jueves, 28 de noviembre de 2013

¿Por qué hay tanta diferencia morfológica entre las razas caninas?

La gran pregunta es siempre sobre la diferencia de tamaño, pelo o color de los perros, de cómo puede haber tanta diferencia entre las razas, imagínese un Corgi y un Dogo Alemán.

Según un estudio del genoma del perro en el 2010, pudieron llegar a un punto en el que empezaron a entender los mecanismos moleculares que regulan dicha variación entre las diferentes razas caninas. Los investigadores analizaron los avances en la comprensión de los mecanismos que controlan la morfología genómica canina.

Hay más de 400 razas de perros en el mundo, todas miembros del Canis Familiaris. Los autores revisan las características únicas del genoma canino que lo hacen particularmente bueno para los estudios genéticos, y muestran que las razas se pueden dividir en cinco grandes grupos derivados de los antiguos grupos de sus antepasados. Se estudió la variación de las especies de los perros, con su estructura de cría, que ayudan a afinar en los factores genómicos para los rasgos compartidos a través de las especies, incluyendo los análogos de las enfermedades que se producen en la población humana.

Este ensayo pone de manifiesto las características únicas de las poblaciones de los perros que ofrecen ventajas para los estudios genéticos, así como los recientes avances en genómica canina que muestran cómo los mecanismos genéticos pueden controlar definitivamente los rasgos de la raza. Por ejemplo, la búsqueda de los genes para un rasgo destacado en más de una raza (como las patas cortas) se simplifica debido a la diversidad genética observada entre las razas. También es más fácil de identificar las enfermedades de los genes en los perros, que en el mucho más diverso de la población humana.

Varias características del genoma del perro puede conducir a las grandes diferencias entre las razas de los perros domésticos, generando una mayor tasa de nuevas variantes, no letales en el genoma del perro, que están entonces disponibles para ser seleccionadas para los criadores. Se comentan varios descubrimientos que correlacionan un gen para un rasgo en particular de las patas cortas característicos de las razas como los perros de raza Teckel y los Corgis, al diferenciar treinta veces el tamaño del esqueleto del perro, la textura de la piel y el color.

El genoma del perro es un modelo extraordinario para el estudio genómico debido a la combinación de las prácticas en la cría selectiva y quizá la capacidad única de esta especie a sufrir cambios moleculares de adaptación.

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino)


Copyright 2013 Psicolmascot. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed. - Derechos de autor 2013 Psicolmascot. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reformado o redistribuido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario