de los perros", dijo Stapleton, quien en 1986 fundó Michael Stapleton Asociados, una firma de consultoría de seguridad.

Eso cambió casi en la noche del 11 de septiembre de 2001.

Los perros ahora pueden encontrar de todo, desde olfatear bichos en las camas a las bombas.

Pero esto no fue hasta hace poco, según los expertos, que los perros comenzaron a ser utilizados en ataques como el de Nueva York.

El F.B.I. dijo que Ape acababa de comenzar a trabajar en el servicio activo el 25 de febrero después de "haber completado exitosamente un curso exigente de entrenamiento táctico".

"Él será extrañado por su familia el F.B.I. ", dijo la agencia.

Por: Marc Santora y William K. Rashbaum – Trad: Erik Farina, Psicólogo Canino y Adiestrador Profesional.

Contacto: psicolmascot@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario