lunes, 25 de febrero de 2013

El Adiestramiento del cachorro, las caquitas


Las personas que intentan educar a su cachorro donde deben hacer sus caquitas, y le enseñan un lugar en casa y lo intentan que lo hagan fuera. Al intentar adiestrarlo dentro, colocándole un lugar donde puede hacerlo y luego al querer que lo haga fuera, puede confundirlo.

El adiestramiento en casa puede ser un ejercicio muy frustrante y consume tiempo. El proceso puede haberle tomado más tiempo debido a la confusión adicional para su perro en el que se le enseña tanto los métodos dentro y por fuera de casa.

Tu perro ha aprendido que la caca en el suelo es lo correcto a hacer, así que le recomiendo que no lo reprenda por ir allí, ya que esto sólo servirá para confundirlo aún más. En su lugar, usted debe comenzar animándole a ir a otro lugar, lo que se puede hacer de varias maneras.

En primer lugar, debe eliminar los excrementos (caca) desde el interior de su casa, y los puso en un área designada de su patio o exterior. Es importante que su perro tenga un lugar regular donde pueda volver, (que es como él ve el suelo del interior en el momento). Cuando lleve a su perro al aire libre, siempre lo llevará a su lugar designado en primer lugar. Permítale poder oler sus caquitas, y espere a que esto lo animará a hacer sus necesidades en ese ámbito. Los perros son animales de costumbres, y volverá a una zona que saben que han estado antes, que la pueden reconocer por el olor.

Si lo hace aliviar a sí mismo en su presencia, se le debe alabar y hacerle una gran felicitación para que desarrolle una relación positiva con él.

También es muy importante poder hacer que el área del suelo del interior de la casa sea lo menos atractivo. Usted puede hacer esto asegurándose que se limpie bien el área que normalmente utiliza su perro, y luego quitar el olor del perro mediante el uso de un producto de buena calidad neutralizador de olores. Asegúrese de que no está utilizando ningún producto de limpieza que contengan amoníaco o cloro, como el olor de estos a menudo puede confundirse con la orina.

También se recomienda, después de haber limpiado el suelo del interior, debe iniciar la alimentación de su perro en ese lugar. Esto se aprovecha de la renuencia de los perros para hacer sus necesidades en un lugar donde comer. Alimente a su perro en ese lugar durante una semana, y con esperanza usted debería encontrar que él deja de usar aquel punto como un inodoro.

Asegúrese de que usted lo lleva afuera en ocasiones regulares para poder hacer sus necesidades.

Con el fin de evitar que su perro ladre cuando quiere evacuar, en primer lugar, debe determinar la razón de sus ladridos. Hay una serie de razones por las que un perro se mostrarán este tipo de comportamiento - por miedo o el comportamiento territorial dominante, por aburrimiento, o como atención del comportamiento de búsqueda.

Si usted ha puesto a su perro en hacer sus necesidades, entonces cuando el tiene ladrado, usted lo habría dejado salir otra vez y tratar de consolarlo, luego que accidentalmente le enseñó que para poder volver a salir a hacer sus necesidades y conseguir su atención, tiene que ladrar. Si este es el caso, entonces, para enseñarle que sus ladridos no son eficaces, usted tendrá que empezar a ignorar el comportamiento por completo, y sólo le permite salir hacer sus necesidades cuando está en silencio.

También podría estar ladrando por angustia, y si es así, puede que sea mejor simplemente tenerlo en casa cuando usted está fuera. Es un error muy común que los perros serán más felices si los dejamos a la intemperie, pero a menudo esto no es el caso. Si su perro está acostumbrado a que se queda en el interior, luego al estar al aire libre y por su cuenta podría ser un ajuste bastante y muy estresante para él.

Si él está ladrando por aburrimiento, a continuación, asegúrese de que tiene juguetes interactivos para mantenerlo ocupado.

Si está seguro de que su perro no está reaccionando por miedo, a lo mejor le gustaría hacer una visita a su psicólogo canino o veterinario y obtener ayuda. Con un poco de paciencia le ayudaran a evitar que ladre. Tan pronto como el deja de ladrar, recuerda que debes alabarlo por lo que él sabe qué comportamiento tiene una reprimenda, y qué comportamiento tiene elogios. Asegúrese de que esté con juguetes interactivos y cambiárselos a menudo o comprándole unos nuevos, para que esté entretenido y pueda estimular su mente.

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino)


Copyright 2013 Psicolmascot. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed. - Derechos de autor 2013 Psicolmascot. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, transmitido, reformado o redistribuido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario