miércoles, 17 de septiembre de 2014

¿Los perros domésticos entienden las acciones humanas como un objetivo dirigido?

Los perros miran a una persona que interactúa con un nuevo objeto más tiempo que una persona que interactúa con un objeto conocido llevándolo a un lugar diferente, lo que sugiere la de una percepción de la conducta dirigida a objetivos, de acuerdo con un nuevo estudio publicado el 17 de septiembre 2014 en la revista de acceso abierto PLoS ONE por Sarah Marshall-Pescini de la Universidad de Milán, Italia, y sus colegas.

Como los niños se desarrollan social y mentalmente, aprenden a prestar atención a las acciones pertinentes a ellos, las personas, tales como acciones hacia un objetivo o una conducta dirigida a unas metas. Los científicos sugieren que los primates no humanos pueden tener la capacidad de percibir la conducta objetiva dirigida, y los perros, que pueden ser especialmente sensibles a las señales de comunicación humana, también pueden tener la misma capacidad.

Los autores de este estudio adaptaron un Test utilizado para bebes de 5 meses de edad para investigar a si 50 perros con un objetivo atribuido dirigido a acciones a una persona, pero no a una caja de negra mientras estaban cada uno interactuando con otro objeto. Después de aclimatarse a las condiciones ambientales, los investigadores expusieron a los perros a dos conjuntos de ensayos, uno en el que los humanos o la caja negra interactuaron con el mismo objeto que se les acostumbró anteriormente, colocado en una nueva ubicación, y una segunda donde el humano o caja negra interactuado con un nuevo objeto colocado en la misma (aclimatación) ubicación.

Similar a los bebés, los perros miraban durante más tiempo en la persona que interactúa con el nuevo objeto en la misma ubicación en lugar de un mismo objeto que se trasladó a una nueva ubicación. Los investigadores no encontraron diferencias entre los ensayos con sólo la caja negra interactuando con el objeto aclimatados o nuevo.

Estos resultados pueden proporcionar la primera evidencia de que una especie no primates pueden ser capaz de percibir las acciones de otro individuo como objetivo dirigido. Los autores sugieren que los perros pueden ver las acciones de los seres humanos, pero no de las cajas negras, como objetivo dirigido, aunque se necesitan más estudios para aclarar si estos resultados se derivan de los procesos cognitivos o alguna otra cosa. Plos One

Copyright © Psicolmascot. Por: Erik Farina (Psicólogo Canino, Especialista en Comportamiento Canino)



No hay comentarios:

Publicar un comentario