miércoles, 1 de mayo de 2013

Adiestramiento Canino. El perro de defensa - 6

¿Cómo debe ser el perro de defensa? ¿Qué raza escoger? - 6

Dogo Alemán

ESTÁNDAR OFICIAL DEL DOGO ALEMÁN (F.C.I.) FCI Nº 235/10.04.2002/E

Origen: Alemania.
Fecha de publicación del Estándar original válido: 13.03.2001

Utilización: Perro de guardia y protección, perro de compañía.

Clasificación FCI: Grupo 2. Perros tipo Pinscher Schnauzer – Molosoides – Perros tipo montaña y Boyeros suizos y otras razas. Sección 2.1 Molosoides de tipo Dogo. Sin prueba de trabajo.

Breve resumen histórico.

Se consideran como antepasados del actual Dogo alemán al antiguo "Bullenbeisser" así como a los "Hatz und Saurüden" (perros de cacería de jabalí) que se situaban entre los poderosos mastines ingleses y un lebrel ágil y rápido. El término "Dogge" fue aplicado en ese entonces a los perros grandes y fuertes que no pertenecían necesariamente a una raza en particular.

Más tarde, fueron utilizados nombres especiales tales como "Ulmer Dogge", "Dogo inglés", "Dogo danés", "Hatzrüde", "Saupacker" y "Gran Dogo" definiendo diferentes tipos de perros de acuerdo al color y tamaño. En el año de 1878 fue integrada en Berlín una comisión compuesta por siete miembros, que eran criadores activos y jueces, bajo la presidencia del Dr. Bodinus, quien tomó la decisión de reunir todas las variedades mencionadas arriba dentro del concepto de "Deutsche Doggen" (dogos alemanes).

De esta manera se comenzó con la base para criar una raza alemana independiente. En el año 1880, durante una exposición llevada a cabo en Berlín, fue establecido el primer estándar para el Dogo Alemán. Este ha sido controlado por el "Deutscher Doggen-Club 1888 e. V." y alterado en algunas ocasiones a través de los años. La versión actual se conforma al modelo de la F.C.I.

Apariencia general

El Dogo Alemán reúne en su aristocrática apariencia general, en una estructura grande y bien dotada, orgullo, fuerza y elegancia. Por su sustancia al igual que si distinción, la armonía de su apariencia, sus líneas bien proporcionadas como así también su cabeza notablemente expresiva impresiona al observador como una noble estatua. Es el Apolo dentro de las razas caninas.

Proporciones importantes

Su estructura es casi cuadrada, particularmente en los machos. El largo del cuerpo (desde la punta del esternón hasta la punta del isquion) debe ser igual a la altura a la cruz; no más de un 5% en los machos y no más de un 10% en las hembras.

Temperamento/Comportamiento

Es amable, cariñoso y devoto con sus dueños, especialmente con los niños. Es reservado con los extraños. Se requiere que sea un perro seguro de sí mismo, no temeroso, fácil de guiar, un compañero dócil y de familia. Debe poseer una gran resistencia a cualquier provocación y no debe ser agresivo.

Cabeza

Región craneal

Cráneo: En perfecta armonía con su apariencia general. Es largo, estrecho, bien marcado, muy expresivo y finamente cincelado (especialmente la zona por debajo de los ojos). Los arcos superciliares bien desarrollados pero sin que éstos sobresalgan. La distancia desde la punta de la nariz al stop y desde el stop hasta la protuberancia occipital levemente definida deberá ser la misma en la medida de lo posible. La línea superior de la caña nasal y la del cráneo deben correr en forma paralela. Vista desde adelante la cabeza debe parecer angosta y la caña nasal debe ser en lo posible ancha mientras que los músculos de las mejillas sólo deben estar levemente definidos, nunca deben sobresalir marcadamente.

Depresión naso – frontal (Stop): Bien definida.

Región facial

Trufa: Bien desarrollada, más ancha que redonda con ventanas nasales bien abiertas. Debe ser de color negro, con la excepción del Dogo alemán arlequín (manchas negras y blancas). En estos últimos es deseable una nariz negra, pero se tolera también una pigmentación en mariposa (parcialmente pigmentada) o de color carne. En los perros azules, la trufa es de color antracita (negro diluido).

Hocico: Profundo y en lo posible rectangular. Bordes de los labios bien definidos. Labios con pigmentación oscura. En los perros de tipo arlequín son tolerados los labios con pigmentación parcial o de color carne.
Mandíbula/Dientes: Maxilares anchos y bien desarrollados. Mordida en tijera fuerte, sana y completa (42 dientes de acuerdo a la formación dental habitual).

Ojos: Medianamente grandes, con una expresión viva amable e inteligente, preferentemente oscuros, forma almendrada, con párpados bien adherentes. En el Dogo alemán azul se permite una coloración ligeramente más clara de los ojos. En los arlequines se toleran ojos claros o bien que ambos sean de distinto color (anisocromía).

Orejas: De inserción alta, caídas por naturaleza, de tamaño mediano. Los bordes frontales cuelgan junto a las mejillas.

Cuello: Largo, seco, musculoso. Inserción bien formada afinándose levemente hacia la cabeza con una línea arqueada y porte erguido con una leve inclinación hacia adelante.

Cuerpo

Cruz: Es el punto más alto del robusto cuerpo. Está formada por el punto más alto de las escápulas y se extiende más allá de las protuberancias vertebrales.

Espalda: Corta y firme en una línea casi recta con una imperceptible caída hacia atrás.

Lomo: Ligeramente arqueado, ancho, con buena musculatura.

Grupa: Ancha, con fuerte musculatura, ligeramente caída desde el sacro hasta la inserción de la cola con la cual se fusiona imperceptiblemente.

Pecho: Alcanza hasta la articulación de los codos. Las costillas bien arqueadas se extienden bien hacia atrás. El tórax es de buena amplitud con antepecho bien definido.

Línea inferior

Vientre retraído hacia la parte posterior, formando una línea curva moderada con la porción inferior del tórax.

Cola: Alcanza hasta la articulación tibio-tarsiana. Inserción alta y ancha, adelgazándose uniformemente hasta la punta. En reposo cuelga hacia abajo formando una curva natural. Cuando el perro está excitado o en movimiento la lleva ligeramente en forma de sable, pero sin sobrepasar mucho la línea dorsal. No es deseable la presencia de pelo grueso por debajo de la cola.

Extremidades

Miembros anteriores

Hombros: Poseen una fuerte musculatura. La escápula larga e inclinada forma un ángulo de aproximadamente 100º a 110º con el brazo.

Brazo: Fuerte y musculoso, pegado al cuerpo; debería ser un poco más largo que la escápula.

Antebrazo: Fuerte, musculoso. Visto de frente o de costado totalmente recto.

Articulación de radiocarpiano: Fuerte, estable, se distingue muy poco de la estructura del antebrazo.

Metacarpo: Visto de frente, fuerte y recto. De perfil, muestra una inclinación muy leve hacia adelante.

Pies anteriores: Redondos, bien arqueados con dedos bien juntos (pie de gato). Uñas cortas, fuertes, lo más oscuras posible.

Miembros posteriores

El esqueleto completo está cubierto por músculos fuertes que hacen que la grupa, caderas y muslos tengan una apariencia ancha y redonda. Las extremidades posteriores están bien anguladas y fuertes, vistas desde atrás son paralelas a las extremidades anteriores.

Muslos: Largos, anchos y muy musculosos.

Rodillas: Fuertes, colocadas en forma casi vertical por debajo de la articulación de la cadera.

Piernas: Largas, aproximadamente de la misma longitud que los muslos. Con musculatura desarrollada.

Articulación tibio-tarsiana (Corvejón): Fuerte, estable, sin desviaciones, ni hacia afuera ni hacia adentro.

Metatarso: Corto, fuerte, casi perpendicular al piso.

Pies posteriores: Redondos, bien arqueados con dedos bien juntos (pie de gato). Uñas cortas, fuertes, lo más oscuras posible.

Movimiento

Armonioso, ágil, cubriendo mucho terreno, levemente elástico. Las extremidades observadas tanto de frente como por detrás deben moverse en forma paralela.

Piel: Pegada, bien pigmentada en los perros con colores sólidos. En los perros de tipo arlequín la distribución del pigmento generalmente corresponde con las manchas.

Pelaje

Pelo: Muy corto, tupido, liso, aplanado y de apariencia brillante.

Color

El Dogo Alemán se cría en tres variedades independientes: leonado y atigrado, arlequín y negro, azul.

Leonado: Leonado dorado pálido hasta leonado dorado intenso. Es deseable una máscara negra. No son deseables pequeñas manchas blancas en el pecho o en los dedos.

Atigrado: Color básico leonado dorado pálido hasta leonado dorado intenso con rayas negras regulares y claramente dibujadas que corren en dirección de las costillas. Es deseable una máscara negra. No son deseables pequeñas marcas blancas en el pecho y en los dedos.

Arlequines (parches blancos y negros, los así llamados "Tigerdoggen"): Color básico blanco puro, en lo posible sin ningún moteado. Parches color negro azabache, irregulares, rotos, bien distribuidos en todo el cuerpo. No son deseables los parches grises o parduzcos.

Negro: Azabache, se permiten marcas blancas. Se incluye aquí también el "Manteltiger" en el que el color negro cubre el cuerpo como un manto, pero el hocico, el cuello, el pecho, el vientre, las piernas y la punta de la cola pueden ser blancos, como así también los ejemplares con un color de base blanco y manchas grandes negras.

Azul: Color azul acero oscuro, permitiéndose marcas blancas en el pecho y los pies.

Tamaño

Altura a la Cruz: Machos: por lo menos 80 cm. Hembras: por lo menos 72 cm.

CARACTER

Un carácter equilibrado.- El Dogo Alemán es, ante todo, un perro tranquilo. No debe utilizar su fuerza excepto en último extremo. Impresiona sin aprovecharse, posee un carácter esencialmente no dominante. Por su naturaleza, ladra muy poco, siempre se muestra tranquilo y razonable, dulce y afectuoso con los más próximos; instintivamente atraído por los niños.

A la vista de los desconocidos se muestra desconfiado y reservado, pero no agresivo. Es un perro fácil de educar. El dogo joven se muestra sensible, por lo que es preferible tratarlo con más dulzura que severidad. Se recomienda un mínimo de firmeza, de forma que sea posible controlarlo perfectamente cuando haya alcanzado su edad adulta.

Uno de los puntos más importantes es asegurarle una buena sociabilidad. El papel del criador es, en este tema, primordial: los cachorros que entregue deben haber sido acostumbrados a los ruidos, al coche, a las personas ajenas a la cría o a los niños. Pero el que lo adquiere debe tomar igualmente el relevo y no confinar a su perro en su propiedad. Todo lo contrario, debe salir fuera el máximo tiempo posible.

Por: Erik Farina, Psicólogo Canino y Adiestrador Profesional

Contacto: psicolmascot@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario