domingo, 14 de abril de 2013

Lucca una perra militar herida de guerra homenajeada

La Perra de guerra Lucca homenajeada en Tuscaloosa

El Cuerpo de Marines League en Tuscaloosa homenajeó a un soldado muy especial el martes.

Lucca es una de las innumerables soldado de cuatro patas que han servido en las fuerzas armadas desde la Segunda Guerra Mundial.

Echando una rápida mirada a Lucca se podría pensar que eran como cualquier otro perro. Ella ama a su juguete masticable y recibe a todo el mundo con afecto. Pero si se mira de cerca se puede ver que tiene una historia que contar.

"Ella encabezaba una patrulla. Ellos llevaban unas cuatro horas con ella. Lucca encuentra un IED, que era su segundo IED durante la patrulla. Mientras ella buscaba el dispositivo secundario se detonó y perdión la pata delantera izquierda," Dijo, el Marine Sargento de artillería. Chris Willingham.

La pata izquierda de Lucca fue arrancada y su pata tuvo que ser amputada después de ese incidente el pasado Marzo en Afganistán. Willingham, su dueño, dice que fue muy afortunada de que no murió o que fuera abandonada con una larga lista de complicaciones.

"Ella fue muy afortunada. Ella no tenía daños permanentes en los ojos, no hay daño permanente de la audición y ninguna metralla interna. Se dañó principalmente el pié la pata izquierda", dijo.

Sin dudarlo, Willingham dijo que Lucca ayudó a mantener a cientos de personas seguras.

"Ella ha encabezado incontables patrullas. Ella estaba en el frente, tenía numerosos hallazgos cuando estaba con ella. Tenía numerosos hallazgos con Cpl. Rodríguez. Quiero decir que no hay duda de que ha salvado vidas", dijo Willingham.

En tan sólo 10 días, dijo Willingham, que ella comenzó a caminar con seguridad. Y su actitud nunca cambió.

"Ella mantiene el mismo espíritu que significa que es la misma Lucca de siempre. Realmente no le afectará. Ella ha pasado por mucho. A través de luchas contra incendios, estado cerca de morteros y ella estaba tan cerca de un IED y ella todavía tiene el mismo espíritu , y la misma personalidad ", dijo Willingham.

Lucca tardó cerca de un mes en recuperarse. Y aunque ella nunca va a volver de nuevo a servicio de combate, ella no está dispuesta a jubilarse. Willingham ha adoptado oficialmente a Lucca.

Lucca ahora sirve como imagen del monumento nacional del perro de trabajo militar. Ella y Willingham viajarán con el monumento por todo el país hasta que se instalen en Texas a finales de este año.

Por: Vanessa Araiza – Trad: Erik Farina, Psicolmascot




No hay comentarios:

Publicar un comentario