miércoles, 18 de diciembre de 2013

Cómo los perros ayudan a prevenir las alergias en los niños.

Los investigadores revelan las microscópicas razones por la que los perros nos protegen contra las alergias.

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que los niños que crecen con una mascota, como un perro o un gato, o que viven en una granja con un montón de ganado son menos propensos a desarrollar asma o alergias. Ellos no saben qué es exactamente lo que protegió a estos niños, pero se especuló que tenía algo que ver con la "hipótesis de la higiene", la idea de que los estilos de vida modernos son demasiado limpios, por lo que nuestros sistemas inmunológicos no están suficiente expuestos a las bacterias, los virus y los parásitos para construir una inmunidad adecuada.

Ahora, los investigadores creen que se están acercando a una posible explicación.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan han expuesto a un grupo de ratones al polvo de la casa de una persona que vive con un perro, entonces estos y un grupo de ratones que no recibieron el polvo de la casa del perro, estuvieron expuestos a dos alérgenos relacionados con el asma (incluyendo compuestos de cucarachas) rociados. Los ratones que habían estado expuestos al polvo de la casa del perro mostraron una inflamación mucho más baja en sus vías respiratorias y produjeron menos mucosidad que los ratones que no recibieron el polvo o el polvo de una casa sin perros.

Pero no era el polvo lo que era el protector, pero si lo que vivía en el polvo, unos microbios que en realidad remodelan la comunidad de organismos que viven en el intestino de los roedores. Estos cambios influyeron en la respuesta inmune de los ratones y su capacidad para luchar contra ciertos alérgenos.

Específicamente, los investigadores encontraron que una sola bacteria llamada Lactobacillus johnsonii era muy prominente en los intestinos de los ratones que vivían con el polvo relacionada con el perro. Cuando los investigadores les dieron una forma viva de la bacteria a los ratones que no habían estado expuestos al polvo del perro, encontraron que los animales desarrollaron una protección similar contra los alérgenos que los ratones expuestos polvo que tenían el perro.

Lo que es más alentador sobre estos hallazgos, publicados en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias, es el hecho de que el polvo asociado con los perros parecía dar lugar a una respuesta inmune contra los microbios que se han relacionado con el asma en los niños. Así que los resultados podrían conducir a futuros estudios sobre cómo manipular las bacterias intestinales, posiblemente con probióticos u otras estrategias microbianas, podrían tratar o proteger a los niños de las alergias y el asma.

Por: Alexandra Sifferlin – Tra: Erik Farina

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino, Especialista en Comportamiento Canino)


Copyright 2013 Psicolmascot. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed. - Derechos de autor 2013 Psicolmascot. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reformado o redistribuido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario