miércoles, 27 de febrero de 2013

Cepille los dientes de su perro para evitar problemas graves de salud


Más del 80 por ciento de los perros de 3 años o mayores sufren de enfermedad periodontal. Los problemas dentales pueden hacer que sangren y sea doloroso cuando comen y causen una infección. Si se deja sin tratar, puede incluso llevar a problemas muy graves como la enfermedad del corazón.

El cepillado también evitará el mal aliento del perro, que puede ser causada por una acumulación de bacterias en la boca de su perro.

Cepillar los dientes de su perro regularmente es una parte muy importante del cuidado de su perro. Una vez que su perro se acostumbre a este hábito saludable, incluso podría desear que le mire la boca.

¿Con qué frecuencia debo cepillar los dientes de mi perro?

Usted debe comenzar la rutina dental de su perro cuando es un cachorro. Incluso si su perro está adulto, no espere hasta que surgen los problemas.

Si su perro es muy propenso a la formación de sarro, entonces debe cepillarle los dientes todos los días. Por lo general, un cepillado semanal mantendrá su boca sana.

¿Qué tipo de cepillo de dientes y pasta dental debo utilizar?

Utilice un cepillo específico para los dientes del perro, que es más pequeño y tiene las cerdas más suaves que los cepillos para las personas. Los cepillos de dientes para perros que se colocan sobre el dedo también son una opción, al igual que varias esponjas y almohadillas que limpian los dientes de su perro. Alternativamente, se puede envolver una gasa alrededor de su dedo y frotar los dientes de su perro.

Nunca use su propia pasta de dientes en su perro, ya que es demasiado alta en sal y fluoruro. Su perro se traga la pasta de dientes (a menos que usted tiene un perro inteligente que se entrena para escupir, enjuagar y hacer gárgaras!), Causando un malestar estomacal. La mayoría de las tiendas de las mascotas venden pasta de dientes para perros, que vienen en sabores agradables como hígado.

¿Cómo puedo hacer que mi perro se acostumbre a tener sus dientes cepillados?

Como con cualquier nueva experiencia, puede tener un poco de tiempo para que su perro se acostumbre a la sensación de tener sus dientes cepillados. Las cosas van a ir mejor si usted sigue estos pasos:

1. Comience ni tan siquiera usando un cepillo de dientes, pero sólo tocando y acariciando las mejillas de su perro.

2. Progrese tirando suavemente de los labios y el roce de su dedo en sus dientes y encías. Asegúrese de que recibe su recompensa con golosinas y elogios para mantener la calma mientras lo hace.

3. Enseñe a su perro su cepillo de dientes dejándolo olfatear y lamer. Suavemente frote alrededor de su boca, y hágalo de manera que pueda ponerlo en su boca.

4. Frote un poco de pasta de dientes en el dedo y deje que su perro se la coma.


¿Cómo cepillar los dientes de mi perro?

-Antes del cepillado, debe examinar los dientes de su perro y las encías. Compruebe si hay alguna placa o sarro en los dientes y las encías están rojas o inflamadas. Si este es el caso, lleve a su perro a su veterinario primero para tener sus dientes profesionalmente limpios con unas herramientas específicas dentales. De lo contrario sus esfuerzos de cepillado serán en vano, o en el caso de las encías inflamadas, puede causar dolor al perro.

-Cepillar los dientes de su perro es como cepillarse uno los dientes. Asegúrese de ir a todas partes, y a sus muelas, también.

-Trate de que sea una experiencia divertida para su perro para que no se resista a sus futuros intentos de lavarle los dientes.

-Si es necesario, sólo debe empezar con unos cuantos dientes al principio, y continuará en la boca hasta que todos estén limpiados. Elógielo y recompénselo con un regalo después.

¿Qué más puedo hacer para evitar que mi perro pueda tener más problemas dentales?

Para mantener los dientes de su perro sano, usted puede darle suplementos de té verde. Los estudios han encontrado que el té verde reduce la acumulación de sarro y las bacterias, lo que ayuda a prevenir las caries, la gingivitis y la enfermedad periodontal.

El té verde reduce la acumulación de sarro y bacterias orales y, para los perritos regordetes, inhibe la absorción de grasa y estimula el metabolismo para promover el control de peso.

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino, Especialista en Comportamiento Canino

No hay comentarios:

Publicar un comentario