viernes, 4 de junio de 2021

Como llevar al Perro en el Barco


 


Si vas a llevar a tu perro a bordo de un barco, debes invertir en un chaleco salvavidas y asegurarte de que tiene acceso a un montón de agua y sombra.


El verano ya está aquí y es el momento de sacar el barco a fuera y dirigirse al mar. Si usted es propietario de un perro, usted puede estar planeando llevar su perro en el viaje. Antes de que suba a su perro a bordo, debe echar un vistazo a nuestras recomendaciones de seguridad y asegurarse de que está preparado para el viaje.


Consejos de seguridad para llevar a los perros en el barco


Antes de subir al barco


1- Desarrollar un plan en caso de que su perro caiga por la borda. Sugerimos la creación de un plan de juego, incluso antes de llevar a su perro en un barco. Se puede hablar de lo que cada uno haría si su perro cae por la borda. Vas a apagar el motor, irás a parte parte de la embarcación donde está el perro para llamarlo, etc... Piensa en ello antes de tiempo y practica con tu perro, si usted tiene la oportunidad.


2- Invierta en un chaleco salvavidas. Es importante que su perro tenga un chaleco salvavidas antes de que usted lo lleve hacia el agua. Usted puede pensar que su perro es un buen nadador, pero dependiendo de las condiciones, incluyendo el clima y las corrientes, podría enfrentarse a varios problemas. Si tienes que tirar de tu perro para sacarlo fuera del agua, necesitarás algo donde poder agarrarlo. La mayoría de los chalecos salvavidas tienen un asa para que pueda levantar y tirar de ellos hacia fuera. Usted no quiere tener que coger a su perro nunca por el cuello.


Debes comprobar el tamaño del chaleco salvavidas de su perro antes de comprarlo y comprobar de ver dónde caen las correas y hebillas para asegurarse de que está cómodo. Asegúrate de que el chaleco salvavidas de su mascota se ajusta correctamente y tiene un color llamativo para su máxima visibilidad.


Debes de dar a tu perro la oportunidad de practicar la natación con el chaleco salvavidas antes de llevarlo a cabo en el agua. Dale a tu mascota la oportunidad de acostumbrarse a usar el chaleco salvavidas antes de que realmente esté en un barco.

 

3- Lleve un botiquín de primeros auxilios. Asegúrese de tener un botiquín de primeros auxilios abastecido en su barco. La Sociedades Protectoras de Animales recomiendan una serie de suministros específicos para las mascotas y elementos útiles para incluir. Para un buen botiquín específico en un barco, sugerimos tener una pomada antibiótica para los rasguños, y por supuesto, asegurarse de que tiene un buen suministro de los medicamentos que su perro puede necesitar.




4- Visitar el barco con su mascota antes de su viaje. Deje que su perro se familiarice con su barco antes de llevarlo a cabo en el agua. Si esta es su primera vez en el barco, recomendamos que lo lleve para visitarlo mientras está en un remolque o en el muelle para que pueda acostumbrarse a su entorno en un ambiente seguro.


5- Consulte las leyes locales sobre los perros y los barcos. Si bien no hay restricciones o requisitos legales nacionales referentes a tener animales en su barco, vuelva a comprobar las leyes locales, ya que las normas pueden variar por provincia. Además, si va a entrar en aguas internacionales, busque las leyes extranjeras sobre los perros en los barcos.


Cuando ya estás en el barco


6- Haz una salida corta con tu perro en el barco de 15 minutos. Lo mejor es hacer en el barco una primera excursión breve con su perro para que pueda adaptarse a los movimientos del barco. La primera vez que están en un barco también pueden marearse, así que ten cuidado con eso. Si el mareo se vuelve severo, consulte a su veterinario acerca de posibles medicamentos para futuras salidas.


7- Mantenga a su perro hidratado. Si vas a estar fuera en el barco al sol todo el día, tenga en cuenta de que su perro puede estar en peligro de sobrecalentamiento, un golpe de calor. Los perros pueden calentarse si no tienen agua suficiente, debes acordarte de tener un montón de agua fresca a mano y poner un bebedero para tu perro. También proporcionarle una buena sombra.


8- No te saltes ninguna protección solar. También es importante recordar que si su perro va a pasar tiempo al sol, es posible que necesite protección solar. Recomendamos llevar una ligera crema en spray SPF 25 sin aroma. Tienes que ser consciente de que las superficies de las embarcaciones tienden a estar muy calientes bajo el sol. Sepa qué las áreas se calientan y debe proteger los pies de su perro.


9- Usar el sentido común. La mejor cosa que usted puede hacer cuando se tiene un perro en su barco es usar el sentido común. Si hay áreas que pueden llegar a ser resbaladizas y hacer que su perro se caiga, debe bloquearlas. Además, siempre sabiendo la ubicación de su perro le ayudará a ser consciente de si está en peligro.


Presten atención en donde están las mascotas en todo momento, al igual que lo harían con los niños.


Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot 

miércoles, 2 de junio de 2021

Trastorno de miedo, ansiedad y estrés en el perro

Erik Farina con Balú

 

El Trastorno Miedo Generalizado, Ansiedad y Estrés en el Perro


Erik Farina con BALÚ un Golden Retriever de 2 años y 6 meses, que había pasado anteriormente por otros tres malos adiestradores desde que era cachorro a adulto y varios cursos de adiestramiento donde utilizaron el collar eléctrico. Fueron adiestramientos desde cachorro con obligación y castigo con fuerza, típicos métodos televisivos.


Balú me llegó a mi presentando un Trastorno de Miedo Generalizado con ansiedad, estrés y angustia en un grado muy alto, con déficit de atención, tenía un bloqueo mental y una excesiva timidez. Balú presentaba un daño psicológico grave, originado por crueldad y sobre todo por errores en el adiestramiento severamente que le causaron esos anteriores adiestradores, sobre todo en una fase crítica como es cuando es un cachorro, que son los periodos de máxima expansión sináptica del cerebro. 


Esta falta de estímulos durante el desarrollo lleva a una malformación de zonas nerviosas especializadas para la gestión de informaciones sensoriales. Estaba afectada su salud emocional, la incapacidad de Balú de regular su actividad sensorial no le permitía desarrollar estrategias de adaptación al nuevo entorno desencadenándose así el riesgo de alteraciones emocionales.


Erik Farina con Balú


Utilice mi método un tratamiento de rehabilitación de desensibilización, una recuperación psicológica para Balú para quitarles estos trastornos que presentaba, por un daño psicológico grave, originados por crueldad y por errores en el adiestramiento severamente que fue sometido, presentando un miedo creado por los anteriores adiestradores. Lo he rehabilitado psicológicamente recuperando su equilibrio cognitivo, con mucha delicadeza y cariño. Balú mejoro su gestión emocional para adaptarse a ciertas situaciones que estaban impidiendo que fuera todo lo feliz que debería ser.


Ahora Balú es un perro muy feliz, un Golden Retriever equilibrado y bonachón como debe ser, disfruta de sus paseos, juegos, se relaciona con otros perros y olfatea el mundo que le rodea, creando alternativas a las respuestas emocionales más adaptativas y sanas de su entorno.


Balú

 

Por: Erik Farina (Etólogo Canino)


PSICOLMASCOT


Contacto:
psicolmascot@gmail.com


Copyright © Por: Erik Farina - Psicolmascot